Buscar este blog

27 de agosto de 2017

¿Renovará Alonso por McLaren o cambiará de equipo?...



Otro Gran Premio más en el que Alonso abandona, en el que a su monoplaza le quitan las pegatinas en recta, en el que el McLaren-Honda del asturiano es una "tortuga" en las rectas. Nada nuevo balo el Sol, dirán algunos. Hungría fue el espejismo de un circuito lento que va bien para un coche lento que en condiciones muy concretas puede no ser vergonzante. Si marcó la vuelta rápida, pensarán algunos. Pero lo cierto es que tras el parón veraniego, el baño de realidad ha sido una jarrazo de agua fría que no es fácil de asimilar. Ni para el propio Alonso. Y en esas, cuando desde la cadena Sky le preguntaron al finalizar la carrera si renovaría por McLaren, la respuesta de Fernando fue muy concreta: "Veremos que ocurre en las dos próximas semanas. Estoy feliz con el equipo"...y a partir de ahí, se muestra todavía un poco más sincero, sin dejar de ser a la vez un poco críptico. Quiere renovar, pero primero quiere saber con que elementos cuenta. El motor, la posible clave... 

McLaren es un equipo histórico, con un personal muy competente y con unas instalaciones de ensueño. Sin embargo, desde 2013 no levantan cabeza, ese año en el que partiendo de un monoplaza campeón, como tenían en 2012, lo estropearon todo por querer copiar el concepto pull-rod de Ferrari en su suspensión delantera. Se lo cargaron todo. Coincidió además con la salida de Hamilton del equipo así como de importantes patrocinadores que dejaron de inyectar dinero al equipo de Woking. A partir de entonces, la decisión de asociarse con Honda no pudo venir peor para un equipo que decidió que ser cliente de Mercedes, tras la compra por ellos del equipo Brawn, no les iba a llevar a ganar Campeonatos del Mundo a partir de 2014. La asociación con los nipones, que iba destinada a reverdecer viejos laureles, no les ha llevado a ningún lado por ahora, y la duda de 2018 empieza a ser urgente resolverla. McLaren, que tiene que tomar una decisión en este mes, debe decidir entre Honda, Mercedes y Renault para construir el monoplaza a su alrededor. En resumen, motor en exclusiva con Honda, o cliente de otros fabricantes (Mercedes o Renault).

La espera de Fernando por ver lo que sucede en estas dos semanas se podría resumir en saber con que paquete cuenta McLaren a nivel de chasis y motor para darles el sí quiero o mirar otras alternativas. En este sentido ha sido muy claro:

"We've had three tough seasons so far but McLaren is one of the best teams in the world and I would be happy to keep working with them, but we need to see how things evolve in the next couple of weeks"

"There needs to be one change only. I think there are many answers out there and we need to find them. They will not come looking at the sky. We need to sit down and work on it and hopefully we find the best solution for next year."

En otras palabras, y traduciendo al castellano "Hemos tenido tres temporadas duras pero McLaren es uno de los mejores equipos en el mundo y me encantaría continuar trabajando con ellos, pero necesitamos ver como las cosas evolucionan en las próximas 2 semanas. Sólo hay una cosa que cambiar. Creo que hay muchas respuestas ahí fuera y necesitamos encontrarlas. No vendrán mirando al cielo. Necesitamos sentarnos y trabajar en ello y así, afortunadamente, encontraremos la mejor solución para el año que viene"

Sin mencionar el motor, parece claro que Fernando sin decir la palabra maldita, Honda, tiene muy claro que ese motor, tal cual está ahora rindiendo, no propiciará su renovación de seguir otro año más igual que este. Pide un cambio radical y es en el área en el que no se ha cansado de incidir durante los tres años que lleva en Woking. El cambio, el "único" cambio que necesita el coche, puede venir por 3 vías: mejora inmediata en el motor actual,  cambio a Renault...o cambio a Mercedes. Esta última opción, además, no sería descabellada si como se rumoreó tras el parón veraniego, la evolución de Honda no se muestra lo suficientemente potente y fiable para garantizar un desempeño razonable y fruto de ello deciden abandonar su aventura en la F1. Es en ese caso, y sólo en ese, en el del abandono de Honda de la F1 de motu propio, en el que uno de los tres suministradores de motores restantes tendrían la obligación de suministrar a McLaren con sus unidades de potencia. En esa situación, la balanza estaría entre Renault y Mercedes, y es por ello por lo que seguramente a Niki Lauda no le hagan gracia las quejas de Alonso sobre el motor. Se teme ese escenario, muy posiblemente. Dos semanas. Esas son las palabras de Fernando para ver si renueva con McLaren.

Mucho se ha hablado acerca de las opciones del asturiano para quedarse en la F1. Solo le queda McLaren, decían algunos. A día de hoy le han echado los tejos, que sepamos, Renault, Williams y Force India. Incluso Toto Wolff ha sido reacio a descartarlo por completo, declarando hace poco que si bien estaban contentos con sus pilotos, Fernando forma parte de ese mercado al que echan un ojo antes de tomar la decisión definitiva sobre la configuración de los pilotos para el año que viene. Así que a día de hoy, lo normal es pensar que descartado Force India por razones de ambición en los objetivos que pretende, tanto McLaren como Williams y Renault permanecen como opciones, sin descartar a Mercedes hasta la confirmación de sus pilotos. En ese escenario, McLaren sabe que debe convencer a su principal baluarte con algo más que palabras, por lo que una prolongación del actual estado de cosas no serviría para seguir contando con sus servicios. Como dijo Alonso: "quiero algo más que sueños".

Y en esas está la situación actualmente. Alonso quiere renovar con McLaren, pero sólo si hay un cambio drástico en el funcionamiento de la unidad de potencia. No quiere arrastrarse por las pistas, como decía en Spa "esto es vergonzante, realmente vergonzante". Y McLaren tiene que sopesar si le conviene convertirse en un equipo cliente de manera transitoria para conservar a su piloto estrella. Un equipo McLaren-Renault o McLaren-Mercedes podría conseguir el sí del asturiano. Pero también es cierto que el contrato de los de Woking con Honda es por 10 años y llevamos sólo 3 de ellos. El alcance, por tanto, va más allá de conservar al asturiano por otras 3 temporadas. Tiene más que ver con la necesidad de saber si Honda le puede poner por fin remedio de cara al año que viene y de esta manera comenzar a subir la escalera de rendimiento que ahora les tiene como los últimos en la escala entre los existentes. Honda es el peor motor de la F1. No es ningún secreto. Pero si estos 3 años ya poco cuentan, lo que sí necesita saber McLaren es si el camino que han emprendido les va a llevar a contar con un motor razonable en 2018. Si es así, aunque no tengan un monoplaza para luchar por la victoria, les saldría a cuenta esperar otro año, incluso a riesgo de perder a Fernando. Si no, la idea de tocar suelo, quedarse sin un piloto Campeón del Mundo, y tener que subir todo lo perdido con los medios de un equipo de media parrilla es un escenario realmente atroz al que no querrán enfrentarse. La decisión, dista de ser fácil.

¿Que hará Alonso por tanto? Esa es la pregunta de la que él sólo tiene la respuesta. Wolff respondió hace poco que tienen un plan B y un plan C en caso de que Hamilton se retire a final de este año, que no quiere que les vuelva a ocurrir lo mismo que el año pasado. Si Alonso tiene que decidir en 2 semanas, cuesta creer que esté entre los planes de Wolff, salvo sorpresa mayúscula, por la diferencia de timing. Dicho eso, también, en cualquier caso, Alonso debe pensar en algo más que lo visto este año. Parten de un motor que, aunque ahora no es potente ni fiable, no va a cambiar su concepto de nuevo. Es por ello por lo que el paso de cara a 2018 debería ser mayor que el de este año. Si cogemos el ejemplo de Renault en 2001, algo similar hicieron abandonando el concepto de motor a 111º a finales de 2002 (2 años perdidos) y haciendo uno más convencional a 90º en 2003. Dos años después fueron Campeones del Mundo. Honda lleva un timing parecido, con una diferencia de 1 año más. El año que viene no serán campeones, pero en 2019 sí que pueden tener un motor razonable para luchar por victorias. Si cambian la dinámica, y con el asesoramiento de Illmor dan los pasos adecuados, seguir con los japoneses puede no ser tan mala idea. Pero Alonso necesita un punto de inflexión en el que creer. Como vemos no es sencillo decidir, pero una cosa sí que es fácil: de no tener opción en Mercedes, McLaren es su mejor baza, más incluso que Renault. Debería ser cosa de tres. Pasa del resto, Fernando...

Link: Palabras de Alonso en Autosport

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"