Buscar este blog

5 de septiembre de 2017

McLaren-Renault, la explicación del posible movimiento...



Es el tema de moda, es aquello que eclipsa la lucha entre Mercedes y Ferrari, es lo que trae de cabeza a los aficionados, la prensa y hasta los dueños de la F1: la FOM y la FIA. McLaren quiere terminar con la joint venture que mantiene con Honda, la FIA no quiere que Honda abandone el Gran Circo, Renault no quiere suministrar a cuatro equipos, y Red Bull mantiene el tira y afloja de toda su estructura con la idea de ser ellos los destinatarios de los motores japoneses (a través de Toro Rosso a corto plazo, a través de los de Milton Keynes a largo). Pocos rompecabezas más complicados hemos visto recientemente en este "chiringuito" ahora propiedad de Liberty Media. Y por si eso no fuera poco, con el futuro de Alonso de por medio, con todo lo que ello conlleva también para la categoría reina del automovilismo. Así que ¿por qué no sumergirnos en este puzzle para intentar llegar a alguna conclusión medianamente válida...?


Lo primero es lo primero. McLaren no confía en Honda, no después de que los progresos sigan siendo insuficientes para un equipo que quiere volver a ganar y a luchar por los podios cuando menos. Sin embargo, a pesar de lo dicho por activa y por pasiva, la decisión no parece una cosa de un fin de semana, ni siquiera del anterior. Una decisión de este calado no se toma en 48 Horas cuando hay más de 150 millones de euros anuales en juego. No tras 3 años, no tras el comienzo y la evolución de esa aventura conjunta hasta ahora. La idea, seguramente, tiene más que ver con una forma de trabajar, con una dinámica de trabajo, que en Woking ven imposible ya cambiar a pesar de la colaboración con la empresa Illmor de Mario Illien. Mansour Ojjeh y el Reino de Bahrein, con el 25% y el 75% de las acciones respectivamente, tienen el dinero necesario para tomar una decisión meramente deportiva y lidiar con el aspecto económico, como dijo Zak Brown. Ahora bien, ¿que ventajas e inconvenientes tiene cambiar a Renault?¿por qué dejar 150 millones por el camino, o lo que es entre la mitad y 1/3 del presupuesto del equipo?¿que se gana con ello?...

Cambiar a Renault es cambiar tu situación, el paradigma, los objetivos incluso, para un equipo que sólo entiende su existencia en la F1 si es para luchar por la victoria. El movimiento tiene muchas consecuencias, algunas de las cuales ya han sido comentadas y otras en cambio no tanto, o no al menos con suficiente detalle. El movimiento a Renault tiene una explicación en el corto plazo muy evidente: frenar la caída de McLaren y empezar a levantar el vuelo. Para un grupo que no sólo compite en los circuitos, sino que vende coches de calle también, este movimiento también es necesario por este aspecto: evitar que la situación deportiva termine por afectar a la situación comercial del resto de áreas del grupo (la de automóviles deportivos entre otras). Son tres años ya, demasiado tiempo para un grupo que sólo existe para ganar.

Intentar evitar que McLaren se instale de manera permanente en la zona media, que deje de pertenecer a la familia de los equipos campeones, es el primer objetivo de este cambio. Pegar un puñetazo en la mesa para decir que no, que McLaren no acepta este status quo y pone los medios para volver a por donde naturaleza pertenece. No es tanto un movimiento por retener a un piloto, que también, sino para decir a las más de 1000 personas que conforman el grupo que no se les van a dejar tirados, pendientes del trabajo no realizado del ineficiente compañero de viaje que te suministra el motor. Recuperar la moral de todo el equipo también depende de esto. No es una única persona, Es todo un grupo de trabajo. Pero si a corto plazo el movimiento es claro, a largo plazo ofrece algunas dudas más. Honda no está dando su mejor versión, eso es indudable, pero el contrato era por 10 años, así que la cuestión radica en ¿por qué esa separación no es mejor temporal que definitiva, cuando dentro de 2-3 años puedes tener un motor ganador y 150 millones más en tu presupuesto de los que tienes siendo equipo cliente?. Es muy sencillo: no se toma una decisión de este calado por la situación actual de las prestaciones de la unidad de potencia. Se toma esta decisión porque no crees que la forma de trabajo de toda una marca vaya a cambiar si no lo ha hecho ya en tres años, porque sabes que la cultura japonesa funciona de la manera que funciona y se ha demostrado no encajar bien con tu sistema de trabajo. Se cambia no por el presente, sino porque sabes que con la manera de trabajar de tu socio en esta aventura es imposible que el futuro sea diferente del presente que tienes ahora.

La gran ventaja de todo este movimiento es evitar seguir con la progresión de la caída y retomar el vuelo. La gran desventaja, comprometer los recursos del futuro. Pero también aquí puede haber otros posibles actores implicados, porque el 2021 promete motores mucho más sencillos de los que hay ahora con tanta tecnología híbrida tan difícil de desarrollar en términos competitivos. En esta situación McLaren tiene 3 alternativas claras: seguir con Renault, asociarse con otra marca que les provea gratis de motores...o construir sus propios motores. La tercera de las opciones es la más cara, la primera, si no has ganado un Campeonato en los 3 primeros años, no te lo dará en el cuarto, cuando Renault ya debería estar luchando por los mundiales. Por ello, la asociación con Renault es sólo un parche temporal con el que recobrar el vuelo mientras se negocia una nueva asociación con otra marca. El grupo VAG, Illmor con su propio motor, Cosworth, Aston Martin. McLaren sólo gana tiempo antes de comprometerse de nuevo de cara a 2021, porque ningún fabricante va a entrar antes de esa fecha. Por timing e inversión, porque en 2021 las unidades de potencia serán mucho más sencillas...y porque eso dará con el hecho de que las victorias no se venderán ya tan caras como ahora. Quien entre para 2021 lo hará porque querrá ganar, no lo olvidemos.

¿Hay futuro por tanto con Renault? Esa respuesta depende de lo que consideremos como futuro. Obviamente, es un cambio que se hace para mejorar el presente, porque no se renuncia a 150 millones de euros, y aunque a los accionistas les pueda sobrar el dinero, eso no implica que lo quieran tirar por la borda. Ahora bien, ¿podría ganar Campeonatos McLaren con Renault?. Nada es imposible en F1, pero McLaren no sólo no tiene una unidad de potencia con la que luchar por el Campeonato, sino que a su chasis, siendo bueno, le falta todavía trabajo para ser uno de los dos mejores de la parrilla. Si hay alguna opción de que McLaren dé el paso necesario para ser una alternativa, esta necesariamente pasa porque el trabajo se desarrolle no sólo sobre el motor, sino sobre lo que depende de Woking directamente: el monoplaza. No sólo porque McLaren tenga ahora el 4º chasis de la parrilla, sino porque dispone del tiempo que tarde Renault en poder despertar y competir por el Campeonato con su propio equipo. En ese momento, tanto Red Bull como McLaren estarán un escalón por debajo en las preocupaciones de los de Enstone, que con coche con el que competir por el Campeonato, dejarán de necesitar de otros equipos para poner la marca Renault en lo más alto. Por eso actualmente Renault puede ser una baza para McLaren y Red Bull, pero no lo será por mucho tiempo. Y no siendo el primer motor, más les vale a los dos equipos aprovechar estos 2018 y 2019 si luego no se quieren quedar en la estacada. Eso implica fichar, trabajar más que nunca con el monoplaza, y esperar que el resto no tengan tanta capacidad de mejora una vez están tan cerca de su máximo. McLaren podrá optar a podios, pero si quieren victorias y Campeonatos, tendrán que hacer algo más que confiar en el motor. Milagros en F1, los justos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"