Buscar este blog

25 de enero de 2018

"Todos" viven de Alonso...



Volvemos a retomar el noble arte de juntar letras, sí, por fin. Y la causa merece la pena. El titular ya os dará alguna pista de por donde van a ir los tiros. Pero sobre todo, este es un artículo de opinión para poner ante el espejo eso que todo el mundo sabe pero que a muchos les cuesta reconocer. Fernando Alonso, guste más o menos la siguiente frase, no sólo es la referencia del automovilismo nacional de circuitos, sino que además es aquel piloto y personaje del que vive mucha gente en este país, algunos de los cuales no balbucean ni un segundo para ponerle a caer de un burro,  aunque sepan a ciencia cierta que es el asturiano el que les permite "vivir" de este deporte llamado automovilismo. Todo porque es Fernando quien arrastra a las masas y quien les permite escribir y hablar sobre lo que les gusta, porque es él y no otro quien hace del automovilismo el segundo deporte más popular tras el fútbol, el que atrae a las televisiones, radios, webs y prensa en general. Pero ¿por qué todo este alegato en favor del asturiano?. Sigue leyendo y verás porqué...
Es un hecho que cuando un hobby, un deporte, un grupo de música o cualquier otra cosa a la que se pueda uno aficionar, se vuelve popular, no tardan en salir los puristas para reclamar que eso que tanto les gustaba ya no tiene la misma calidad porque ya no es algo especial, ya lo conoce todo el mundo, y por supuesto, a nadie le gusta sentirse vulgar. Algo parecido ha pasado con Alonso y la F1, un deporte que en el elitismo basaba su marca de la casa, y que además con los aficionados sucedía algo parecido. Eso de que las carreras del asturiano sustituyeran a las polémicas futbolísticas del fin de semana costó asimilarlo para según que aficionados y periodistas con cierto pedigree en este país. Por eso, esa continua obsesión en diferenciar entre los auténticos aficionados y verdaderos periodistas del motor sobre los que llegaron con el asturiano. Lo dice alguien que estaba antes de que se masificara todo esto. No es la primera ni la última vez que sucede, pero sí hay algo que se suele obviar es que incluso todos esos puristas han tenido con la llegada del asturiano una cierta suerte en forma de lotería mediática. O casi. Porque han pasado a ser leídos, vistos y escuchados por una "masa" de aficionados que antes para ellos hubiera sido sólo una quimera. Y claro está, los espectadores, lectores, oyentes y aficionados en general han traído con su seguimiento nuevas oportunidades de trabajo y/o una mayor importancia en el que ya desempeñabas. Y con ello, por qué no, el dinero de un puesto de trabajo que de otra manera sería inexistente.

¿A que viene todo esto? Es muy sencillo. Tras la reciente incursión en la resistencia del asturiano no han sido pocos los que han empezado a protestar reclamando que es injusto que se siga el WEC, las 500 Millas de Indianapolis o las 24 Horas de Daytona ahora sólo porque el asturiano participe en ellas. Lo que suelen decir menos es que gracias a ello pueden retransmitirla, pueden generar millones de clicks hacia disciplinas con menor seguimiento, dándolas a conocer a nuevos aficionados que de otra manera no se hubieran planteado verlas antes. Muchos dejarán de verlas cuando Alonso no vuelva a participar, pero algunos otros se quedarán prendados de la cantidad de adrenalina que disparan estas pruebas. Mucho purista que renegará de la participación del asturiano no dudará ni un instante en poner la mano para beneficiarse de toda la corriente que arrastra hacia todo lo que toca, hacia toda disciplina en la que participa, aunque sea de manera tangencial. Pensemos. De los cinco encargados de retransmitir las 24 Horas de Daytona en GolTV, al menos cuatro de ellos son declarados antialonsistas, cuatro puristas de "toda la vida" a los que les dolerían los oídos sólo de verse relacionados por un mísero instante con el piloto de Oviedo. Esos que tanto suelen renegar de lo que trajo al asturiano al automovilismo no han dudado un instante en aprovecharse del tirón que está generando la llegada de Fernando a esta carrera tan mítica y especial. Nada que no hagan otros, no nos equivoquemos porque no son los únicos, pero sí que produce cierta gracia ver como aquel del que reniegan es a su vez aquel que les da su mejor oportunidad de que el gran público les conozca en algunos casos, cuando no de darle una segunda oportunidad a aquel que salió por la puerta de atrás de Movistar y terminó por no triunfar en esa aventura futbolística que  no dejó buenos recuerdos. Es lo que tiene Fernando Alonso, que hasta sus más "acérrimos detractores", los que le niegan el pan y la sal a diario, "viven de él". Porque ningún otro piloto de circuitos de este país genera el mismo seguimiento. Guste o no, es lo que hay. Y no pasa nada por decirlo a las claras, ¿o sí?. Bueno, a estas alturas, ya quien sabe...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"