Buscar este blog

3 de noviembre de 2017

¿Ganarán carreras McLaren y Alonso en 2018?



No hemos terminado todavía la presente temporada y los primeros atisbos de ilusión aparecen tras esa efímera 5ª posición de Alonso en la Q1 del GP de México. Que si ahora hay coche, que si Renault no será un lastre como Honda lo fue, que si hay especial interés en ver ganar a Alonso de nuevo con el logo del rombo en su mono de carreras...todos son augurios positivos de cara a 2018. Ahora bien, ¿cuanto hay de verdad y cuanto de deseo, cuanto de esperanza y cuanto de castillos en el aire?. Vamos a ver si podemos acercarnos un poco más a la realidad que nos espera la temporada que viene...

Lo primero que vamos a tener en cuenta son las palabras de los protagonistas, empezando por su piloto franquicia, o lo que es lo mismo: Fernando Alonso. Particularmente estimulantes fueron sus palabras acerca del coche del que dispuso en la Calificación del GP de México:"Sentí que tenía por primera vez el mejor coche ahí afuera". Está claro que se refería al monoplaza, que no al motor. Pero especialmente reveladoras parecieron porque decir que tienes el mejor monoplaza después de acabar 5º viene a ser lo mismo que decir que el motor te está lastrando 4 posiciones a tu posición natural "sin lastre". Y quería recalcar este aspecto porque desde está página siempre hemos dicho que siendo Honda un auténtico problema, no era el único de McLaren para luchar por las victorias. O lo que es lo mismo, que el chasis y la aerodinámica de los de Woking tenían parte de culpa en los resultados del equipo. Pero sí, si todavía estás dudando lo vamos a explicar más detalladamente para que te termines de convencer.

Una de las razones que siempre hemos dado para repartir un poco más las culpas de lo que se hacía en otros medios acerca de la situación de McLaren eran las actuaciones de los de Woking en circuitos que no eran de motor. En trazados lentos, como Mónaco o Hungría, sin necesidad de potencia, el monoplaza de McLaren se colocaba 8º-9º los sábados. El resto de fines de semana "pululaba" entre el 12º y el 13º habitualmente. O lo que es lo mismo, unas 4 posiciones naturales peor de lo que el chasis daba de por sí. Cuando le preguntaron al ovetense acerca de ese paso adelante en México, ni corto ni perezoso indicó que no tenía nada que ver con el motor, que era el mismo de siempre, sino con las mejoras que McLaren había traído para este gran premio. De manera indirecta Alonso confirmaba que las razones por las que McLaren había estado tan retrasado hasta ahora también eran culpa de los de Woking, ya que las mejoras de chasis y aerodinámica le colocaban ahora 5º a pesar del lastre de Honda. Está bien, pero ¿y el 2018 qué?¿habrá victorias o no?

Si hemos escrito todo lo anterior es para poner en perspectiva las esperanzas para 2018. Ya dijimos aquí también que si McLaren quería ganar carreras el año que viene no podía dejar todo el paso adelante a las prestaciones de su nueva unidad de potencia. Y el mensaje ha calado en el equipo de Zak Brown. Tras el anuncio del cambio a Renault se han puesto las pilas porque saben que sin grandes cambios normativos para el año que viene, todo lo que ganen ahora y puedan probar, les servirá para construir un coche campeón en el 2018. De repente, el coche corre y se puede defender de un Mercedes durante algo más que un par de curvas. Y el motor sigue siendo el mismo. No es ya tanto una cuestión de potencia como una cuestión de comportamiento global del monoplaza, algo indicado por el propio Fernando. Le daba confianza para atacar, para llevarlo hacia posiciones inimaginables hace un par de carreras siquiera. Ahora tiene chasis, o al menos eso pareció indicar la Calificación del GP de México. Algo que, eso sí, tendrán que refrendar en Brasil y Abu Dhabi, pero que de hacerlo permitirá soñar con victorias en 2018. Porqué sí, porque si McLaren ha dado con la clave de su monoplaza, y por fin tiene uno de los 2 primeros chasis, ahora sí, con el motor adecuado, podría aspirar al podio regularmente y por qué no, a las victorias con el impulso del ovetense la próxima temporada.

Hemos lanzado muchas veces las campanas al vuelo precipitadamente a lo que parecían pasos prometedores del equipo que al final no eran permanentes en el tiempo. No querríamos hacer lo mismo en esta ocasión. Por eso las máximas cautelas. Y más desde el equipo especialmente. No hemos visto a Zak Brown prometer otra cosa que no sea convertirse en el 4º equipo, en uno que luche por podios con Red Bull. Saben que no se puede volver a prometer un "El Dorado" de nuevo si no quieren que la realidad luego hunda la moral del equipo si todo se tuerce tras haber cambiado de suministrador de motor. Pero eso no quiere decir que las exigencias sean de nuevo las máximas porque el propio Fernando ya declaró que sólo renovaría si volvía a luchar por las victorias. Si lo de México se confirma en Brasil y el punto de partida es estar entre el 5º y el 7º puesto al finalizar la temporada con un motor que lastra 4 posiciones, soñar en 2018 no sólo será una cuestión de castillos en el aire, será algo más que un deseo. Será una opción para McLaren y algo muy apetecible para Renault, porque los de la "regie" van a jugar su papel. Y sí, este es ya el último punto que querría explicar.

Renault, ¿cuanto puede avanzar en 2018?. Esa es la pregunta que se hacen todos para saber donde puede estar McLaren la próxima temporada. Pero en los análisis se suele obviar un detalle: la posición de los franceses con Red Bull si no se renueva el contrato para 2019 y las subsiguientes temporadas. Pongámonos por un momento en la posición de los franceses: ¿que necesidad tienen de seguir alimentando a un rival para que sigan luchando por las victorias cuando ellos tengan también la capacidad de hacerlo? Si McLaren comienza en 2018 en buena forma, Renault saca mucho más de cada victoria con el logo de Renault en el pecho de Alonso que de las que pueda sacar con Verstappen y Ricciardo. Recordemos que el interés último de un fabricante es vender coches. Si eso fuera así, no habría especial interés por parte de Renault en renovar el contrato con Red Bull, y más con Honda de por medio en Toro Rosso. Con un equipo competitivo de "backup" de las victorias les basta y sobra. De esta manera, las prestaciones de Red Bull podrían ir cayendo conforme va creciendo la alianza con McLaren, con los que sí tienen un contrato a 3 años vista. En este sentido, hasta que llegaran las victorias a Enstone, McLaren debería ser la punta de lanza de los de Viry-Chatillon. Todo eso, claro está, si el equipo que dirige Eric Boullier hace por fin el trabajo que se espera que haga dado su historial en la F1. McLaren, resumiendo, puede llegar a luchar por las victorias en 2018. Sólo necesita que lo de México no sea sólo un espejismo. Ya llevamos muchos. Quizás demasiados...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"