Buscar este blog

19 de mayo de 2017

¿Que gana McLaren con la Indy500 de Alonso?



Alonso se acerca cada vez más a la velocidad necesaria para luchar por la victoria. Su 4º puesto de hoy pone de relieve la rápida adaptación que está teniendo el asturiano a la Indycar. Pero si esa incógnita empieza a estar despejada, la de las motivaciones de McLaren para enviar al asturiano a la aventura americana sigue estando sin resolver. Muchos son los comentarios que siguen manifestando su extrañeza por la decisión tomada por Zak Brown, permitiendo que Fernando se ausente de un gran premio tan clásico como el de Mónaco para una aventura que "ni le va ni le viene" a McLaren. Pero es esto último lo que vamos a intentar rebatir, explicando las razones por las que al equipo de Woking le interesa que su piloto estrella dispute las 500 Millas de Indianapolis. Y son bastante lógicas...


Indianapolis, las 500 Millas, la carrera más emblemática al otro lado del atlántico, y una de las 3 grandes citas a nivel mundial junto al GP de Mónaco y las 24 Horas de Le Mans, es para McLaren algo más que el capricho de su CEO, Zak Brown. Y lo es porque en estos tiempos tan convulsos para la estructura británica, la aventura de las 500 Millas de Indianapolis con un piloto como Fernando genera  3 beneficios completamente indiscutibles en el corto, medio y largo plazo. Y por supuesto aquí vamos hablar de cada una de ellas. Estos tienen que ver con la imagen, el patrocinio y su marca de coches deportivos. Y sí, las tres se pueden traducir en dinero. Empecemos...

LA IMAGEN

En un equipo como McLaren, en la situación  actual en la que se encuentran, no es ninguna revelación mística decir que su imagen como equipo de competición se ha resentido especialmente en los 3 últimos años. Su aventura con Honda está siendo de momento un completo desastre teniendo en cuenta los objetivos de una escudería Campeona como la que dirigía hasta hace poco Ron Dennis. La posibilidad de ganar las 500 Millas de Indianapolis mientras siguen compitiendo en Mónaco es un lujo que se pueden permitir dadas las espectativas del equipo para esta temporada. El seguimiento que está teniendo el aterrizaje de Alonso en la Indy está no sólo compensando a los patrocinadores actuales del equipo, que están saliendo en todas las revistas, webs, periódicos y medios inimaginables, sino que está dando una capa de brillo a un equipo que tenía ésta realmente ensuciada tras lo sucedido durante estos 3 últimos años. Y todo a un precio irrisorio, ya que lejos de tener que crear un equipo de cero, aprovechan una estructura ya creada como la de Andretti, un equipo top de la disciplina, a la que le alquilan parte de su estructura por una única carrera. Si el presupuesto de un equipo top de la Indy está sobre los 15 millones de euros anuales (sí, sí, 15, ni 400, ni 300 ni 200...ni siquiera 100), el presupuesto para una única carrera no puede pasar (ni siquiera llegar) a los 3 millones, seguramente. Si ganas la Indy, esos 3 Millones serían los más rentables para McLaren y sus patrocinadores. Un equipo que tiene un presupuesto de más de 400 para no ganar nada durante 3 años. La imagen de la asociación McLaren Honda estaría en lo más alto a pesar de ser una  única carrera, y todo por lo que es una propina para un equipo de F1.

EL PATROCINIO

La imagen, eso tan abstracto que muchos financieros no valoran adecuadamente, puede llegar a ser el bien intangible más valioso de una compañía. Para una conglomerado como McLaren, que no sólo vive del equipo de F1, la imagen les permite,  entre otras cosas, atraer el dinero en forma de patrocinio para su equipo en el Gran Circo. Y el patrocinio se traduce en el balance contable de un equipo de competición en algo tan valioso como el dinero, el vil dinero. Algo que sirve para pagar las nóminas de los pilotos e integrantes del equipo, comprar herramientas, y permiitir crear esas evoluciones aerodinámicas tan caras como necesarias para hacer el monoplaza cada vez más rápido.

La aventura americana de las 500 Millas de Indinapolis, para McLaren, abre todo el territorio estadounidense a un equipo que, dirigido por un norteamericano como Zak Brown, pretende hacer de ese mercado la fuente de ingresos futuros del equipo. Para un país que rinde culto a las victorias, McLaren necesita de esa clase de resultados que convenzan de la necesidad de embarcarse en la idea de patrocinar a un equipo como el de Woking. Zak sabe que para este año ya no encuentra presupuesto de patrocinios porque las partidas de dinero de los departamentos de Marketing de las empresas se comprometieron a finales del año pasado. Si quiere atraer empresas del otro lado del atlántico, ahora que puede estar en plenas negociaciones para atar algún patrocinador, necesita de un resultado que ofrezca el gancho necesario. La F1 no se lo va a dar. Las 500 Millas de Indianapolis, con el piloto más mediático y talentoso de la F1, puede que sí. Y todo con una inversión irrisoria en comparación con las que se necesitan en el Gran Circo. La Indy 500 es una apuesta segura en términos monetarios y de patrocinio a medio plazo. La idea de Zak no es por romanticismo únicamente, ni por asegurarse la renovación de Alonso (que también)...es por el propio interés que tiene en atraer el dinero que hay al otro lado del Atlántico.

MCLAREN AUTOMOTIVE

Hablar del mercado estadounidense es hablar de uno de los mercados más importantes para una marca que fabrica automóviles deportivos. Para una marca como Ferrari, por ejemplo, EE.UU. supone entre un 25% y un 30% de sus ventas anuales. Si McLaren quiere vender coches deportivos como el P1, el 720S, el 650/675 y maximizar ventas y beneficios, su cuidado del mercado noteamericano tiene que estar al nivel del de la marca italiana. Que la F1 no tiene todavía la repercusión necesaria para McLaren en EE.UU no es ningún secreto. Por ello, la participación en las 500 Millas de Indianapolis es las campaña publicitaria más barata que se puede crear por esas tierras. Pensemos, tan sólo por un momento, que Nissan pagó lo que se rumorea que fueron más de 2 Millones de dólares por un anuncio en la Superbowl para anunciar su coche para las 24 Horas de Le Mans de hace un par de años. Aquí no hablamos de 20 segundos de un anuncio, hablamos de un mes hablando continuamente del equipo, de la hazaña de Alonso de competir en una única carrera abandonado el GP de Mónaco para ello...hablamos de la repercusión planetaria que tendría una victoria de Alonso y McLaren en el circuito de Indianapolis

La participación de McLaren en la Indy500, para vender deportivos allí, es una herramienta publicitaria incuestionable. Si quieres competir con Porsche y Ferrari tienes que hacer este tipo de eventos míticos, que te den una repercusión de gran marca. Si la F1 no te da el éxito necesario, gastarse menos de 3 millones para conseguirlo en una carrera como las 500 Millas de Indianapolis es calderilla. Le Mans en LMP1 no cuesta menos de 60-70 millones para lo que siendo un Campeonato, se reduce básicamente todo a la carrera en el circuito de La Sarthe. Honda, socio en esta aventura, tiene además en el mercado americano una de sus principales fuentes de ventas a nivel mundial. Ganar con Alonso allí sería épico para ellos, más que hacerlo con cualquier otro piloto Todos ganan en Woking, Sakura y Milton Keynes.  La disputa de la Indy500 es para Alonso su presente más inmediato, pero para McLaren es su futuro más prometedor a medio plazo. Por ello barajan repetir el año que viene a tiempo completo. No es dinero para la repercusión que tendría para ellos en el mercado norteamericano, donde se pueden conseguir el 25%-30% de sus ventas globales. Fabrican deportivos, no lo olvidemos. Y sí, al final todo estos se traduce en dinero...pero ¿en qué si no?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"