Buscar este blog

30 de mayo de 2017

¡STOP gilipolleces!



Paren las rotativas, dejen de teclear, no saquen papel y boli, no accedan a twitter, no enciendan el micro para emitir por la radio, no salgan por la televisión...el periodismo deportivo ha muerto aquí en España.  Así, de esta manera tan contundente, se podría empezar una noticia acerca del estado de la profesión a tenor de los últimos comentarios de algunos llamados "periodistas" que, lejos de querer dar lustro a la profesión, pretenden enterrarla a base de decir soplapolleces, chorradas a cada cual más gorda, y por supuesto, auténticas salvajadas en 140 caracteres. Cuanto más grueso todo, mucho mejor. ¿Por qué soliviantar a unos pocos cuando lo puedo hacer con unos miles mejor? Bienvenidos al mundo de los payasos del periodismo, entrad porque no tiene desperdicio...


Llega el nuevo periodismo, el de las payasadas, el de soltar la tontería más gorda aun a costa del propio prestigio, si es que algunos tiene alguno a estas alturas, llegan los dinosaurios de siempre metiéndose en mundo ajeno, el de un deporte que no conocen ni quieren conocer. Los Manolete, Vicente Azpitarte, MisterChip, el Chiringuito y su troupe,  y toda esa tropa que del fútbol nunca salió y ahora quieren ganarse esos clicks y respuestas de un mundo que les es ajeno, que no respetan, que no conocen y que para escribir algo sobre él necesitan decir tonterías y gilipolleces porque el intelecto no les da para más. A soltarla lo más gorda posible, que aquí no pasa nada. Necios, ingenuos, gentuza. No sólo desprestigian sus figuras, a las que llenan del peor estiércol que se pueda adquirir, sino a toda una profesión que tiene que soportar como unos pocos quieren destrozar la imagen de una carrera que ya de por sí no está muy bien vista. Si antes se decía que el que valía en periodismo iba para el periodismo político político y el que no valía iba para deportes o prensa rosa, ahora la cosa se pone peor. La prensa rosa corre el riesgo de superar el prestigio del periodismo deportivo. Aunque sólo sea por honestidad con el producto que venden.

Decir ultimamente cualquier tontería sobre lo relacionado con el automovilismo cotiza al alza. Es un deporte donde insultar a un piloto no lleva aparejado ningún tipo de denuncia, habida cuenta de que aquí la cabeza de estos deportistas suele estar muy bien equilibrada tras años bregando en las más difíciles circunstancias para llegar a alguna parte en un deporte muy caro y sacrificado. Por ello, no suelen entrar en contestar a los payasos de turno. Demasiado tienen con trabajar acada día más duro que el anterior para superar a sus compañeros y no perder el asiento al que tanto les costó llegar. Pero llega un punto en que se impone una necesaria reflexión, porque cuando un personaje de este tipo hace alguna declaración que sólo busca la polémica y ser el centro de atención por un día entero, la pregunta se hace evidente ¿tan poco concepto tienen de si mismos que no pueden decir nada mínimamente interesante sobre un deporte que no es el suyo?¿Tanto quieren ser el centro de atención como para hacer el ridículo a sabiendas?¿Tan poco se valoran como para no cuidar que lo que sale de su boca hable bien de ellos?. 

Por último, para finalizar, vamos a centrar los tiros un poco más y, ¿por qué no?, mencionar quien ha sido el mayor blanco de todas estas subnormalidades (teniendo en cuenta que no pueden venir de alguien normal, con dos dedos de frente) vertidas ultimamente en los medios. Sí, hablamos de F1 y por supuesto de nuestro mayor valor en este deporte: Fernando Alonso. El ventajismo es una cualidad que por desgracia tenemos los españoles muy arraigada dentro, propiciada por esa envidia que nos mancha tantas otras cualidades que tenemos los que somos ciudadanos de este gran país. Esa "cualidad" ha sido aprovechada por algunos periodistas para echar pestes sobre el asturiano, pasando de la crítica legítima a la mofa pueril y absurda, facilona y poco inteligente, gruesa y vulgar, para así hacerse los graciosos por un día, como si no hablaran así de lo poco profesionales que son. Bueno, he dicho un día...pero y por dos y por tres, que los hay que le han cogido el gusto a esto de ser auténticos payasos en las redes sociales. Por ello, a esos mismos periodistas les preguntaría lo siguiente ¿cuando en su profesión han tenido la misma valoración que tiene el asturiano haciendo su trabajo?¿Cuando, en su vida, han sentido el reconocimiento no ya sólo universal, sino de todo un país, para sentirse con derecho de ridiculizar a quien sí lo ha conseguido?¿Cuando, por una única vez, han conseguido ser el mejor en su profesión? Es fácil, quien lo consigue, rara vez necesita buscar el chiste gracioso a costa de otro, porque su trabajo se encarga de llamar la atención sin hacer bufonadas. Como diría Tarantino: "¡Malditos bastardos!"... 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues si tú no los nombras, yo no sabía quienes eran... como no los leo, veo o escucho, tampoco me había perdido nada.
Pero peor que ellos, son los que encima les ríen las gracias y amplifican sus tonterías en redes sociales.
Espero que su audiencia y lectores les pases factura... prensa deportiva Sí, pero de calidad.

La opinión al respecto de alguien con autoridad para abrir la boca en este asunto... http://blogs.elconfidencial.com/deportes/quemando-rueda/2017-05-30/fernando-alonso-500-millas-indianapolis-indy-critica-motor-honda_1390509/ ... que curiosamente coincide en el nombre con tu blog.

Juan Carlos dijo...

No creo que se pueda decir, más claro!!!

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"