Buscar este blog

13 de mayo de 2017

Ferrari no reniega de Alonso...



Estaba fácil. Ferrari hoy podría haber renegado de Alonso aprovechando su situación en el Mundial, el liderazgo de Vettel y las dudas que sigue ofreciendo Mercedes sobre la posibilidad de que otra vez se hagan con el título. El hecho además de que dejara Maranello por una aventura que de momento está resultando fallida, les dejaba la oportunidad perfecta para renegar del que fue su piloto durante 5 años. Y sin embargo, lejos de negarlo, han echado balones fuera. ¿No eran estos mismos los que en el primer año de Vettel ya presumían de que el alemán ya era más rápido y más "tifoso" que el asturiano? Las tornas han cambiado, y mucho, y todo porque se abre ese periodo que los team managers temen más que los gatos el agua: el de la negociación de contratos y la Silly season. Y sí, en Maranello saben de que va esto...


Ferrari y Alonso, Alonso y Ferrari...una combinación que debía haber sido exitosa y que se quedó en mucho menos de lo que podía haber dado. Tres subcampeonatos contemplan la historia de esa combinación, y la finalización de los contratos de sus pilotos actuales, Vettel y Raikkonen, hace que ahora miren en Maranello su pasado más reciente con el piloto asturiano con mucha menos ira de la que lo miraban en 2015 y 2016. Vettel, objeto de deseo en 2018, puede emprender un cambio de equipo si ve que Mercedes sigue siendo el caballo ganador y que Ferrari, a pesar de su gran inicio, termina cogiendo el rumbo descendente de otros años. No pinta a que esto útimo vaya a ser así, pero la posibilidad está ahí. Sebastian no se cierra puertas...y Ferrari, conociendo la situación, tampoco. Podían haber indicado que con todo el agradecimiento que tenían hacia el trabajo de Alonso en Ferrari durante 5 años, su etapa había acabado en Ferrari y que preferían mirar al futuro en caso de que Vettel saliera de la Scuderia. Y no lo han hecho. ¿Por qué? Porque saben que el mercado de top drivers para 2018 está cerrado a 3: Hamilton, Alonso y Vettel. No hay más. Y si Hamilton no sale, la situación se  enmarrona bastante. Así que ¿para que decir ahora algo de lo que te puedas arrepentir más tarde?

La realidad es la que es. Vettel puede ganar el Campeonato y firmar otros 3 años por la Scuderia...o perder frente a Mercedes y que los alemanes le quiten a Ferrari el líder de su equipo por 3 motivos: es alemán, 4 veces Campeón del Mundo, y podría "convivir" con Hamilton. Así que visto lo visto, Arrivabene ha sido el primero en saber lo bien que le venía echar balones fuera y no comprometer el futuro del equipo por decir ahora las palabras equivocadas. Pero es más, incluso hay un tercer motivo que tiene una lógica aplastante para las 3 partes implicadas:  Ferrari, Alonso...y Mercedes. Entremos en detalles.

No es ningún secreto que en toda negociación tu posición en la misma viene determinada por dos factores: la percepción que tiene la otra parte de lo que aportas o podrías aportar...y la sensación que puede tener de que eres pieza codiciada y su oferta no es la única que tienes sobre la mesa. Basándonos en estos dos condicionantes, lo cierto es que tanto Alonso como Ferrari necesitan ver sus nombres unidos en los mentideros periodísticos porque, sin renegar de la posibilidad de volver a unirse, también necesitan de esa rumorología para negociar con las otras opciones que tienen sobre el tablero. Si Alonso renegara de Ferrari, su posición para negociar con Mercedes sería más débil que si los de Brackley ven que el asturiano puede aterrizar de nuevo en Maranello si ellos no lo fichan primero. Al mismo tiempo, en Ferrari se pueden encontrar con un Sebastian Vettel pidiendo el "oro y el moro" si va liderando el Mundial y en Maranello han renegado anticipadamente del asturiano. Podría pensar, con cierta lógica, que si en Red Bull sus pilotos tienen contratos vigentes, él es la única opción de Ferrari y con ello pedir lo que se le antoje. Alonso y Ferrari se necesitan, con independencia de que terminen por juntarse de nuevo a termine siendo una mera demostración de fuegos de artificio. Por eso no reniegan el uno del otro, porque esta película no ha hecho más que comenzar, y hasta que se aclare la trama, no es bueno desvelar el asesino, la chica guapa que muere y el que no estaba ahí pero al final está. Es teatrillo, del de siempre, el propio de un Gran Circo. No hay más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"