Buscar este blog

27 de enero de 2017

La venganza de Ecclestone...(opciones)



Bernie Ecclestone ya no dirige la F1. No lo decimos nosotros, lo ha dicho él, sin eufemismos, directo al grano. Pero lejos de ser algo voluntario, sus palabras han dado a entender lo que muchos sospechábamos: le han echado, han prescindido de sus servicios, ya no es necesario, se volvió prescindible. O dicho de una manera muy vulgar: le han pegado una patada en el culo. Sin embargo la historia no ha terminado aún, no al menos para el tipo que una vez dijo que si le apuntabas con una pistola debías estar seguro de que ibas a dispararle. Bernie no se ha quedado quieto, como era de esperar, y fruto de ello ya tenemos los primeros rumores hablando de que prepara su venganza. Pero, ¿que opciones tiene Bernie realmente para vengarse?...

   
¡Venganza!. Esa palabra pasa por nuestras cabezas cuando pasamos por una situación como la que le ha tocado pasar a Bernard Charles Ecclestone. Se nos ocurren tantos planes de venganza que hasta el mismísimo Darth Vader nos temería por momentos. Sin embargo, tanta sed de venganza no aguanta con la misma intensidad el paso del tiempo. Y al final todos esos planes se evaporan irremediablemente, convirtiéndose en unos graciosos recuerdos de hasta donde podrías haber llegado. Bernie, sin embargo, tiene la potestad y los medios para conseguir que se lleven a cabo. Ahora bien, ¿como ejecutar su venganza contra los nuevos propietarios, contra Liberty Media? Opciones tiene. Y desde aquí le vamos a echar una mano con unas cuantas ideas.

GRAND PRIX SERIES

Crear un campeonato rival de la F1 es lo primero, y más excitante, que se te puede ocurrir en una situación como esta. Por dos motivos: primero para demostrar que la F1 es lo que es por el trabajo que hiciste, creando un nuevo campeonato que tuviera tanto o más éxito que la F1. Y segundo, porque la posibilidad de quitarle alguno de los clientes actuales (con Ferrari como equipo número uno en la diana) al Gran Circo para llevártelos a tu campeonato es demasiado tentadora como para dejarla pasar. En este caso tienes varias opciones, pero básicamente las podemos reducir a dos: iniciar un proyecto completamente nuevo...o adquirir uno existente y potenciarlo, como hizo Ecclestone cuando se hizo con el mando de la F1 en su momento. Entremos a valorar las 2 opciones...

EMPEZAR DE CERO

Empezar de cero un campeonato es la manera más fácil de hacer un producto a la medida de lo que quieres hacer con el Campeonato. Puedes establecer la normativa general que regirá el Campeonato y que propiciará el diseño de los monoplazas. Tienes una completa libertad de actuación y la posibilidad de establecer los acuerdos económicos planteando una normativa que te dé una cierta ventaja respecto a los participantes. No arrastras mochilas con obligaciones o deudas de ningún tipo. Un ventaja muy a tener en cuenta. En contra, no obstante, tres importantes detalles: el tiempo para establecerse como una disciplina reconocida, la ausencia del know how necesario para funcionar optimamente como una competición rival de la F1...y la falta de certeza que provoca una aventura de este tipo en el que no existe una experiencia previa. Y ya hemos visto unas cuantas categorías querer competir con la F1 y terminar en el cajón del olvido (A1GP, Superleague Formula...). A ello hay que sumarle la edad de Ecclestone, que con 86 años no tendría mucho más recorrido del que inicia un Campeonato y no lo ve triunfar hasta que ya es demasiado tarde para saborearlo. Incluso aunque triunfara en un tiempo record (no menos de 3-4 años), la mayoría del éxito lo disfrutaría quien le sucediera. Para ese viaje no necesita esas alforjas, y menos para deshacer aquello que él ha creado, que es la F1 de la etapa moderna (los últimos 40 años son suyos).

APROVECHAR UN CAMPEONATO.

Si lo que quiere Bernard Charles es realmente saborear su venganza en el tiempo más breve posible y demostrar que es él quien transforma un deporte en un buen negocio para todas las partes, el camino más corto es hacerse con el control de un Campeonato y transformarlo según su forma de ver los negocios. Aquí se abren varias vías, pero lo normal es querer emplear su knowhow en el mundo de los monoplazas para hacer algo parecido con otro Campeonato. Aquí existen dos opciones muy claras: aprovechar la estructura de Bruno Michel y sus GP2/GP3 y la amistad de este con Briatore, del que es amigo personal...o hacerlo con la de RPM y las World Series / FormulaV8, que no tienen lazos con la FIA/FOM y atraviesan una pequeña crisis desde que Renault salió de allí. En este sentido, podría adquirir el negocio a Jaime Alguersuari y su gente (o una parte importante de él) y reformular la disciplina para dar un paso adelante y dejar de rivalizar con la GP2. Tendría los chasis, los acuerdos con los circuitos, la estructura para empezar con algunos cambios...pero con tiempo suficiente para montar algo diferente, más grande, mientras tanto. Acuerdos con fabricantes, televisiones, circuitos...todo podría reformularse dada la situación de total independencia que tiene esta con respecto a la F1, algo que no sucede con la GP2. La clave, como siempre en estos casos, es asegurarse uno o dos actores principales que sirvan de gancho para el resto de participantes. Lo ideal, llevarse a Ferrari, pues a donde vayan los italianos, les seguirían el resto (o la gran mayoría). La clave, el reparto del dinero. Si Liberty insiste en reformular el reparto del dinero, ahí tiene una opción Mr. E.

Sin embargo, sea una o sea otra, la cosa no sería tan sencilla. Empecemos por el dinero. En la F1 hay mucho porque hay grandes acuerdos con las televisiones y circuitos porque saben que se juega con audiencias de más de 400 millones de espectadores, lo que implica marcas invirtiendo mucho dinero en patrocinio (en los equipos, en los circuitos, en el Campeonato en sí, en los anuncios televisivos...). Eso, con un campeonato nuevo llevaría tiempo, con lo que robar a la F1 alguno de sus participantes no sería sencillo pues habría que prometer mucho dinero antes de que empiece a llegar al Campeonato. Pero tendría otra vía, no menos interesante, que es ofrecer a los fabricantes que ven la F1 demasiado cara y la Formula E demasiado irrelevante una alternativa con amplia cobertura mediática y con un coste bastante más económico. Equipos de 30-40 millones de euros de presupuesto pueden ser muy interesantes si la cobertura mundial les da para justificar este gasto mientras muestran su tecnología al resto del mundo. Eso sí, no sólo el coste tendría que ser el único elemento, pues entre el original y la copia barata el espectador  se queda con lo primero normalmente. Algo más tendría que ofrecer Bernie para que esa fórmula funcionase. No le será fácil, ni mucho menos. Y si lo consigue, no la disfrutará mucho tiempo, dejando a su sucesor la mayor parte de la herencia y, quizás por ello, la mayor parte del mérito a juicio de la historia (aunque sólo fuera por tiempo en el cargo).

OTRAS VENGANZAS

La F1 es lo que es gracias a Bernie, para lo bueno y para lo malo. Pero una cuestión que no se debe pasar por alto es que la culpa de la F1 híbrida que tenemos actualmente no es de él, porque fue el británico quien se mostró abiertamente en contra de esta fórmula ya que aumentaba de forma incontrolada los gastos a cambio de que entraran unos fabricantes a los que no les ha seducido la idea. Es más, al único que sedujeron le complicaron la vida tras su entrada con la limitación de tokens durante dos años. La culpa como dijimos, no es de Bernard, sino de un tal Jean Todt, presidente de la FIA, que creyó en el cuento de los fabricantes a cambio de pervertir la F1. Y es Jean quien parece haber ganado una partida de ajedrez, con beneficios incluídos por la venta del Gran Circo, en su "guerra particular" con la forma de ver el Campeonato de Bernie Ecclestone. Por esto Bernie podría querer devolverle la moneda más tarde o más temprano, y quizás sea el uso de los juegos políticos lo que más satisfacciones le pueda traer a quien logró convertir la F1 en un deporte de seguimiento mundial frente a quien la ha llevado hacia su declive, trayendo lo híbrido a un mundo en el que el aficionado pide velocidad y rivalidad, y no consumos ajustados (que para eso hay otro Campeonato llamado WEC). 

Jean Todt, el mismo que llevó a Ferrari a lo máximo es el mismo que llevó al WRC a competir con coches del segmento B (Fiestas, Yaris, C3's) frente a los Lancer, Escort, Deltas, Imprezzas, Celicas y similares que tanto impactaban antaño. Todo para abaratar los costes y atraer más fabricantes. No hace falta comentar como le ha ido con la oferta, al igual que con la F1. Menos fabricantes que en el pasado, menos espectacularidad (que se ha ido al Dakar con sus máquinas impresionantes), menos cobertura de los rallyes (que parecen la disciplina junior de los de antaño) y todo tejido por su misma maquiavelica mano. ¿Por qué no por tanto aprovechar para jugar desde las trincheras y defenestrar a su rival si la nueva reinvención de la F1 sigue sin funcionar y Hamilton arrasa como se espera? ¿No sería un buen momento para echarle a los leones, usando influencias, medios y contactos mientras disfruta de su fortuna pasándolo en grande? Si el culpable de que la F1 esté como esté es del francés, ¿por qué no derrocarle y echarle la "mierda" a quien realmente la ha traído?. Y si con ello puede llevarse alguna pieza de Liberty Media, quien sabe si lo saborearía todavía relamiéndose el doble. Cambiar algo es relativamente fácil si eres impetuoso. Mejorarlo es más complicado. Tal vez por eso Bernie pueda optar por sentarse a ver los cadáveres de sus enemigos pasar, que irremediablemente sucederá cuando el público sea consciente de quien trajo "qué" a la F1. Sólo es cuestión de tiempo, y hay alternativas que llevan menos tiempo que otras. Bernie, piénsatelo seriamente...

1 comentario:

Luis Miguel Rubira dijo...

Me quedo con tus "Otras Venganzas". Supongo que contractualmente en el finiquito tras la venta de su paquete accionarial, irán detalladas una serie de "acciones empresariales" prohibidas para Bernie durante x años a partir de ahora, y una de ellas seguro que es la implicación directa en cualquier campeonato similar o competencia de la F1....

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"