Buscar este blog

8 de agosto de 2017

La falta de compromiso de Vettel con Ferrari...



Vettel y su futuro, no hay día que no se hable sobre ello. El alemán es la clave para el desbloqueo del mercado de pilotos y lejos de cerrar de una vez por todas su renovación, el tema se alarga sin hallar respuesta alguna por el momento. "Es sólo firmar un papel, no tarda nada en hacerse", responde el de Heppenheim. Pero hay mucho más tras ese papel, hay no sólo un importe monetario elevado, unas posibilidades reales de ganar el Campeonato...detrás de ese papel hay todo un compromiso de Vettel con el equipo italiano, del que ahora se duda visto el rumor extendido de que sólo quiere firmar por un año. Vettel, si es cierto ese rumor, no querría comprometerse con Ferrari y tener la posibilidad de fichar por Mercedes en 2019, cuando termina el contrato de Hamilton. Si esto es así, si no hay un compromiso real con los de Maranello ¿Por qué Marchionne está ofreciendo por el alemán lo que ni siquiera ofreció por otros pilotos de Ferrari en el pasado?

La cuestión Vettel-Ferrari ha sido ya amplíamente discutida por aquí. El alemán prefiere esperar para saber como termina respirando Ferrari en la segunda parte de la temporada, cuando históricamente siempre bajaban su rendimiento desde aquel 2011 que marcó esa tendencia. Vettel tiene el único compromiso de disponer de un coche ganador, y no conoce ni de lealtades ni de romanticismos para una decisión que debe ser eminentemente pragmática. Nadie se acuerda de las lealtades y los romanticismos si el coche no gana. Que se lo pregunten a Alonso tras 5 años en Maranello. Renovar por un año con Ferrari es su idea, o ese parece ser el rumor que se ha extendido por el paddock y la prensa. Ahora bien, con un mensaje de este tipo ¿por qué Marchionne parece atado a la única posibilidad del alemán?. Es muy sencillo, y tiene que ver con la verborrea inicial que tuvo el italiano con respecto al aterrizaje de Vettel en Ferrari. Si en su primer año no paró de ensalzar la integración de Vettel con los chicos de Maranello, su espíritu Ferrarista, mayor que el de Fernando Alonso tras 5 años de estancia del español por uno del alemán...."bajarse de la burra" ahora es complicado. ¿Como vendes a todo un país y a toda una legión de seguidores de la marca del Cavallino que aquel piloto más ferrarista que nadie no quiere ahora más de un año con la Scuderia?. Muy fácil, ofreciendo lo que nadie en la F1 es capaz de ofrecer, más de 120 millones de euros por 3 años de contrato.

El tema Vettel-Ferrari tiene algo en común con ese otro de Alonso-Ferrari. Hay que desdecir palabras dichas en el pasado. Si no lograr renovar a Vettel supondría poner en duda todo eso del espíritu Ferrarista, fichar a Fernando supondría también obviar que la salida del ovetense de la Scuderia fue por lo mismo por lo que ahora duda Vettel: la falta de fe en la Scuderia. No sólo Alonso tendría que desdecirse si el asturiano fichara por Ferrari, es que el propio Marchionne tendría que reconocer que el espíritu tan Ferrarista de Vettel era fruto de unos comentarios más propios de un postureo barato para convencer a los seguidores de Ferrari de que salían ganando al cambiar un piloto que había masacrado a Raikkonen por otro que esa misma temporada había sido masacrado por Ricciardo. Del Vettel del 2017 hay muchas menos dudas de su calidad que del Vettel del 2014. El australiano las generó sobre el alemán al superarle a final del Campeonato de esa manera tan contundente (por más de 70 puntos). Ahora, esas palabras tan innecesarias le están costando a Marchionne 40 millones de euros al año, sin haber ganado todavía ningún Campeonato con Ferrari. Fernando a estas alturas de su tercera temporada llevaba un Subcampeonato y estaba liderando el mundial. Y había más compromiso en el asturiano por entonces que por parte del alemán ahora. "Ferrari será mi último equipo", decía Fernando hasta aquel terrible 2014. Marchionne no lo encuentra ahora y necesita de 40 millones de razones por año para torcer la voluntad del alemán.

Ahora, ¿por qué esta desesperación? ¿Por qué no tentar a Hamilton o Alonso teniendo en cuenta quién tiene la sartén por el mango en Maranello?. Recordemos, sólo hay dos coches que luchan por el Mundial: Mercedes y Ferrari. Si Hamilton no sale de Mercedes, sería complicado ver a Vettel por Brackley. Marchionne podría alentar la posibilidad del regreso de Alonso o tirando de talonario, sacar a Ricciardo de Red Bull. La historia, como hemos dicho, tiene que ver con esas palabras del espíritu Ferrarista de Vettel, el mayor de todos. Pero también, con una lucha por el Mundial sin la cual el enfoque de la negociación sería muy diferente. La posible pérdida del liderato en caso de que Spa y Monza jueguen a favor de Mercedes, puede complicarlo todo un poquito más. Dos pistas donde prima el motor y menos un chasis corto, la ventaja de Ferrari para circuitos como Mónaco y Hungría. Por si acaso, Alonso tuvo un detalle en el pasado GP de Hungría, escuchando el himno italiano con respeto y las manos detrás de la espalda. Un detalle que haría mucho en su favor si Marchionne tuviera que desdecirse. En medio de todo este tejemaneje hay dinero, victorias y un gran orgullo herido por parte de dos personas que tendrían que desdecirse con la misma intensidad con la que salieron hablando la una sobre la otra en el pasado. Vettel, mientras tanto, lo tensa todo tanto como puede sabiendo que el carácter latino se lo pone más fácil a él. Si él es la única opción, aunque sea a la fuerza, ¿por qué no aprovecharlo?. Pues en ello está. Tan simple como eso...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Un payasete, farsante y ventajista mimado por la FIA este fraudetel. Hasta el vapuleado en 2014 Kimi se lo come con patatas al llorón de paquetel.

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"