Buscar este blog

15 de abril de 2017

El podio de McLaren llegará este año...


McLaren logrará un podio antes de que termine el año. Una predicción que podría ser demasiado arriesgada vista la situación actual del equipo de Woking, pero que dada la localización de los problemas del equipo y la liberalización de tokens, todo es posible. Y la base no sólo es la libertad para evolucionar el motor, que es la principal clave de todos los problemas (aunque no la única), que hay esta temporada, sino el factor más determinante de todos: Alonso tiene que pisar el podio antes de tomar una decisión. Y tiene que ser pronto. Zak Brown lo sabe, Boullier lo sabe, Hasegawa lo sabe y la visita al cajón tiene que darse por tanto antes del verano...o eso, o perder al asturiano. Pero ¿y como se puede dar?¿como sería posible visitar el cajón?...

El podio y McLaren, el podio y los chicos de Honda. Una frase que parece imposible este año pero que si la analizamos con perspectiva, está más cerca de lo que parece. Empecemos. Lo primero es la capacidad de evolución de McLaren y Honda durante este comienzo de temporada, algo no visto hasta ahora durante estos 3 años de aventura. Las urgencias que ha mostrado Alonso por meterse en la pelea por las victorias y por al menos un lugar en el cajón han surtido efecto. Los japoneses han espabilado y han comprendido al fin que Alonso no va a llevar el mismo timing que ellos hacia la victoria. McLaren ha entendido que sin poner tampoco de su parte, no se va a ningún sitio. Y el trabajo de ambas partes se ha empezado a notar. Vaya que si se empieza a notar...

Empecemos por la pretemporada. El más insoportables de los infiernos para cualquier equipo de la categoría de McLaren. La mayor de las vergüenzas para cualquier fabricante de motores, en este caso Honda. Y como tocaron suelo entonces, decidieron que no había más excusas para evitar hacer un buen trabajo, para dejarse de chorradas y empezar a trabajar duro para llegar donde se prometieron hace 4 años: ser Campeones del Mundo. Los primeros resultados se han podido ver, con un coche terminando la carrera de Australia cuando en pretemporada no pasaba de 10-12 vueltas seguidas. En 15 días corrigieron un motor que no aguantaba ni la cuarta parte de un gran premio. Es más, llegó a rodar en posiciones de puntos, algo inaudito 15 días antes. En China, un circuito mucho peor para un motor tan poco potente como el japonés, no sólo no lo empeoraron, sino que mejoraron el rendimiento luchando por estar entre los 6-7 primeros durante buena parte de la carrera. Y eso todavía sin haber hecho el rediseño radical del motor que se espera para los tests que habrá tras la carrera de Bahrein. La cita de casa del equipo McLaren, como ya dijimos hace algunos artículos.

Y llegamos por fin a Bahrein, una carrera que promete más por las jornadas de tests que se darán tras la carrera que por la carrera en si. En esas jornadas se probará el nuevo motor, en el que el tema de las vibraciones desaparecerá, propiciando que los pilotos puedan cambiar marchas con normalidad, aprovechando las revoluciones máximas antes de llegar al corte de cada marcha. Si eso no fuera suficiente, se espera una mejora sustancial de la potencia del motor térmico, que aunque por ahora permanece como una promesa más de los japoneses, en esta ocasión se sabe que no les valdrá la excusa que usan siempre del banco de potencia. Ahora los ojos que hay puestos sobre ellos les juzgarán con más severidad. Ya no valen las pruebas a ver que sale. Ahora Alonso sólo quiere certezas, porque con esas certezas son con las que va a tomar una decisión sobre si seguir o no en McLaren-Honda. Los japoneses lo saben y es por ello por lo que un equipo que es capaz de luchar por el 6º-7º lugar en una pista como China, sin apenas potencia, tiene todas las esperanzas puestas en esa nueva unidad de potencia. Los japoneses y británicos saben que si Alonso lucha por el podio antes del Gp de Spa, la decisión será sencilla, si no, el de Oviedo vuela. Y por ello las actualizaciones llegan de manera constante, por eso se está deslomando toda la estructura para complacer al asturiano. Se acabaron los juegos, empieza la acción real en Woking, Sakura y Milton Keynes.

McLaren y Honda han construido un equipo alrededor de la piedra filosofal que Alonso representa. La decisión de competir en las 500 Millas de Indianapolis les ha dado una medida de la repercusión mundial que supone cualquier medida que tome Alonso respecto a su carrera deportiva. Eso, de alguna manera, es un arma de doble filo que no quieres que se te vuelva en contra. Las mejoras llegan, se prueban piezas en cada gran premio, se va a tener un motor rediseñado en menos de dos meses respecto a lo que se vio en los tests, y todo porque el único fin es que Alonso renueve con los de Woking por 5 años más. Si con un equipo renqueante el asturiano es capaz de colocar a su McLaren entre los 6-7 primeros de un gran premio con la recta más larga del Mundial, ¿como no va a ser posible un podio cuando el motor no sea un problema y el chasis del McLaren haya conseguido adelgazar unos pocos kilos para lograr su óptimo rendimiento?. El cajón llegará. De eso podemos estar seguros este año. Otra cosa es que dependiendo de cuando llegue sea suficiente para retener al asturiano. Toca acelerar, y cuanto antes, mejor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"