Buscar este blog

19 de febrero de 2017

Análisis de los Tests de Pretemporada: Parte 1


Ya está. Ya tenemos la primera foto de cual parece ser la competitividad de los equipos para 2017. Y lo cierto es que de momento pocas sorpresas tenemos: Mercedes sigue en lo alto, Red Bull y Ferrari pretenden retarlos y el resto rellena las parrillas. Así de honesto y directo. McLaren, la gran esperanza para poner en aprietos a los de Stuttgart, de momento no parece estar listo para coger el relevo. Tenemos una gran "x" con los de Woking, por cuanto el motor todavía no se ha exprimido y de hecho esperan tener una evolución disponible la semana que viene. Ahora bien ¿tan mal están en Woking?¿Nunca se va a terminar la hegemonía de Mercedes?...

Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta primera semana ha sido la de aterrizaje, la de configuración básica de los monoplazas, aquella que lo equipos usan para comprobar que todo funciona correctamente y que no hay ningún problema irresoluble. Es la de descubrir la dirección en el desarrollo del conjunto, de que setups y primeras piezas funcionan y trabajan bien con el monoplaza. Bajo ese prisma, la primera conclusión a la que podemos llegar es que tanto Renault como Honda han pagado el precio de arriesgar con sus motores en forma de kilometraje. Si nos atenemos a las palabras de los responsables de ambos equipos, han optado por un enfoque conservador vistos los primeros "problemillas" de fiabilidad. Problemas que no parecen todo lo graves que magnifica la prensa en general, pero que al mismo tiempo les ha impedido explotar el potencial de su motor. Bajo esa hipótesis, bajo esas dudas, el rendimiento real de Red Bull y McLaren (además del de Toro Rosso y el propio equipo oficial Renault) puede dar todavía alguna sorpresa, ahora bien ¿hasta cuanto pueden progresar?.

¿Hasta cuanto? esa es la pregunta que se hacen muchos aficionados a la hora de valorar cuanto podrían progresar McLaren y Red Bull si Honda y Renault pudieran exprimir sus motores al máximo. Lo primero que podemos descartar es que sea suficiente para superar a Mercedes, con las máximas cautelas que hay que tener para aseverar algo con esta firmeza.  Un segundo y medio y casi tres segundos de diferencia a igualdad de neumáticos parecen demasiada diferencia como para que sea exclusivamente por llevar su unidad de potencia al 80-90% de su rendimiento real. Ahora bien, también sabemos que la limitación de vueltas ha impedido hacer muchas pruebas a los dos equipos y eso podría incluso ser más importante que la potencia que hayan podido desplegar con sus motores. Muchas piezas y pruebas por hacer y el 40%/50% del trabajo sin realizar es más grave por cuanto muchas de esas pruebas se tienen que arrastrar para la semana siguiente, que es cuando las escuderías sin problemas podrán centrarse en pruebas de rendimiento mientras ellos trabajan todavía con la fiabilidad y la configuración base.

Si Red Bull y McLaren parecen sendas incógnitas todavía, lo cierto es que Ferrari parece en mejor forma que la temporada pasada. La cuestión en este caso a considerar es si esa mejoría en su posición competitiva es fruto de una mejora personal o del empeoramiento de sus rivales (por ejemplo, Red Bull). En Ferrari han rodado casi el doble que los austriacos y las campanas de "este año sí" han redoblado en Maranello. Pero la cuestión es que todos los años son los Campeones de la pretemporada y pasadas las 4-5 primeras carreras comienzan su lento declinar, su progresivo alejamiento de las posiciones de cabeza por la introducción de esas "mejoras" que empeoran el rendimiento de un monoplaza que suele dar un buen rendimiento en pretemporada. Si le añadimos el hecho de que en Mercedes no suelen mostrar todas sus armas en la primera semana de tests, yo evitaría vender la piel del oso antes de cazarlo.

Respecto a los equipos de la zona media, la cosa parece estar repartida. Williams tiene a un Felipe Massa del que no pediremos ahora lo que no dio en el pasado y a un Stroll que es  rápido pero con una cierta tendencia a la siniestralidad con su monoplaza. Lo normal es que mejoren sus tiempos dado que se han perdido todo un día de pruebas y su mejor tiempo lo lograron el primer día. Así que tienen margen. Force India deberían ser sus rivales naturales, así como los de Faenza si logran recuperar el tiempo perdido. Los italianos han sido los que menos han rodado en estos tests, perdiendo todo un día por un problema con los motores Renault. Lo normal es que no estén tan abajo, aunque Renault, McLaren y Williams deberían estar este año por delante suyo. Puestos en esa tesitura, y si la semana que viene no dan la sorpresa, luchar por ser el 5º equipo podría ser un objetivo demasiado ambicioso. Veremos a donde les lleva. Lo de Sauber y Haas, sorprendiendo sus tiempos, habría que ponerlos en cuarentena. En Hinwill no es la primera vez que ruedan con poca gasolina en pretemporada, y ya en 2010 se vio que no es oro todo lo que reluce. Eso sí, en una temporada donde Renault y Honda han hecho cambios importantes en sus motores, la fiabilidad de un motor ya probado (como el de 2016) puede dar sus frutos durante las primeras carreras. Lo de Haas, la semana que viene se verá su posición natural tanto en cuanto McLaren, Williams y Renault expriman sus coches al máximo. De momento, poco más que añadir. Tendremos que esperar a que todos expriman sus coches al máximo y tengamos el óptimo rendimiento de cada equipo para comparar donde está cada uno. En algún momento de estos 8 días todos pondrán toda su carne en el asador, eso dadlo por seguro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"