Buscar este blog

26 de marzo de 2017

Las palabras de Alonso...

Primer gran premio terminado y primeros resultados del rendimiento de McLaren. No los deseados antes de comenzar el año, pero sí más esperanzadores que los cosechados en pretemporada. Y tras todo ello, como resultado, las declaraciones de Fernando Alonso quejándose del coche, del monoplaza menos competitivo que recordaba haber pilotado (quizás la memoria no le recordó a tiempo sus días en Minardi), hablando de velocidades punta y de ahorrar combustible durante toda la carrera. ¿Resultado?, los medios y las redes sociales hablando acerca de lo dicho por el asturiano, de sus palabras, las palabras de Alonso que tantos titulares dan y que tan literalmente se interpretan, dando además lugar a teorías como las que predicen que no termina el año con su escudería. ¿De verdad van por ahí los tiros?¿es verdad que se quiere ir cuanto antes?. Entremos en materia...

Lo primero que hay que tener en cuenta para juzgarlas es saber cuáles eran los objetivos del proyecto, de donde viene McLaren-Honda tras lo visto el año pasado y donde se suponía que debían estar este año y qué esperaba Fernando tener al comienzo de la temporada. Así que empezaremos por los objetivos: ser Campeones del Mundo. Ese era y sigue siendo el fin último de esta asociación. Fue por eso que dejaron su asociación con Mercedes y se aliaron con Honda. Por eso Alonso creyó en el proyecto y se lanzó a por ello. Lo segundo, de donde vienen, y aquí la respuesta varía si consideramos pretemporada o el año pasado. Si son los tests de pretemporada, el avance es significativo porque el coche ha podido competir en Australia por los puntos, algo impensable en Febrero, cuando no daban más de 13-14 vueltas seguidas sin romper. Si en cambio tomamos como referencia el año pasado, es un claro retroceso respecto a lo que se esperaba este año, un verdadero paso al frente para luchar por podios y victorias. Por todo ello, ahora sí, y con todos estos antecedentes, entremos a valorar las palabras de Alonso.

Hay quien las interpreta como un claro síntoma de que está más fuera que dentro, que ya no se ve partícipe del proyecto McLaren-Honda para 2018. Sin embargo, las quejas, suenan más a todo lo contrario, a un intento desesperado porque funcione el proyecto por el que él apostó y cargarse de razones para contestar a todos los que tras el año pasado le recordaban que se había vuelto a equivocar eligiendo equipo. La cuestión, para Fernando, es el tiempo. Sabe que se agota, que los milagros no existen en la F1 y que si el motor y el chasis no pegan un salto significativo para el inicio de la temporada europea, él tendrá que tomar una decisión que no apunta precisamente a su continuidad en este proyecto tan arriesgado y estimulante al principio como poco prometedor ahora. Las palabras de Fernando suenan a desesperación, a último intento posible para que su apuesta se demuestre como la acertada, y más tras las acusaciones de pesetero que ahora le cuelgan algunos de forma ventajista. Dicho de otro modo, quien lo tiene ya decidido no estaría metiendo presión a su equipo sabiendo que al año siguiente no iba a estar presente.

Hay quien piensa que algunas de las menciones son exageradas, como la velocidad punta, el consumo y el dedo acusador hacia el fabricante japonés, incluso hacia la asociación al completo. Pero son unas palabras más pensadas de lo que parecen, con el claro objetivo de mandar una señal de reacción a un equipo y un socio de motores que no terminan de comprender la urgencia que conlleva para Fernando ser competitivo. En otras palabras, no quiere Alonso que la pretemporada sirva de excusa para bajar los objetivos que se marcaron al principio del proyecto, que no eran otros que ser Campeones del Mundo. Demasiado es ya para Fernando haber rebajado el hecho a luchar por victorias y podios este año, algo que ya hacía con Ferrari antes de irse de Maranello. Como él da el máximo, exige lo mismo al equipo que eligió para ser de nuevo Campeón del Mundo.

Para terminar, hay que recordar las palabras, en la reciente entrevista del diario AS, que en las que Alonso señalaba que no piensa retirarse, que estaba en el mejor momento de su carrera, y que cuando se retire lo hará en la cima, no de esta manera. Por ello la motivación de Fernando no puede ponerse en duda, que está a su nivel máximo, y sus ganas de volver a ganar no tienen comparación, tras esta travesía por el desierto por la que ha pasado estos dos últimos años, que han incrementado su ya insaciable hambre de triunfos. Si McLaren-Honda no le da garantías de que puede conseguirlos con ellos, decidirá, por mucho que le duela, apostar por otro equipo que sí se lo garantice. Y en esas está, en intentar que funcione la joint-venture entre ingleses y japoneses, para no tener que apostar por otro equipo. ¿Mercedes?, quien sabe, pero como dijimos anteriormente, tras todas esas conversaciones de 3 min. con TotoWolff, no sería extraño que hubiera dejado algo atado por si las cosas no se enderezaban entre Woking y Sakura. Pero sólo el tiempo nos lo dirá. Mientras tanto, sigue presionando porque Alonso no se conforma. Nunca lo ha hecho....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"