Buscar este blog

2 de mayo de 2017

Alonso y sus 8 años en Ferrari...



"Alonso, año 8º tras le llegada del elegido a Maranello. La existencia plácida del primer año es sólo un vago recuerdo del pasado, un pasado de horizonte muy lejano. El presidente Marchionne, ahora todopoderoso señor omnipotente, cierne una amenaza sobre la cabeza del "Elegido": sólo la consecución de un Campeonato le salvará de ponerle un fin a su existencia. Su completa desintegración ha sido ya aprobada en el Consejo por total unanimidad. Sólo la consecución del trofeo le salvará de su desaparición definitiva".  No es el comienzo de ningún libro de ciencia ficción que esté pensando sacar al mercado, no es la re-edición de la mítica serie "La Fuga de Logan" (vaya, que ¿casualidad? con el nombre del autor). Es lo que estaría sucediendo en Maranello si Alonso hubiera optado por continuar en Ferrari y ampliar el contrato que tenía con la Scuderia, que expiraba en 2016. Alonso, hoy, tendría puesto precio a su cabeza en toda Italia...

Y no es broma. Pero vamos a tomárnoslo hoy también con un poquito de ese tan necesario sentido del humor. Vamos pensar, tan sólo por un momento, que Alonso pudiera hacer un viaje en el tiempo y regresara de esta manera al año 2014, aquella temporada tan nefasta en la que tuvo que decidir que hacer realmente: si seguir en Ferrari o abandonar precipitadamente Maranello para fichar por esa aventura anglo-nipona llamada McLaren-Honda. Alonso ya sabe el resultado nefasto de esos 3 años y opta por no presionar ese botón de salida rojo que terminaba anticipadamente su contrato. Fruto de eso Alonso continua en Ferrari, logrando en 2015 las mismas victorias y resultados globales que Vettel. Lejos de la alegría producida con el alemán, el resultado de esa temporada vuelve a ser otro disgusto para el asturiano y el equipo italiano, que lleva ya 6 años sin conseguir el Campeonato. Ha existido una mejora, pero no se ha considerado suficiente para ninguna de las partes. A Fernando Alonso, como a Ferrari, solo les vale el Campeonato, y lo de 2015 no deja de ser un dejavú de lo sucedido en años anteriores. Fruto de todo ello, Marchionne llama su despacho a Arrivabene, Allison y Alonso a final de temporada.

¿Que sucede com esa llamada al orden del Italiano cuando les cita en su despacho? Arrivabene les hace saber que Ferrari sólo existe para ganar Campeonatos, que el mero hecho de ganar alguna carrera durante la temporada no le sacia como jefe supremo de los italianos. Que dependiendo de lo que suceda en 2016 tomará una decisión respecto al futuro de los tres, y que Alonso, si quiere renovar por la Scudería, deberá dar el 200% y asegurarse que si no se consigue no haya sido porque no haya derramado hasta la última gota de sangre por medio de su sudor. La advertencia a Allison y Arrivaene es la misma. Si quieren seguir en Maranello sólo pueden tener su puesto seguro trayendo el entorchado. Todo lo demás, quedará a su criterio. El ambiente no puede ser más tenso al comienzo de la temporada 2016. El coche no sólo no parece imponerse al Mercedes, sino que están más lejos que la temporada anterior de lograr el Campeonato. El ambiente a mitad de temorada está tremendamente enrarecido porque estamos en el 7º año de la aventura de Alonso en Marannello, y pagando el sueldo del español (el mayor de la parrilla) Marchionne ve que no está sirviendo de nada. Allison se va fruto de las exigencias que el todopoderoso italiano insiste en poner. La prensa italiana cuestiona de manera abierta a su piloto estrella y empieza a preguntarse si la culpa de todo no la tiene el español a pesar de imponerse de manera consistente sobre Kimi Raikkonen, un piloto que aunque no es rival para el asturiano, tampoco parece generar ningún clima tóxico, algo de lo que acusan al español.

A finales de la temporada 2016 Alonso tiene que decidir que hacer con su contrato. McLaren, que tiene en la dupla a Button y Vandoorne sigue llamando a la puerta del asturiano, al que prometen que 2017 será diferente, que empiezan de cero con un nuevo motor y que su rendimiento actual se verá muy mejorado. Fernando, que no olvidemos que ha hecho un viaje en el tiempo, sabe que en 2017 seguirán peleando por lo mismo en McLaren-Honda, y fruto de que las puertas de Mercedes parecen cerradas con Hamilton y Rosberg disputándose el Campeonato, decide renovar con los de Maranello porque sabe que en 2017 la cosa cambiará. En Italia, en cambio, no saben nada, sólo el asturiano ha hecho ese viaje en el tiempo y nadie le creería si contara lo que sabe. Por ello, y porque en Mercedes todavía no saben la espantada con la que les va a sorprender Nico Rosberg, decide seguir 2 años más en Ferrari fruto de que en Mercedes prefieren seguir finalmente con sus pilotos actuales (pobres incautos). Alonso, por tanto, renueva con Ferrari. Eso sí, no sin una amenaza velada de Marchione a todo su equipo: si Ferrari no trae de vuelta el Campeonato, los siguientes en caer serán el propio Arrivabene y todos los mandos intermedios que considere necesarios para revertir por fin la situación. El sueldo fijo de Alonso se ha visto reducido, aunque si cumple el objetivo cobrará más que nunca, fruto del variable tan suculento que le ha puesto el Sr. Marchionne si consigue el Campeonato: se habla de casi 50 millones de euros en total, bonus y pluses incluidos.

Alonso encara 2017 con más hambre que nunca, pero también con gran parte de la prensa italiana cuestionando su renovación por la Scuderia. "No hemos ganado nada en 7 años con él, ¿por qué se le premia renovándolo?", "el Spagnolo no es ni la sombra de lo que fue Schumacher", "7 años si ganar y lo renuevan, ¿es esto una broma?", "Alonso está acabado, Marchionne se equivoca ¿por qué 2 años más de pesadilla?" se preguntan los principales diarios italianos. Fernando está hastiado de la presión a la que le someten a él, teniendo en cuenta que es el único que trae resultados a Maranello. "He masacrado a Raikkonen tres años seguidos ¿y del finlandes todo el mundo pasa?", se cuestiona Fernando. Allison se ha ido y se pregunta si a pesar de lo que sabía del futuro, estará realmente acertando con su renovación por 2 años con los italianos. Sabe los resultados que hubo hasta la 4ª carrera (la cita del GP de Rusia), pero a partir de ahí no sabe más porque optó por hacer el viaje en tiempo antes de que llegara el GP de España. ¿Habrá hecho lo correcto?...

Sigue tu propia aventura - Opción A -

Si has llegado hasta aquí, vamos a desarrollar el primer escenario. ¿Y cuál es? empezaremos por el más probable a raíz de la  historia reciente de los de Marannello. Ferrari comienza su declive a partir del GP de España. Alonso, que no había llegado más allá de la 4ª carrera debido a lo prematuro de su viaje en el tiempo, empieza a darse cuenta que ha vuelto a equivocarse a pesar de lo que conocía del futuro. "No hay forma, el puñetero destino conspira siempre contra mi". Tras el verano, la cita de Spa confirma que hay otros equipos que han hecho un mejor trabajo que los de Marannello, con los monoplazas de Red Bull adelantando a los cavallinos rampantes del español y del finlandés. Marchione trina, la prensa se vuelve contra el presidente, al que culpan de no haber empezado de cero cuando el contrato del español finalizaba.  Los aficionados españoles le acusan de no haber cambiado de equipo y haberse decidido por McLaren-Honda, que tras el verano ha pegado un cambio serio y ha conseguido su primera victoria. El motor japonés ya funciona, le ha costado, pero por fin empiezan a pelear por cosas grandes. Red Bull, además, ha relegado a Ferrari como equipo aspirante al campeonato. El vuelco de los de Milton Keynes ha sido de nuevo espectacular tras el parón veraniego. Lauda acusa al español de no haber tenido lo que había que tener para dejar una Ferrari plagada de italianos que no saben hacer un coche si no hay ingleses y alemanes de por medio. "Fernando sólo vio el dinero que le puso Marchionne como cebo y demostró que no tiene el valor de construir un equipo Campeón a su alrededor. Mirad a Button ahora, el año que viene podría igualar al español a Campeonatos siendo peor piloto que él". 

¿Y que sucede con la opinión del asturiano por nuestras tierras?. Empecemos por la prensa. La prensa española, por increíble que parezca, no lo trata mucho mejor, con los principales plumillas de las secciones de deportes despotricando sobre la falta de coraje del español para haber salido de Ferrari. "A Fernando sólo le importaban los 50 millones que le puso Marchionne delante si ganaba el Campenato. Pues ahí tienes lo que te mereces Fernando: la mitad del sueldo que tenías. La avaricia rompe el saco". Los aficionados, tras 8 años sin frutos, recomiendan a Fernando retirarse dignamente. "¿Después de Ferrari, a donde va a ir?, todo lo demás es un paso atrás porque en Mercedes no le quieren. Que se retire.", "Si tras 8 años en Ferrari no ha conseguido un Campeonato, es que es una verguenza de deportista. Si Raikkonen incluso tiene uno con los de rojo. ¡Alonso, retirate!", "Alonso está acabado, con un Ferrari durante 8 años no ha hecho nada, ¡que se retire ya!". Estas y otras lindezas son el resultado de su apuesta por Ferrari. Lo que parecía acertado después de haber comprobado como irían las 4 primeras carreras, se ha vuelto a demostrar un error garrafal. Ya ni siquiera conociendo el futuro acierta el asturiano...


Sigue tu propia aventura - Opción B -

Si has elegido esta opción, atención ahora a lo que sucede. Alonso, efectivamente había ganado hasta el GP de Rusia las mismas carreras que Vettel. La prensa italiana seguía con la mosca detrás de la oreja porque eran muchos años con el español al frente de Ferrari y sabían que debían esperar hasta el final antes de cantar victoria. Llega el GP de España, que es la primera de las citas en las que Alonso no sabe el resultado. Y sí, logra otra victoria que le aleja de los pilotos de Mercedes. Hamilton abandona y Bottas termina fuera del podio. Red Bull resucita, McLaren se hunde más en la miseria, superado esta vez por Sauber, que parece dar un paso al frente. ¡Menos mal que no fichó por ellos!. Los italianos empiezan a creer, los españoles le empiezan a recordar que por fin parece que será posible y toda España se ilusiona. Movistar por fin tiene audiencias que sostienen su inversión. Toda España se reengancha con la F1 de nuevo. Niki Lauda, ahora muy fan del español, reconoce que es el mejor piloto de la parrilla y que hizo bien en quedarse en Maranello, que tomó la decisión que había que tomar, "fue un valiente al apostar de nuevo por Ferrari tras el 2016 que tuvieron. Demuestra la pasta de la que está hecho. Siempre fui fan suyo y él lo sabe". 

Alonso encadena varias vitorias tras el GP de España, Mercedes se va desinflando por errores de estrategia y fallos de principiantes, no acostumbrados como estaban a la lucha cuerpo a cuerpo. Hamilton tiene un par de encontronazos con Fernando, pero es el español quien sale vencedor de esas maniobras. A Hamilton ya ni siquiera le favorecen los cuerpo a cuerpo, su especialidad de antaño. Bottas, al que había despreciado inicialmente como amenaza, le empieza a comer terreno. Lauda anda preocupado. Hamilton está descentrado y Alonso está "enchufado", como el austriaco reconoce. No da opción. La resurrección de Red Bull a partir de Spa no sólo no sirve para restarle puntos al español, sino que sólo sirve para interponerse entre los de Maranello y los de Brackley. Alonso, fruto de todo esto, consigue el Campeonato anticipadamente, con 4 carreras todavía por disputarse.  Lauda felicita al asturiano y le ofrece un cheque en blanco para cambiar de equipo, pagando la penalización a los de Marannello y envíando a Hamilton de camino a la Scuderia, muy de la apetencia del británico. Alonso rechaza. Quiere seguir haciendo historia. Ya tiene coche y el cariño de los italianos de nuevo con él. Wolff y Lauda se resignan a esperar otro año para fichar a Verstappen. Sólo él podrá luchar ya con Fernando. Hamilton está más que amortizado. No hay más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"