Buscar este blog

4 de agosto de 2017

McLaren y las futuras consecuencias de sus decisiones...



McLaren sigue deshojando la margarita, y los aficionados mientras tanto continúan esperando que anuncien de una vez por todas cuál es su proyecto para 2018: seguir con Honda, apostar por otro suministrador de motores, seguir con Alonso o plegarse al potencial de un piloto de nueva hornada. Mucho se ha escrito acerca de las potenciales decisiones que pueden tomar los de Woking pero poco acerca de las consecuencias que puede conllevar decantarse por unas o por otras...y claro está, el artículo de hoy va a ir sobre eso precisamente: las consecuencias de sus posibles decisiones. Vayamos con ello...
MOTOR

Hablar de McLaren es hablar de motores principalmente. Y lo es porque la alianza de los de Woking con Honda no está dando precisamente con los resultados esperados. Su comienzo de Mundial fue un desastre, y aunque han ido progresando desde entonces, el ritmo de evolución que llevan desde Sakura no cumple con los estándares de la F1. Un progreso lento, lleno de fallos, que son constantes y que ralentizan el ritmo en otras áreas, y todo ello aderezado, además, con incumplimientos de unos objetivos a los que nunca parecen llegar a pesar de prometer siempre que en la siguiente sí que sí. En ese clima, la alianza hace aguas por los cuatro costados. Sin embargo, romper con Honda no es tan sencillo como pudiera parecer, y no lo es porque las alternativas que tan claras parecían antaño, se alejan ahora hacia un horizonte donde es muy improbable que puedan converger las fuerzas de nuevo. Mercedes, dicho de otra manera, ya no parece alternativa, no quieren fortalecer a un posible rival. Ferrari, por historia, por ser "archienemigos" legendarios, nunca lo podría ser. Nos queda Renault, y aunque deseable desde un punto de vista del piloto ¿es realmente lo que debe hacer un equipo teniendo en cuenta la nueva situación en la que se metería?

Hablemos  de RenaultMuchas son las esperanzas que hay puestas en este cambio: Honda por Renault, "cuadriculez" japonesa frente a pragmatismo europeo. La idea es buena en un principio, cambiamos el clima de continua desconfianza, de palabras que se quedan sólo en eso, de ritmo lento a la hora de generar evoluciones de sus unidades de potencia y demás "defectillos" que tienen los japoneses, por un fabricante con mucha experiencia en F1, que sabe hacer motores para ganar Campeonatos, que son pragmáticos y que no dudan en elegir el camino más rápido a la victoria cuando se encuentran en la encrucijada y, sobre todo, que tienen la cultura de empresa para triunfar en F1, como ya lo han hecho en el pasado más reciente. Todo eso, entre otras muchas más razones, tiene buena pinta en el futuro más inmediato. Ahora bien, en McLaren no sólo deben pensar en el próximo año, sino en los siguientes. Desde ese punto de vista la cosa cambia. Estás hablando de romper con un fabricante que te pone 100 millones al año y una dedicación exclusiva. Hasta ahora no ha dado sus frutos, es cierto, pero si tener el mejor motor de la F1 podría merecer la pena el sacrificio económico y de exclusividad, hacerlo por otro simplemente algo mejor, no está tan claro. Al menos no es tan fácil.

Pongámonos en la situación de Mansour Ojjeh y el Reino de Bahrein, los accionistas actuales de McLaren. Tienen el dinero y los recursos para tomar la decisión que consideren más oportuna. Por un lado, se pueden permitir llegar a un acuerdo con Renault y desechar la aventura de Honda, que no terminan de tener la cultura necesaria para triunfar en esta F1 que pide cambios cada 3 días. Renuncias al dinero, te lo puedes permitir, no es un hueco enorme en tus finanzas. Sí, un gran hueco, pero asumible en todo caso. Es lo que tiene eso de tener mucho dinero. Pero que te sobre el dinero no implica que quieras malgastarlo o tirarlo por la bordaCon el dinero al que se renuncia y con la penalización que tienes que pagar debes asumir que la cuestión deportiva va a mejorar significativamente. Y aunque la mejora se supone, la ganancia puede no ser tan relevante como para meterte en la lucha por el Campeonato. El Sábado en Hungría quedó claro que con el 8º crono de la parrilla en la Clasificación, cuando todos ruedan con los tanques vacíos y al óptimo de su rendimiento, en un circuito que no es de motor, el chasis es bueno pero no uno Campeón. Si en un circuito donde no se requiere potencia no pasas del 8º el sábado es que tienes otras cosas a las que mirar además de a la unidad de potencia. Es decir, con el chasis actual y con el motor Renault te estás poniendo entre el 6º y el 8º en parrilla en el resto de circuitos más convencionales, renunciando al dinero y la exclusividad de Honda. Con el mejor motor lo mismo avanzas algo más, pero con uno que no es un problema, que es normal, ese es tu lugar natural. ¿Renuncias a todo eso por un 6º en parrilla? ¿Que no te hace pensar, como accionista del equipo, en que con un par de pasos más bien dados por parte de Honda, ahora que todo está más calmado, no estés en el rango de Renault, conservando exclusividad y dinero?. En esas están, esperando a Septiembre, a Spa y Monza, porque si dan otro paso correcto y muestran haber encontrado ya por fin la buena dirección. merece la pena quedarse con ellos. Pensando como accionista, dueño del equipo e incluso CEO del mismo. Por Mercedes parecía claro el cambio, es el mejor motor, pero con Renault hay más riesgo pensando en lo que se renuncia a cambio...

PILOTOS

Motor y pilotos parece que van acompañados en esta ocasión. Se puede llegar a pensar en que Alonso ha perdido la paciencia con los japoneses y que de seguir McLaren con Honda, Alonso se marchará. Eso, que puede tener su base, puede ahora no ser tan determinante. La jugada se juega a varias bandas, y aunque en  McLaren son conscientes de que todos hablan con todos (como dio Jonathan Neale hace no mucho), también saben que el riesgo ahora de que Alonso se vaya parece menor que antaño. Si Honda coloca a McLaren a un nivel prestacional razonable con la siguiente actualización, y empiezan a entrar en la Q3 habitualmente, la presencia de Alonso puede no peligrar tanto como se dice. La cuestión para un piloto no es tanto un acierto puntual sino una dinámica de trabajo. Si los japoneses encuentran la línea y McLaren pone otro poquito de su parte, en Mclaren sabe que es el líder del equipo y le tienen como absoluta referencia. Si la línea sigue sin encontrarse, entonces sí, Alonso puede volar. Ahora bien, si este es el caso, ¿a quien coges como piloto que lo sustituya?

De esto ya hemos hablado varias veces. Pilotos no hay tantos de la categoría del español, y una de las cuestiones a resolver con quien lo sustituya es que debe ser no sólo rápido sino aguantar la presión y trabajar bien técnicamente, porque hay mucho por hacer en Woking. Si los pilotos de Mercedes, Ferrari y Red Bull parece difícil que acepten un cambio de equipo sabiendo como están en Woking, no hay muchos donde buscar con calidad suficiente para McLaren. Por eso, lógicamente, dicen que harán lo que sea para retener a Alonso. Pero si no lo logran, Ocon, Sainz y un posible regreso de Kubica si Renault no lo elige finalmente para el 2018, son las opciones más serias. Lando Norris, que recientemente impresionó con sus cronos en Hungría podría ser otra opción, pero ¿te lo jugarías todo en un equipo "Campeón" como McLaren con un novato y un piloto de segundo año? Parece mucho riesgo para un equipo que necesita una dirección y alguien que sepa aguantar la presión. Lo que está claro es que perder a Alonso significa no poder optar a un "Top Driver" en mucho tiempo, y eso podría iniciar una vorágine "Williams" que seguramente querrán evitar. No es perder sólo a Alonso, es perder la capacidad de fichar a otro killer de ese nivel en varios años. Por eso la táctica del "todo o nada" con respecto al asturiano. Es más fácil convencerle a él, que ya está, que no fichar a otro con el rendimiento actual de McLaren. Hay mucho en juego.

CHASIS

Tanto el CEO y como el director del equipo tendrán otro tipo de decisiones que aprobar seguramente, y una de ellas será la necesidad de continuar con el chasis actual o hacer una revolución en este aspecto, sabiendo en que posición están actualmente con el chasis. Son el 4º equipo por este aspecto y están todavía lejos de ser los primeros en relación a este área. Por ello, debe haber una decisión en relación al chasis, que estará muy ligada con el suministrador de la unidad de potencia. Hay quien dice que en Woking han tenido que hacer una serie de compromisos en relación al motor para que el nivel de prestaciones del coche a nivel general sea el más óptimo posible. Si el suministrador cambia, lo mismo pueden tener libertad en ciertas áreas que ahora están en compromiso con el motor. Si no, tendrán que ver como convierten el 4º mejor chasis del Campeonato en el 1º o en el 2º. Fichar a gente de otros equipos como Mercedes y Ferrari podría ser un primer paso. Una batalla que han perdido en los últimos tiempos en favor de otros equipos, algunos incluso menores (como Williams, por ejemplo). Sale más gente de la que entra en McLaren. ¿Consecuencias?: Continuar como hasta ahora supondría que todo el paso al frente del equipo se confiara a la unidad de potencia. Difícil logro hasta con una marca distinta de motores. En el otro lado, hacer un chasis nuevo, perder la referencia de lo que funcionaba y lo que no. No es fácil elegir. La ecuación, como se puede ver, dista mucho de ser de una única variable y de tener una única consecuencia. Por eso no es sencillo, por eso no es sólo una cuestión de dinero.

2 comentarios:

Miguel Angel Ramajo Vaz-Romero dijo...

Muchas dudas aún. Dependerá mucho de las próximas dos carreras, muy muy difíciles para Mclaren, y mucho más para Honda.

LOGAN PDLR dijo...

Efectivamente. No tanto por acertar, como por mostrar que es una línea continua de aciertos. La dinámica de haber encontrado una línea en la que cada paso es acertado. Si se montan en esa dinámica, la decisión será más fácil, si no, volverán los rumores de terremoto entre ambas partes...

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"