Buscar este blog

20 de octubre de 2017

La renovación de Alonso por McLaren...¿era su mejor opción?



Y Alonso renovó por McLaren. El cuento acabó con ese final feliz que todo el mundo esperaba...pero que hasta el anuncio oficial nadie se atrevía a jurar que sucedería. Era lo lógico, lo normal, lo que debía suceder...pero parecía pender todo de un hilo. Hubo quien incluso vaticinó que se retiraría ya este mismo año, quien pensaba que no querría renovar tan a la baja después de tres años sin que su equipo diera pie con bola. Pero no, ha renovado por más de 40 millones de euros al año, con un equipo que por fin tendrá un motor decente y con unos socios que han sido capaces de renunciar a 300 millones de euros anuales que ponía Honda por tener a cambio un coche competitivo. El reto es enorme, apasionante pero la pregunta todavía está en el aire ¿era su mejor opción?

Que McLaren parece que ha echado toda la carne en el asador es evidente. Renuncian a la millonada de Honda por tener un motor competitivo. Renuevan a Fernando Alonso por 40 millones de euros al año tras perder todo el aporte financiero japonés. ¿De donde sale esa apuesta tan ambiciosa, esos recursos ilimitados?...y sobre todo ¿será suficiente para volver a ganar?, porque si no lo es ¿renueva porque era su única apuesta razonable entre los equipos grandes?. Honestamente, creo que la opción de renovar por McLaren con el cambio de motorista a Renault era la segunda mejor opción tras fichar por Mercedes. Lo dije en su momento, si Mercedes no era una alternativa factible, era preferible intentarlo con McLaren-Renault que volver a Ferrari a por un desagradable dejavú. Por no mencionar a Red Bull, que con Renault hastiados de ellos y en pleno ascenso del fabricante, no era una mayor garantía. Pero ¿por qué Ferrari no era mejor opción para el que aquí escribe?. Vamos a explicarlo.

Mucho se ha mencionado sobre las opciones de Ferrari y Mercedes a lo largo del año. De hecho, se ha llegado a afirmar que Alonso y Briatore se reunieron con Marchionne y este no atendió sus peticiones para fichar por los de Maranello. Me es indiferente. Porque admitamos que volver a Ferrari era hacerlo con el doble de presión que antaño y con el rabo entre las piernas después de la aventura del asturiano en Woking. Y era volver sin voz de mando, porque cuando vuelves de los infiernos a un equipo que no se ha bajado del podio, poca autoridad te conceden para decir lo que se debe o no dejar que hacer. La vuelta a Ferrari no sólo hubiera sido una pequeña humillación, sino que con las condiciones de su vuelta no hubiera podido construir un binomio ganador porque el respeto que antes se le tenía habría quedado tan erosionado como para que la pérdida de fe condicionara la aventura. Si la vida la muchas vueltas, pero ¿por qué no darle una opción más a que un proyecto corregido funcione en vez de volver a otro donde siempre se dan las condiciones para no conseguir los objetivos? Fernando estaba a gusto con la directiva, con los mecánicos, con el ambiente y la gestión que se hace allí y el mayor fallo parece que al fin se soluciona. ¿Que hubiera sido una mayor garantía ir a Mercedes? seguro. Que si Mercedes no estaba disponible, McLaren-Renault era al menos tan apetecible como Red Bull o Ferrari, también.

Pensemos otra cosa por un momento, y no es baladí. Alonso en McLaren es algo así como el Rey, como aquel por el que se desvive el equipo. Ni siquiera Vettel tiene un status parecido en Ferrari al que tiene el asturiano en Woking. Volver a Ferrari no le iba a trasladar a experimentar ese mismo ambiente porque ni Arrivabene ni Marchionne son Zak Brown. Y estar en un equipo que no sólo te ofrece las condiciones para triunfar sino que te da además una conexión especial con tus jefes, no es ninguna tontería. Para los aficionados la F1 es un hobbie, pero para los pilotos es su trabajo diario. Tener una buena relación con tus jefes y que haya química con ellos es de esa clase de intangibles que suman a la hora de decidirte por quedarte o abandonar el proyecto. Zak Brown, como piloto que también fue, sabe como se sienten los que están detrás del volante y lo que necesitan para sentirse a gusto. Si a eso le sumamos a que estadounidenses y españoles suelen hacer buenas migas, no hace falta decir más.

La pregunta a continuación es: todo eso está muy bien, ¿pero que hay de las opciones de ganar el Campeonato?¿no se ha rendido Alonso a conseguir algún podio fruto de su paseo por el infierno? Sí y no. Está claro que las expectativas son ahora otras muy diferentes a las de cuando firmó su contrato con los de Woking a finales de 2014. Pero tampoco nos engañemos. Ferrari iniciará el 2018, si no media una hecatombe en estas 4 carreras que restan, como un equipo que tras la llegada de Vettel ha hecho un peor cómputo de sus tres primeros años del que tuvo con Alonso. Eso va a pesar, porque en Maranello son muy de fustigarse. Red Bull inicia el 2018 sabiendo que Renault no va a querer saber nada de ellos en 2019 porque su papel lo asumirá McLaren y no necesitan otro enemigo más. Y Mercedes, bueno, Mercedes depende de lo que haga Hamilton si gana su cuarto título, como todo parece indicar que va a suceder. Si se retira, ya saciado de éxito, se quedan sin pilotos de su calibre a los que poder fichar en Diciembre. Si se queda, su nivel de motivación con 4 títulos puede no ser tan elevado habiendo superado ya todos sus objetivos. Recordemos que el Hamilton de este año ya ha pecado en cierta manera de todo esto. Y recordemos también que Alonso no necesita el mejor coche para ganar, simplemente uno que esté cerca de hacerloPor eso la opción McLaren-Renault era la mejor opción posible si en Mercedes no había hueco. Fácil no será, pero en las otras opciones tampoco lo hubiera sido. Es F1, imprevisible con cada nueva temporada. Alonso ha hecho lo correcto. Ahora solo toca trabajar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"