Buscar este blog

16 de mayo de 2018

¿Es la hora de cambiar la sede del GP de España de F1?

Resultado de imagen de circuito de jerez f1 test

Esta empieza a ser la pregunta entre los aficionados tras la disputa de la enésima carrera monótona en el circuito de Montmeló y la polémica del himno en el reciente GP de España de F1. Si la monotonía era una norma en la carrera celebrada en nuestras tierras en todas (o casi todas) las ediciones que habíamos tenido hasta ahora en el circuito catalán, no menos cierto es que esta vez viene tras 4 carreras emocionantes, llenas de sorpresas, que habían puesto el listón muy alto para un Gran Premio que no suele dar carreras muy entretenidas. Si eso no fuera suficiente, la polémica surgida por la versión corta del himno de España en comparación con la versión extra-extendida del de Cataluña, ha conseguido que la afición haya comenzado a expresar su hartazgo y pida de una vez por todas el cambio de sede del GP de España. Ahora bien, ¿que alternativas hay?...

Circuitos en España tenemos para aburrir, fruto del comienzo de la época dorada del Motociclismo en nuestro país hace ya unos cuantos lustros, o casi mejor unas cuantas décadas, cuando los Nieto, Aspar, Pons, Garriga, Alzamora, Crivillé, Puig y compañía nos bañaban de podios, victorias y Campeonatos. Ello hizo que los políticos quisieran que su respectivas comunidades autónomas, provincias, ayuntamientos...tuvieran al menos uno propio en el que celebrar una cita del Mundial sobre dos ruedas. Circuitos como los de Cheste, Albacete, Jerez de la Frontera, Navarra, Jarama, Monteblanco u otros más recientes como el del Valencia Street Circuit, Motorland Aragon o tantos otros menos conocidos y repartidos por la geografía española hace que haya alternativas a un hipotético cambio de sede del GP de España. Eso, por no hablar de los posibles circuitos urbanos, especialmente en Madrid o Sevilla, que por razones de turismo e intereses empresariales tan bien cuadran en esa concepción que la F1 tiene desde hace unos cuantos años a la hora de añadir trazados al mundial. Baku, Singapur, Rusia...y dentro de poco Miami. Si hay interés por ambas partes, la F1 no tiene ningún problema en añadir pistas urbanas a su calendario, más bien todo lo contrario. La posibilidad de generar una mayor cantidad de networking, llegando a la clase política y empresarial del país, más accesibles de esta manera, así como el mayor impacto a la hora de publicitar el territorio visitado hace que todas las partes ganen mucho más. Un "win-win" de toda la vida. Por eso, la posibilidad de sustituir la pista de Montmeló por otros circuitos no sólo debe circunscribirse a la opción de los circuitos permanentes, la opción urbana está siempre ahí.

PISTA ABURRIDA

La primera crítica que se le hace a Montmeló es que es una pista que da carreras tremendamente aburridas por sus pocos puntos para adelantar y lo poco que el trazado perdona los errores de conducción. A ello hay que añadirle que los pilotos y los equipos se lo conocen de memoria de tanto rodar allí en la pretemporada. La posibilidad de fallos, por tanto, es mínima. Es un circuito de ritmo, de trazar fino, de mover el monoplaza con la precisión de un cirujano, donde la aerodinámica cuenta, pero donde además los movimientos bruscos o trazadas alternativas en el último instante con son bien recibidas por las curvas del circuito catalán. Por ello los adelantamientos brillan por su ausencia y eso a pesar de los cambios tan polémicos que se le introdujeron a la última curva antes de la recta de meta. Otros años se daba por descontado que era una pista aburrida con la que había que contar debido a que es donde se prueban los monoplazas en los tests de pretemporada. Hoy en día, ya no parece suficiente tras ese cambio que quiere realizar la F1 en favor del espectáculo. Hay quien defiende que su organización de la carrera es ejemplar, pero ante esto también cabe preguntarse ¿de que sirve una película bien filmada si es tremendamente aburrida y no gusta a los espectadores?. Lo mismo pasa con la carrera. Una buena organización siempre debe contar para bien, pero no debe ser el único factor a la hora de crear un "show". El aburrimento bien organizado sigue siendo aburrimiento al fin y al cabo.

INVASIÓN DE LA POLITICA

Que la F1 ha sido siempre un deporte diferente al fútbol es bien conocido en cuanto al tipo de aficionado que solía atraer a los circuitos que forman el Campeonato. Hay emoción y pasión, pero no de la manera tan "hooliganizada" como se ve en los campos de fútbol. Los españoles (junto con los italianos, mexicanos y brasileños) quizás seamos los más pasionales y ello se acepta de buen grado porque hasta ahora estaba bien enfocado, siempre en lo positivo (animando a sus héroes) y nunca en lo destructivo. Sin embargo, la reciente politización que se está viviendo en Cataluña para todo lo relacionado con los eventos que la pueden proyectar internacionalmente, está provocando que la situación se esté complicando innecesariamente. La situación que se dio el Domingo con los himnos fue rocambolesca y vergonzante. La duración del himno Catalán, exageradamente larga para lo que estila en este tipo de actos, y más si lo comparamos con la versión reducida del himno español (cuando consta como GP de España) hizo que los propios pilotos se extrañaran porque se estaban quedando sin el tiempo habitual para preparar la carrera: de los 15 minutos habituales a los poco más de 11. En F1 el tiempo se mide en segundos, décimas de segundo e incluso milésimas. Esos 4 minutos de más fueron un mundo.

Sin embargo, no estamos ante una mera cuestión deportiva aquí. No son sólo los 4 minutos robados a los pilotos en su preparación para la carrera por una mera cuestión de robo de protagonismo, es la apropiación de la carrera por parte de una región que intenta hacer creer que se trata del GP de Cataluña y no realmente del GP de España ante lo que estamos todos los años. Es un intento de quedar por encima, quitar el protagonismo al país al que representa la carrera. Eso ha indignado a los aficionados, que hartos ya de tener que aguantar que todos los años el GP de casa se celebre en un circuito que da carreras aburridas (cuando el carácter típico del español es sinónimo de todo lo contrario) han pasado por fin a la ofensiva y se han posicionado claramente en favor de que se traslade la carrera que representa a todo el país a otro trazado, algunos llegando a sugerir que incluso se cambie de localidad y comunidad, en vista de como están evolucionado los acontecimientos en el terreno político en los últimos tiempos. No ya sólo no tenemos carreras atractivas aquí, sino que se intentan apropiar del país al que representa el Gran Premio, intentando quedar por encima de él con un tema tan nimio como el de los himnos. Eso ha terminado por soliviantar a los aficionados que año tras año se tragaban el Gran Premio de casa con el pretexto de que era el que representaba a su país. Mónaco al menos tiene sus muros, y eso conlleva un riesgo que convierte el hecho de terminar la carrera en una heroicidad, contestan ahora. Con esto ya no tragan. No con la España que tras el 1 de Octubre se levantó para defender la integridad de su país. Estamos ante otra España, ante otro sentimiento patrio mucho más intensificado que en el pasado, en vista del riesgo de ruptura que se percibió por la sociedad. Las reglas, en lo que a la paciencia de los españoles se refiere, han cambiado. Ya no se pasa una.

ALTERNATIVAS

Todo esto está muy bien pero ¿a donde nos llevamos el Gran Premio de España?. La defensa de que la pista de Montmeló era la única preparada para albergar una carrera de F1 es la excusa que se empleaba hasta ahora para mantenerla en el trazado catalán. Sin embargo, la recuperación del circuito de los Hermanos Rodriguez en México ha puesto de relieve que cuando se quiere tener una prueba del mundial no hay circuito antiguo que no admita una remodelación. Si se hizo con un circuito en ruinas para dar una de las mejores carreras del calendario, no hay porqué pensar que con circuitos con mejor base como los que hay aquí no se pueda hacer lo mismo. Vayamos al grano.

La primera opción que aparece sobre el horizonte es el circuito de Jerez de la Frontera. A priori, nada debería impedirle optar a organizar un Gran Premio visto que los monoplazas de F1 han podido rodar allí durante varias pretemporadas en los últimos años. Si pueden rodar durante los tests de forma segura, nada indica que no lo puedan hacer durante una carrera. Si se corre en circuitos urbanos sin escapatorias como Mónaco, nada debería imposibilitar rodar en Jerez. Si hay necesidades adicionales que necesiten ser cubiertas para adaptarlo a circuito de Gran Premio, no hay nada que con aportaciones económicas adicionales no se pueda solucionar. Si hubo más de 800 millones para despilfarrar fraudulentamente en ERE's en Andalucía, no debería haber inconveniente para apuntalar un circuito que pondría de nuevo Andalucía en el mapa de todo el Mundo por algo más que playas y Sol. Se podría generar algo con mucho mayor impacto internacional creando una parada previa en Sevilla el día antes, el miércoles, para organizar un roadshow como el que hicieron en Londres el año pasado, con la excusa del inicio de la temporada europea. Con la Plaza de España y la Giralda como actores secundarios. Una estampa inmejorable para el concepto que de España se tiene por el Mundo y por el que se nos reconoce como "marca rápida": Sol, sevillanas y el carácter tan sociable de los españoles. Es más, cuadraría mucho más con esos esquemas. Sólo por el impacto que puede proyectar ya merecería la pena plantearlo.



Madrid, la capital, podría ser la otra alternativa si pensamos en un circuito urbano. El entorno del centro de la capital da para albergar un escenario de lo más atractivo, con la Gran Vía, la puerta de Alcalá, Colón, o el Paseo de Prado con el entorno cultural que hay a su alrededor y que es de sobra conocido, una vía ya explorada además por el juego Gran Turismo para Playstation. Una ciudad que sigue buscando su lugar en el mapa europeo con algún tipo de evento que la relance tras el fiasco de esas Olimpiadas que no se consiguieron, y más tras la relevancia que otras capitales europeas tienen desde hace tiempo (Roma, París, Londres, Berlin...). La F1 garantiza un alcance mediático que ningún otro evento garantiza con esa periodicidad. ¿El problema? De tipo político. Cuesta creer que con el gobierno actual que hay en el Ayuntamiento aprueben un evento de este tipo, que parece ir en contra de todo su ideario político. La F1 no es verde, y tras la experiencia valenciana del Valencia Street Circuit, está relacionada con la corrupción de la derecha. Difícil que con el Gobierno de Carmena saliera adelante. Otra cosa muy diferente sería con otras alternativas gobernando en el Consistorio, pero ¿quien se atrevería a sacarlo de nuevo cuando lo del Valencia Street Circuit todavía colea politicamente? Complicado. Hacen falta valientes y la situación en Madrid no está para muchas heroicidades. Sin embargo, si se opta por mezclarlo con conciertos y roadshows como el de Londres, lo mismo tiene mejor cabida a nivel promocional y de ideario político por el tema cultural. Quien sabe, el político español siempre está preparado para sorprendernos con sus cambios de rumbo, chaqueta e ideario.

Imagen relacionada

Resultado de imagen de cheste circuito


Hay quien se pregunta por el Jarama, uno de los circuitos más divertidos por el que se puede pilotar en esta península. Tiene un problema, el estado actual de las instalaciones y el encajonamiento que existe de la pista al estar bordeada por las urbanizaciones colindantes. Entre esos detalles y el hecho de ser un circuito eminentemente privado (RACE), que antepone por tanto la cuenta de resultados, debiendo dar beneficios, la perspectiva de volver a ver la F1 actual por ese trazado decae rápidamente. Para que se diera el caso, debería haber una importante inyección económica para adaptar el trazado a la normativa F1, algo que no podría venir sólo por parte de sus propietarios, que no podrían poner tal cantidad de dinero, habida cuenta de ese balance que debe cuadrar. En esa situación, y dadas las importantes limitaciones, se barajaron en el pasado otras ubicaciones por ser más fácil y barato empezar de cero. En ese caso se habló en su momento de la localidad de Barajas (que estaba al lado del aeropuerto, la problemática del ruido ya existía y el terreno resultaba más barato que en otras zonas de Madrid) y Pinto, que cayó en su momento por una falta de acuerdo entre la clase política. Así, a priori, cuesta creer que en 2 años se saque todo un circuito de la nada (localización del terreno, diseño y construcción), pero sobre todo, por una mera cuestión de tramites entre administraciones. Si encontrar el dinero puede parecer difícil, poner de acuerdo a la clase política con la que contamos, con la que está cayendo, puede ser una quimera. Pero si hay voluntad ya hemos visto como en otro países se han sacado trazados de la nada en ese mismo tiempo. Es más una cuestión de voluntad que de tiempo y dinero.

Nos quedan otras opciones si nos vamos a la Comunidad Valenciana, como recuperar el Valencia Street Circuit, que retrotrae a tiempos que se quieren enterrar, y que debería de nuevo contar con la voluntad de todas las partes (Gobierno y oposición) por la carga que conlleva su pasado...u optar por el circuito de Cheste, que por la forma y diseño de su trazado permite ver toda la pista desde casi cualquier punto de las gradas. Una pista que a Ecclestone no terminaba de convencer por no ser lo suficientemente rápida para la F1 pero que con algo más de inversión podría tener las reformas necesarias para adaptarlo a los requisitos de espectáculo que la FOM estimase. Su ubicación, no muy lejos de la ciudad de Valencia, le permite contar con las ventajas logísticas y de alojamiento de una gran ciudad, algo que por ejemplo en el caso de Motorland Aragon se echa en falta. 

Imagen relacionada

Imagen relacionada


Resultado de imagen de circuito de navarra

Vámonos ahora hacia el trazado aragonés. En este caso hemos cambiado de comunidad, y siendo uno de los trazados más modernos, que además salió de la manos de Herman Tilke y de Pedro de la Rosa, tiene en los hoteles y la distancia al aeropuerto más cercano su gran inconveniente. Se podrían crear alojamientos hoteleros (que tendrían que tener ingresos todo el año para ser rentables) pero la parte logística pinta algo más complicada de solucionar por la ubicación elegida, ya que los aeropuertos más cercanos están a más de 100 km del trazado. Mejorar las comunicaciones sería la tarea más importante porque el trazado en sí es divertido y uno de los más recientes que tenemos en este país. También tenemos el de Navarra, al que le sucede algo parecido que al de Motorland por el tema de las comunicaciones (en menor medida, eso sí, al estar a 60 km de Pamplona) e instalaciones hoteleras, pero que a cambio ofrece muchas posibilidades por todo el terreno virgen que tiene alrededor para hacer las obras que se requieran. Es de titularidad pública y gestión privada, en cuyo equipo de gestión se encuentra Jose María Rubio, el veterano periodista y auténtica enciclopedia del Gran Circo en este país. Hay más circuitos, más opciones si pensamos en crearlos desde cero, pero desde luego el primer requisito necesario para cambiar de trazado es la férrea voluntad de hacerlo. Porque, como hemos dicho, con dinero y esfuerzo se arreglan muchos de los inconvenientes que se puedan hallar expuestos. En Dubai se hizo un circuito en el desierto, en México se rescató un circuito en ruinas, en Miami se quiere construir uno urbano partiendo de la nada...y sí, los españoles hemos construidos el Canal de Panamá y el Ave de la Meca por el desierto. No hay nada imposible si la voluntad es férrea. Si se quiere una pista en la que tener la F1 asegurada y dando un buen espectaculo sin las injerencias independentistas, es sólo cuestión de querer hacerlo. Opciones hay. ¿Por cual te decantarías tú?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"