Buscar este blog

30 de abril de 2017

¿Y si el que sobra es Lewis Hamilton?...(el británico anda descentrado)



Lewis Hamilton anda algo descentrado. Ya no sólo le quitan la pole, uno de sus puntos fuertes, sino que ahora su compañero de equipo, Vateri Bottas, también le come la tostada en carrera. Todo porque se ha relajado este año dado que su posición en el equipo parecía ser mucho más cómoda con un compañero que distaba de ser aquel incómodo Nico rosberg con el que tuvo que compartir tres años. El finlandés, lejos de amilanarse tras el fiasco de China, se ha crecido y ha optado por elevar su juego en carrera, el punto que tanto se le criticaba. Su manera de tomar la salida, yendo a por todas, posiblemente espoleado por los comentarios de Toto Wolff, ha dejado a Lewis Hamilton en una posición un tanto incómoda. El británico no se encuentra cómodo con la nueva situación...

Estamos en una fase muy temprana de la temporada, pero por lo que llevamos visto hasta ahora, el piloto inglés no se encuentra cómodo con los nuevos coches, con su nuevo compañero, con su entrenamiento personal (ya no tiene coach de entrenamiento físico), o con su papel dentro del equipo. No está marcando la diferencia que se le supone que marca y que su contrato estipula que debe marcar. Ferrari ha vuelto, es cierto, Bottas tiene velocidad pura, también, pero si algo queda claro es que el fichaje del finlandés le ha  descolocado sobre el rol que desempeña con los de Brackley. Alcanzado su objetivo de ser tricampeón, como su idolo Senna, se está viendo a un piloto muy relajado porque piensa que el rival lo tiene fuera y no dentro. Bottas, que sin ser Hamilton, es un piloto rápido, está viendo como el "enfant terrible" que le habían vendido está más cerca de ser una sombra de lo que fue y que a poco que apriete, puede asegurarse el brillo de las victorias frente un Hamilton que ya no parece el mismo... 

Lewis está en esa situación que hace tiempo que no estaba. Me recuerda a aquel piloto que compartiendo su primer año con Jenson Button en McLaren no terminaba de asimilar que el piloto Campeón del Mundo en 2009 le pudiera batir...y acabó por detrás de él ese año. Actualmente me parece que su nivel de falta de concentración es mayor, porque si bien Button fue Campeón del Mundo y se podía imaginar en cierta parte su nivel de rendimiento, con Bottas la cosa parecía que iba a ser mucho más sencilla. Pero el finlandés parece dispuesto a no dejar que los comentarios de la prensa le descentren, y visto que ha observado la debilidad mental de su compañero, ha optado por ir con todo y poner tierra de por medio con la idea de que sea él el sacrificado en la escudería Mercedes a final de año.  Los rumores de Alonso son un arma de doble filo que bien usada no tendría porqué afectarle precisamente a él cuando es el británico el que mostró miedo ante tal posibilidad. Si Mercedes sigue por detrás de Ferrari antes de que termine el año, y es Hamilton el que va por detrás del finlandés por entonces, la sorpresa puede ser mayor que la esperada. Lo mismo ese "eso no va a suceder" se termina cumpliendo, pero no de la manera esperada por el británico...

1 comentario:

Javier Prieto Pérez dijo...

Unas reflexuones precisas,interesantes y muy acertadas sobre la actual coyuntura deportiva que atraviesa Lewis Hamilton. Enhorabuena.🖒👏🏎🏁

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"