Buscar este blog

22 de junio de 2017

Hamilton se lo pone fácil a Toto Wolff con el fichaje de Alonso



O Lewis Hamilton es muy torpe fuera de la pista cuando siente la presión...o hay algo que se nos escapa siempre con sus palabras. Esa es la frase que podría resumir el sentir de más de un aficionado a la hora de juzgar las palabras del inglés con respecto a su futuro. El ego, el orgullo, la necesidad de atención que todos los grandes deportistas tienen, y no sólo Hamilton, puede jugarle una mala pasada al piloto de Mercedes. Y lo puede ser porque, con independencia de si estas declaraciones eran o no algo parecido a una estrategía por parte del inglés, el miedo que le puede haber metido en el cuerpo  a Toto Wolff puede favorecer una decisión que todavía podía no estar tomada: fichar a Fernando Alonso.

"Mi destino está en mis manos. Puedo decidir que me retiro al final de este año. ¿Significa eso que mi legado sería menos grande que si me retiro dentro de cinco años? ¿Quién puede decirlo?"

Pongámonos en el lugar de Wolff por un momento: su equipo, Mercedes, viene de una temporada en la que el piloto que se proclamó Campeón del Mundo con ellos les abandonó sin previo aviso, dejando a todo el equipo en una situación muy complicada. Wolff, ante tal desafío, tuvo que llegar a una solución temporal, de compromiso, que lejos estaba de ser igual o mejor que la que tenía antes. Un verdadero dolor de cabeza. Incluso aunque ahora ande más relajado que cuando estaba en medio de las trifulcas entre Rosberg y Hamilton. Por ello las palabras de Hamilton pueden generar la siguiente pregunta en Toto Wolff: "¿como encaro una segunda jubilación entre mis pilotos, y precisamente con el que me sostiene el equipo con sus éxitos en las pistas? Si no tengo recambio de igual calibre, una segunda jugada a lo "Nico Rosberg" me puede destrozar el futuro del equipo a corto, medio y largo plazo". Toto sabe que no se puede arriesgar a quedarse sin un piloto Campeón a final de año, cuando ya de nuevo, y una vez más, no tenga capacidad de reacción para fichar a alguien similar. Hamilton, sin quererlo (suponemos) puede haber decidido la suerte de la decisión de Mercedes de fichar o no al asturiano. Por una sencilla razón: no se deja el futuro de un equipo de más de 800 personas en manos del capricho de última hora de un piloto que parece haber perdido la tremenda necesidad de seguir compitiendo al más alto nivel. Incluso cuando semanas antes presumía de su compromiso con la disciplina al compararse con Fernando y su idea de participar en la Indy500.

Pero vamos a darle una vuelta adicional. Pensemos, aunque sólo sea por un momento, en la idea que podría tener Toto Wolff de no precipitarse con el fichaje de otra estrella y pasar más allá del verano sin firmar ni a Bottas (su actual segundo piloto) ni a Vettel o Alonso. El asturiano no tiene la situación necesaria para forzar las prisas del CEO de Mercedes Motorsport, es cierto. Pero también lo es que si Toto espera demasiado puede llegar a esa situación en la que Vettel finalmente renueve con Ferrari y ante la ausencia de respuesta, Alonso también decida finalmente renovar por un año más con el equipo de Woking (un contrato del tipo 1+1) o decantarse por otro equipo. Nada bueno si quieres tener alternativas ante una situación que ya ha sido avisada. Dicho de otra manera: eso dejaría al equipo pendiente del capricho de Hamilton, que en el caso de que decidiera retirarse, no tendrían en el mercado a nadie similar disponible. Toto Wolff sabe además que las palabras de Lewis denotan un cierto conformismo, el propio de quien ya ha logrado todo lo que su ídolo logró (Tricampeonato y récord de poles). Y sí, la temporada de F1 se hace muy larga si la ilusión no recorre cada centímetro cúbico de tu sangre. Toto sabe ahora que no se puede arriesgar con Lewis...

Una última observación. Hay quien podría pensar que la estrategia de Lewis podría ser similar a la de Alonso amenazando con su salida. Hay quien ve en estas palabras el clásico "si fichais a Fernando Alonso me retiro de la F1, llevándome conmigo la repercusión y nivel mediático que genero sobre el Campeonato". Es posible, sí. Pero si bien esa es una posibilidad para pronunciar unas declaraciones de este tipo, ¿en que nivel dejaría eso la valentía de Lewis, tan proclamada a los cuatro vientos por el propio piloto? No quedaría muy bien la idea de retirarse porque otro piloto de tu mismo nivel llegara para desafiarte en tu mismo equipo, sin cartas marcadas. Se podría decir, y con razón, que Alonso habría echado del equipo Mercedes a un Hamilton temeroso, que ante el miedo a perder con el asturiano, habría preferido retirarse. Para alguien que idolatra a Senna no parece la mejor manera de emularle. No veo a Hamillton retirarse de la F1 con la llegada de Alonso. Hamilton ya ha sido batido por Rosberg y Button (que en 3 años juntos sumó más puntos que el de Stevenage), así que perder contra Alonso no es peor que hacerlo contra cualquiera de los dos anteriores. Pero si lo es, en cambio, retirarte por miedo a que te ganen. Así que ante semejante farol, no cabe pensar otra cosa que el miedo ha vuelto a invadir a un Lewis Hamilton que no filtra lo que piensa. Toto lo sabe, como también que si llega Alonso a Mercedes el británico no huirá demostrando el miedo que realmente le invade de solo pensar que pueda estar al lado del box. Pero la duda del retiro de Hamilton ya está en la cabeza de Toto Wolff. Y es la peor manera para forzar al austriaco a que desista de su idea de fichar al asturiano. Seguro, Hamilton, seguro...

2 comentarios:

Unknown dijo...

De tomar tanto sol se está volviendo albino, puede ser por dos razones, o por miedo o que no ha cagao+

Juan Martinez dijo...

No creo que sea miedo, mas bien odio me parece a mi

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"