Buscar este blog

3 de septiembre de 2018

¿Podría Alonso regresar a Ferrari?....(la decepción de los tiffosi con Vettel lo impulsa)



Lo de Vettel y la afición italiana se veía venir. Lo mismo que su antaño  exitosa relación con la prensa transalpina. La exigencia en la Scuderia es máxima desde sus inicios en la F1, pero todavía lo es más cuando disponiendo de un monoplaza competitivo sus pilotos no brillan a la altura de sus autos. Lo sucedido en Monza, la casa de la marca del Cavallino, sería una anécdota desafortunada en cualquier otro equipo, incluso en la Ferrari de hace un par de años...pero no en la de este año por el mero hecho de que tienen el mejor monoplaza de la parrilla. Sus rivales lo saben, Arrivabene lo sabe, la prensa italiana lo sabe y la afición tres cuartos de lo mismo. Por eso, el error de hoy, no sólo distancia a Vettel del Campeonato, sino, y lo que es más importante, de su relación con la prensa y los tiffosi italianos. El cuento de hadas se acaba y ya hay quien se acuerda de Alonso. La sombra del asturiano es alargada y más desde que le dio por publicar esa foto en las redes sociales en las que ensalza su amor por italia, por Ferrari y por los aficionados italianos en particular. No pudo llegar en mejor momento...

Que Alonso es listo lo saben todos los pilotos en la parrilla, que sabe usar las redes sociales también. Y que sabe lo que se jugaba hoy en Italia no creo que lo ponga en duda nadie. Es el año de su retirada, de despedirse de todos aquellos que han significado tanto en su trayectoria. Pero de la misma manera que no tuvo una foto especial para Renault, el equipo que le dio sus dos mundiales, sí la tuvo para ese equipo y esa afición con la que parecía que no guardaba buen recuerdo por no ganar ningún mundial con ellos y salir de aquella manera de la Scuderia Nada más lejos de la verdad, a tenor de lo publicado por Fernando. La declaración de amor era hacia lo italiano, comenzando por recordar que desde los tiempos del karting, pasando por  Minardi, Briatore, Ferrari, y su mujer, su conexión con Italia era esencial en su vida. No debería extrañar la foto por tanto. ¿O  sí? Porque otra manera de verlo era la de reconciliarse con los tiffosi como primer acto necesario para que lo que parecería imposible en otros tiempos ahora fuera algo no completamente descartable. Es un "os sigo llevando en el corazón" en toda regla. A los españoles, italianos y aficionados latinos en general se nos gana por la parte emocional como norma general. Y Fernando quiso asegurarse de no errar el tiro en ese primer paso, en ese primer acercamiento, consciente de que la única opción de volver a un equipo grande pasaba por Ferrari, que le conocen y sabe como trabaja.

No deja de ser una elucubración, es bien cierto, Pero no lo es menos que con esa foto Fernando sabía que mataba dos pájaros de un tiro: en pleno GP de Italia, con Vettel luchando por el Mundial, recordar que la última vez que ganó Ferrari en Monza fue con él a los mandos, añadía presión al alemán y además le reconciliaba con los tiffosi. Y el fracaso de Vettel atrae la sombra alargada de Alonso por Italia, donde era querido e idolatrado. El fracaso del alemán, por tanto, es la llave para acceder a Maranello. No porque lo fueran a cambiar por Fernando, por supuesto, sino porque la única manera en la que Alonso tenga una opción de regresar a Maranello es con la decepción de todo un país con ese piloto que estaba destinado a conseguir lo que Alonso no fue capaz: el Campeonato del Mundo con Ferrari. Y de momento, visto lo visto, la sensación que está quedando con el alemán es que no está a la altura del coche que pilota, que a causa de sus continuos fallos el coche no está donde debería: liderando la clasificación del Campeonato del Mundo con solvencia. La pregunta que se hacen los aficionados italianos, por tanto, es ¿donde estaría Alonso con ese monoplaza? Porque si en 2010 y en 2012 perdió el mundial en la última carrera, no es menos cierto que los monoplazas de aquellos años estaban muy lejos de tener la superioridad que tiene el monoplaza de ahora, el mismo que pilota Vettel y en el que hasta Raikkonen le pone en aprietos, como en Monza ha sucedido este fin de semana. Ese mismo Raikkonen al que Alonso aplastaba sin piedad en cada carrera. Y la actuación del segundo piloto de Ferrari siempre nos da una idea de donde se encuentra el coche de ese año por naturaleza.

Pensar en Alonso regresando a Ferrari es algo parecido a un sueño imposible. Irracional incluso. Pero en la F1 todo va y viene según los resultados de la última carrera. Y en un fin de semana que parecía destinado a descubrir el ascenso de Leclerc al equipo italiano, Raikkonen salió rebelde, superó a Vettel por la pole, y rompió ese anuncio que se daba por seguro. Es más grave incluso si pensamos que perdieron la victoria. En Monza, donde Ferrari anunciaba los pilotos, no hubo anuncio alguno. Y ahora, sin prisa alguna por anunciar nada, puede más el dolor de ver como se escapa el mundial que la ilusión por descubrir quien será el escudero de Vettel. Porque la cuestión ahora no está en saber quien será el segundo piloto, sino en saber si Ferrari podrá ser Campeón del Mundo este año, o en el peor de los casos, la temporada que viene, con Vettel al mando. Y la fe en su primer espada no es sólo importante sino crucial si vas a meter a un joven piloto a su lado. A Leclerc no se le podría pedir el mundial en su primer año en Maranello, sería de locos. Con lo que todo el peso recaería sobre el piloto de Heppenheim. Si la fe se pierde este año, que es cuando tienen un coche claramente ganador que sería suficiente para ser Campeón ¿que necesidad hay de apostarlo todo a un piloto que cuando ha tenido un coche para ganar el mundial no lo ha hecho por cometer errores infantiles, fruto de no saber gestionar su cabeza?. Es ahí donde tendría poco sentido abordar la apuesta por un joven piloto si sabes que tu primer espada no va a poder ganar el mundial aunque le des un coche ganador. Perder este mundial sería doloroso, pero perder dos seguidos con un coche ganador sería imperdonable en Ferrari. La prensa italiana no perdona y ya están empezando, de hecho, a señalar al verdadero culpable: Vettel. 

Mucho habría que mover para que Alonso regresara a Maranello después de haber anunciado su salida de la F1. Demasiado, dirían algunos. Pero es el propio Fernando el que ha reconocido que volvería si fuera a luchar por la victoria. ¿Quien no, verdad? Si Ferrari le llamara tendría, por tanto, muy fácil explicar su continuidad en la F1. ¿Y que tendría que pasar para que desde Maranello le llamaran? La pregunta lógica, por tanto, a la que vamos a intentar responder. Hace 2 meses hubiera sido imposible pensar en esta posibilidad, seamos honestos. Y aun hoy lo sigue pareciendo. Pero Ferrari es Italia, pasión por tanto, y una decepción mayúscula con su primer espada ayudaría en esta situación. Una decepción que sólo podría darse con otro error del alemán en Singapur que le pusiera muy cuesta arriba el Campeonato y que hiciera bramar a toda Italia contra aquel piloto que veían como el sustituto ideal de Alonso. La idea a instalar de que el alemán no está a la altura de Ferrari ni del piloto que hacía milagros con coches que no pertenecían a los lugares donde él los colocaba sería propicia para que ese movimiento, para que esa llamada al asturiano, se diera. Una llamada que sería muy bien recibida por Liberty, a la que se le harían los ojos chiribitas sólo de pensar en una lucha Alonso-Vettel el año que viene. Pero por mucho que Alonso y Liberty quisieran, el muro a derribar es el de Arrivabene y Camillieri, y para ello la presión debería ser insoportable. Por eso el error de Vettel debería ser de bulto y muy burdo, del tipo que hicieran dudar que es el piloto adecuado para luchar por el Mundial. Y hasta entonces, además, deberían estar los italianos previamente cuestionándose la figura del alemán, que sin ser cosa fácil, ´si al menos parece haberse iniciado esa corriente. Alonso podría volver, porque ni Raikkonen ni Leclerc parecen candidatos el año que viene a ganar el mundial. Y si ellos no son la apuesta y Vettel no gana Campeonatos con coches preparados para ello ¿quien va a conseguir el Mundial para los de Maranello cuando ya disponen de coche  para hacerlo?...

2 comentarios:

iñaki dijo...

Y no habiendo fichado a Ricciardo, añadiría, ni ha Verstappen.

Dhruvit Rathod dijo...

I also think Ferrari need to sign Fernando. Because he is the only man who beat lewsL

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"