Buscar este blog

4 de abril de 2017

Los pilotos invisibles de la F1



Hoy toca reflexión. El día en el que todo el mundo habla de Alonso, Honda y McLaren, en una vuelta de tuerca adicional muy propia de esta página, vamos a tratar de esos pilotos que lejos de los focos, hacen un gran trabajo en las pistas. Son los pilotos invisibles de la F1, aquellos que no ocupan grandes titulares pero que suelen hacer un gran papel, y se ganan la admiración de la prensa especializada, aunque no los titulares de los grandes medios. ¿Que pilotos son estos?¿a quienes podríamos englobar en este grupo?. Bajo estas líneas tienes las respuestas...

Pilotos hay muchos, pero buenos no tantos. En estás líneas vamos a centrarnos en los buenos, porque de los que son invisibles a los medios nos interesan los que lo son inmerecidamente. Empecemos. Y lo haremos con un clásico. El primero en esta lista, como no podría ser de otra manera, y por derecho propio tras muchos años optando a la lista de los pilotos top pero sin lograr conectar con los aficionados y medios, es, lógicamente, Nico Hulkenberg. El piloto alemán, un gran talento del Gran Circo, no ha terminado de hallar nunca el momento de ascender a un equipo grande con el que destacar verdaderamente. Su primera oportunidad, en el equipo Williams, le vino quizás demasiado pronto, y tampoco tuvo un compañero fácil, pues Rubens Barrichello, tras su experiencia Ferrari, jugaba con cartas ganadoras. Si de compañero en tu primer año te toca un compañero como Rubens, el hecho de destacar se complica bastante. El ex-compañero de Schumacher le dobló en puntos, como era de esperar, fruto de su mayor regularidad. En cualquier caso, su pole en Brasil ese mismo año, eso sí, le permitió salir de Grove con un asiento en Force India bajo el brazo, equipo en el que ha militado 6 años seguidos, todo un récord en el equipo indio. El gran lastre del piloto alemán ha sido no visitar el podio, atascándose en grandes actuaciones que no tenían el brillo que las copas dan a los pilotos que logran subir al cajón. El que lo superara Pérez el año pasado, aupándose varias veces al cajón, le restó protagonismo. Ahora en Renault, con un compañero como Palmer, puede recuperar parte del brillo perdido. De momento ha comenzado con buen pie. Y tiene todas las de ganar este año...

Si hablamos de pilotos invisibles no debemos pasar por alto a uno de los más perjudicados, y en este caso nos queda más cerca de lo que parece. Como no, estamos hablando de Carlos Sainz, uno de esos  grandes pilotos que debe pagar el precio de estar a la sombra de otros con más fama y reconocimiento. El primer año y medio el piloto madrileño tuvo que vérselas con el "nuevo Senna", nada más y nada menos que Max Verstappen, el "chosen one" deseado durante tanto tiempo por la F1. Su primer año sacó la victoria moral de haber sido más rápido que el holandés durante las sesiones de Calificación, aunque en la recopilación de puntos venció el hijo de Jos Verstappen. Después llegó el ascenso de Max, y todos los focos se posaron definitivamente en el holandés, dejando fuera de plano al español a pesar de sus grandes actuaciones. Compartir pista con Alonso, un piloto de su misma nacionalidad, pero bicampeón del mundo y el más popular de la parrilla, tampoco le ha ayudado en su propia tierra. Algo similar a lo que ha ocurrido a Hulkenberg con Vettel y Rosberg, por ejemplo. La prensa inglesa le tiene en alta estima, algo ven en él que les recuerda a Hill, uno de los últimos gentleman drivers de la F1. Su padre, bicampeón del Mundial de Rallyes y muy respetado en la "patria" de la F1, juega en este caso a su favor. Sin embargo, sigue en busca de esos titulares que la sombra de Alonso y Verstappen le niegan. No estaría de más que todo empezara por estas tierras. Un podio le ayudaría, eso seguro. Tiempo al tiempo.

Un alemán, un español...y seguimos con un francés, para seguir con la UE y no salir muy lejos. Si hablamos de un piloto francés quizás no debería hacer falta decir el nombre al que nos referimos, pero lo haremos igualmente. Efectivamente, hablamos de Romain Grosjean, ese del que tanto se hablaba en sus comienzos como la gran esperanza de la tierra de Napoleón y que por "h" o por "b" no ha terminado de tener una carrera fácil, fruto de los compañeros con los que ha tenido que lidiar. El primero de ellos, Fernando Alonso, le destrozó en su aterrizaje en la F1 en el equipo Renault.  Para Fernando no fue rival. Y tanto fue así que fue mandado de vuelta a la GP2 para terminar de madurar, fruto de lo masacrado que le dejó el astturiano. Su regreso a la categoría reina, igualmente con los de Estone, tampoco sería fácil, ya que de nuevo le tocó lidiar con un Campeón del Mundo, en este caso Kimi Raikkonen, que llegó a luchar por el Campeonato del Mundo. Aun así, en cualquier caso, no lo hizo nada mal, ya que logró pisar el podio en varias ocasiones y dejar atrás la imagen que había dado siendo compañero de Fernando. Su aterrizaje en Haas le ha puesto en posición de ser el líder de una escudería, algo que necesitaba para terminar de madurar. Dejó en evidencia a Gutierrez el año pasado y pinta algo parecido con Magnussen. Si vuelve a repetir, podría estar en posición de estar en un equipo más grande. Veremos a donde le lleva este año. Calidad tiene de sobra.

Esta lista no estaría completa si no hablásemos de Checo Pérez, el piloto mejicano que tanto prometía cuando aterrizó en Sauber y que ha tenido que esperar a batir a Nico Hulkenberg en Force India para ganarse el crédito que el dinero de Carlos Slim le negaba. Su relación con el cajón empezó pronto a pesar de todo, con esas actuaciones esporádicas en Sauber que lograron que los focos apuntaran en algunos momentos al piloto mejicano. Sin embargo su aterrizaje en McLaren, al lado de Button, le terminó de cercenar su carrera en un equipo grande. Se esperaba mucho de él y sus problemas en la pista con el resto de pilotos le granjearon cierta mala fama. Las palabras de Jo Ramirez, compatriota suyo, hablando mal de él durante su estancia con los de Woking, no terminaron de ayudarle. La no llegada de grandes dosis de patrocinio a McLaren de su mecenas Carlos Slim, tampoco hizo mucho en su favor. Al final aterrizó en Force India y contra todo pronostico terminó batiendo a Nico Hulkenberg, al que venció en puntos y podios el año pasado. Ahora, con Ocon como compañero, debería hacer valer su experiencia para imponerse de nuevo y lograr de nuevo algún que otro podio. Manco ha demostrado que no es, simplemente le pasa lo que a los anteriormente mencionados, los focos tienen demasiados protagonistas en la zona noble como para apuntarle a él en la zona media. Pero talento tiene, de eso no hay duda.

Podríamos entrar en meter más pilotos a esta lista de los que forman la actual parrilla, pero era preferible hablar de los que siendo invisibles, por sus actuaciones merecían algo más de reconocimiento del que tienen en los medios. En el pasado, en los últimos años, hemos tenido incluso algunos otros que inmerecidamente ya no forman parte del Gran Circo actualmente, pero eso lo dejamos para artículos venideros. La justicia no siempre se imparte de manera equitativa en la F1, pero tampoco la vida en general lo hace. Es la magia del libre albedrio, del destino y esas cosas...o al menos eso dicen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"