Buscar este blog

1 de abril de 2017

Fernando Alonso y Mercedes, ya en 2017...



Fernando Alonso está a un paso de salir de McLaren Honda esta misma temporada, contrariamente a lo que el sentido común juzga. Y correr con motores Mercedes desde la mítica carrera de Spa, a tenor de lo indicado por la agencia de noticias alemana AFD. Un contrato a largo plazo directamente con la marca de Stuttgart que se desarrollaría de una manera no pensada hasta ahora pero que satisface a todas las partes implicadas. Alonso, por fin, se libraría de la pesadilla de McLaren-Honda y volvería a luchar por podios y victorias ¿como?. Te lo explicamos a continuación.


Las conversaciones de Toto Wolff y Fernando Alonso fueron más largas que esa llamada de 3 minutos que mencionó el asturiano en su momento. Una de las repercusiones de la misma fue una suerte de acuerdo en la que ambos se comprometían durante los próximos 3 años, empezando el acuerdo en 2018, aunque con diferentes claúsulas que permitían a cada uno seguir su camino si se daban una serie de condiciones. Una de ellas, que favorecía a Fernando, era la posibilidad de seguir en Mclaren si tanto el monoplaza como el propio piloto de Oviedo estaban entre los 4 primeros del Campeonato terminado el GP de Canadá, cita que se había marcado Alonso pensando en que habría pasado ya por circuitos tan dispares como Montmeló, Mónaco y Canadá, tres claros ejemplos para saber donde estaba el coche. Terminado el GP de Australia, Fernando no ve el milagro por ninguna parte.

Por todo ello, Fernando había llamado a Toto Wolff para anticipar el movimiento, fruto de su convencimiento de que no hay ya nada que pueda meter a su McLaren-Honda entre las posiciones de los que se juegan el podio y la victoria cada GP. Toto Wolff, conocedor de la situación de su equipo y la de sus clientes, habría encontrado una manera de anticipar el movimiento, en una suerte de jugada a tres bandas que podría situar al asturiano en un monoplaza competitivo. La carambola, como hemos dicho, tiene otros actores implicados. En este caso, nada más y nada menos que Williams y Sauber. Williams está sufriendo con una pareja de pilotos que no convence teniendo en cuenta el potencial del equipo. Paddy Lowe ya se lo ha hecho saber a Claire Williams, a la que presiona para que busque al menos un piloto contrastado con la que dar forma al proyecto. Toto Wolff, antiguo accionista del equipo, habría intercedido para que Alonso tuviera su hueco desde Spa hasta final de Campeonato, para unirse, ahora sí, por fin al equipo oficial Mercedes en 2018. Wolff está decidido a que el asturiano sea la nueva bandera del equipo ya que los problemas con Hamilton siguen ahí y temen que en cualquier momento pegue la espantada. Con Alonso, recompran la seguridad de su compromiso, probada ya la paciencia del asturiano al haber estado 8 años, entre Ferrari y McLaren, esperando un Campeonato que no llegó.

Williams, el actor necesario para que Alonso vuelva a luchar por grandes cosas, cedería a Stroll a Sauber, que se garantizaría para 2018 un motor Mercedes en condiciones ventajosas, y prescindiría de esta manera de Wehrlein, que ha dado muchos problemas en el equipo y esa, y no su forma física, son las razones por las que todavía no se ha subido al monoplaza de los de Hinwill. La frustración del alemán por no ser elegido como piloto de Mercedes y el estatus que quería darle Sauber como piloto en fase de aprendizaje han propiciado un divorcio con el que Mercedes no tiene ningún problema y que le presta la escusa perfecta para colocar los peones de la manera que mejor satisface a sus intereses. Dicho de otra manera, Werhlein está fuera de la F1 y Stroll, que todavía está verde para un equipo como Williams, encuentra acomodo en un equipo con mucha menos presión, y con un compañero mucho más asequible para dar los primeros pasos. Todos ganan. Alonso, por fin, podrá luchar por podios y victorias, Wolff asegura al asturiano, como hizo Ron Dennis cuando tenía a Montoya y Raikkonen y se aseguró los servicios del de Oviedo, Williams pasa a tener a un piloto estrella con el que sumar una buena cesta de puntos, y Sauber gana un motor competitivo para el año que viene. La F1 está loca, pero esto último sí que no es ninguna novedad... 

Fuente: AFD


2 comentarios:

Fausto dijo...

Y Vottas.. q pasaria con el si en 2018 llega Alonso a Mercedes?

Erathor Elensar dijo...

1 de abril...

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"