Buscar este blog

28 de abril de 2017

El efecto Alonso y los aficionados a la F1...



Dudas, muchas dudas...hoy no tenía muy claro qué titular usar para este artículo, dado el tiempo que llevaba pensando escribir sobre esta temática. Sin embargo, la actualidad se empeña en despejarte las ideas a poco que la des una oportunidad. Eso es lo que ha pasado en este caso, para hablar un poco acerca de los aficionados a la F1 y lo particular, o no, que resulta el que se ha creado en este país desde que Fernando Alonso aterrizó en este deporte y lo cambió para siempre con sus podios, victorias y Campeonatos. En esta ocasión, además, vamos a salir de las fronteras patrias para echar un vistazo al resto de países, para saber si este fenómeno es algo realmente único de aquí o hay más casos como el nuestro. Si quieres averiguar como termina, te recomiendo iniciar el viaje por estos párrafos que escritos con la idea de sacar algo en claro de todo esto...

Aficionados a la F1, ¡uf, menudo tema este en el que nos vamos a meter!. Entrar en este bosque no te garantiza salir sin heridas, raspones y tropezones varios. Pero tras todo el camino andado, este quizás no sea necesariamente el más peligroso de los trayectos a seguir.. ¿Es el aficionado a la F1 de este país tan diferente a los del resto o, por el contrario, hay más similitudes de las que parece? Esa pregunta lleva años en el tintero, con respuestas muy variopintas, pero también con una conclusión bastante aceptada por la mayoría: Alonso trajo a la F1 en España un tipo de aficionado menos especializado, más popular, del que había hasta entonces. Lo que se tradujo en millones de espectadores por un lado, en un espectacular aumento del nº de páginas webs (que hasta entonces sólo eran básicamente inglesas)  también trajo una barrera entre aficionados de primera y de segunda, porque si eras seguidor de Alonso no te gustaba la F1 de verdad Absurdo, pero cierto. Las "clases y clases" de siempre. Ahora bien. ¿también entre los aficionados estadounidenses hay aficionados de primera y de segunda?

Para quien no haya cogido la indirecta de la pregunta anterior, parte del título y de la idea de escribir este artículo ahora (que ya venía de antes) viene por el incremento de la audiencia de un 50% en esta última carrera de la Indy en la que Fernando estuvo para aclimatarse a su equipo...sin disputar la carrera. La pregunta que surge entonces es evidente ¿estamos seguros de que Alonso sólo tiene efecto entre los aficionados españoles?¿no estaremos siendo más papistas que el papa con este tema?. Veamos, no es difícil entender el "efecto Alonso" si miramos otros ejemplos en el paddock, en los que el nacimiento de una gran estrella del Gran Circo de un país concreto incrementó de manera espectacular el seguimiento de este deporte por parte de sus ciudadanos. Y no hace falta retroceder muchos años, para los que teman que nos vayamos a retraer hacia imágenes en blanco y negro. Es todo mucho más sencillo. Vamos a decir unos cuantos nombres: Max Verstappen, Checo Pérez, Pastor Maldonado, por no retroceder demasiado en el tiempo.

El primero de los ejemplos es Max Verstappen, el hijo de Jos "the boss" Verstappen. Si antes de su llegada no había muchos aficionados que conocieran de su presencia y talento, lo  cierto es que su llegada al Gran Circo propició que Holanda se volcara con su descubrimiento en mucha mayor proporción de lo que lo hizo con su padre. Ha llegado al punto de que conseguir el Driver of the Day para cualquier otro piloto de la parrilla sólo sea posible en los casos en los que el "teenager" holandés abandone. Y ni siquiera con esas a veces es posible. La legión de aficionados holandeses en los que "ha resurgido" el amor por la F1 se ha incrementado exponencialmente estos tres últimos años. Lo más curioso, además, es ver aficionados españoles presumiendo de seguir a Max Verstappen recriminando a los que siguen a Fernando Alonso por no ser auténticos aficionados a la F1. Para quien no encuentre la ironía, en Holanda más de uno pensaría de ellos lo mismo si dijeran que siguen al hijo de Jos. Simplemente, porque se entiende que es un seguimiento reciente por pasíón a un piloto, que no por una devoción auténtica y permanente por la F1. Con Checo Pérez y Pastor Maldonado todo es mucho más sencillo porque no hay más que recordar las imágenes de la asistencia de mejicanos y venezolanos a la carrera "de casa" de Checo y a los actos en Venezuela a los que asistía Pastor. El término "avalancha" se acerca bastante al concepto de lo visto en los dos casos.

Ahora bien, no hace falta ir hacia países con poca tradición en la F1 para comprender el fenómeno. Para algunos será todavía reciente ver como se reaccionó en todo el Reino Unido ante la llegada de Jenson Button a la F1 a través de Williams. Estamos hablando de un piloto inglés, y por tanto de un país con mucha tradición en el Gran Circo. Y sin embargo se produjo una gran eclosión fruto de lo que los ingleses consideraron el nacimiento de su gran arma para volver a traer el trofeo de Campeón del Mundo a casa. A tanto llegó que el británico confesó que llegó a perder la cabeza en sus 2-3 primeros años en la F1 y que sólo el paso del tiempo le volvió a poner los pies en la tierra. Pero si no viviste lo de Button, seguramente no te perdiste lo de Hamilton. El 2007 fue un año infernal en McLaren, pero lo fue porque se juntaron dos maneras de vivir la F1 especialmente intensas, y no sólo de sus pilotos hablamos, sino de las aficiones que arrastraban. Los británicos, tras ver que con Button la cosa no iba a ser tan inmediata, de repente vieron en Lewis Hamilton la "némesis" de Alonso. De repente la flema inglesa saltó por los aires y los seguidores a la F1 se multiplicaron de la noche a la mañana. El piloto que echó a Button de Bennetton para eterna rabia de los británicos encontraron en Hamilton al piloto que lo vengaría. Hasta las plumas inglesas más calmadas del paddock empezaron a escribir como "hooligans" en sus respectivos medios. Ni los ingleses se salvan a estas alturas del artículo.

Pero, ¿que tal si ahora miramos a los aficionados de otros países de todos estos grandes pilotos? No diremos que Alonso arrastra grandes legiones de seguidores entre mejicanos o argentinos, porque por alguna extraña razón aquí encontraremos generalmente todo lo contrario (quien sea la excepción que levante la mano, aunque sólo sea por mera curiosidad), pero sí veremos muchos más aficionados ingleses, holandeses, alemanes, indios, estadounidenses, italianos...de los que nos hubiéramos imaginado a priori antes de que llegaran al Gran Circo. Si uno es activo en redes sociales y en foros de lengua no española, verá que los aficionados al asturiano están repartidos por todo el globo terráqueo. Como con Hamilton, Vettel, Raikkonen, Verstappen y otros tantos. ¿Por qué?¿por qué siguen a todos estos pilotos si no comparten su nacionalidad? Porque es todo mucho más sencillo de lo que nos empleamos en admitir. Aquí no hay DRS, ni MGU-K, ni bardgeboards ni vórtices que valgan. La parte técnica de la F1 es una de las peores excusas para admitir porqué nos gusta este deporte. La clave, lejos de ser técnica, es emocional. Tiene varias palabras para describir esta rareza: pasión, emoción, sensaciones, conflictos emocionales, ese punto aspiracional...porque ver a todos estos pilotos conducir, y combatir entre ellos, nos recuerda lo que nos gustaría ser a nosotros: valientes y temerarios caballeros andantes con su lanza en el brazo derecho dispuestos a derribar sin piedad al rival que nos pongan en frente...y rematarle en el suelo si hace falta. Da hasta casi miedo pensarlo. En resumen: ser "lo más", como todos estos cracks a los que no les asusta nada ni nadie. Por eso traspasan fronteras, por eso traspasan el factor tecnológico que tiene esta disciplina. Llegan a eso de la frecuencia cardíaca, de los latidos, de lo que no se explica con fórmula matemática ninguna. Al final, la clave de todo es que somos humanos. Y la F1, por mucho que nos duela, no nos cambia lo que somos. Ahí está la respuesta...

Links: Aumenta audiencia carrera Indy  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"