Buscar este blog

12 de enero de 2017

Alonso siempre elige mal...



Alonso siempre elige mal sus equipos, esa es la cantinela que permanece instalada en el paddock de la F1. Es más, se podría decir también que está extendida entre los aficionados y la prensa especializada. La justificación para ello, como no, el poseer "sólo" dos títulos mundiales, una cantidad algo escasa para el piloto que retiró a Michael Schumacher y que estaba destinado a igualar o superar sus marcas. Como si fuera fácil, como si la F1 de ahora fuera la misma que la de antes. Ahora bien, incluso asumiendo que no ha alcanzado todavía esas cotas para las que estaba destinado, ¿se equivoca siempre Alonso a la hora de elegir equipo? Entremos en detalle...


ACCESO A LA F1

Lo primero que hay que hacer es retroceder un poco más en el tiempo de lo que se suele hacer con el asturiano para tener una idea un poco más completa de su sistema de elecciones. Nos tenemos que remontar a la época de su inicio en los monoplazas, en el equipo de Adrián Campos en la F-Nissan. Se podría decir que en esa ocasión la elección la hizo Adrián a petición de Antonio García, compañero del asturiano en su etapa de karts. No diremos en esta ocasión lo contrario. Pero donde si se puede entrar a valorar es en su siguiente decisión: su aterrizaje en la F-3000 a través del equipo Astromega. La decisión, vistos los primeros resultados en el equipo belga antaño exitoso, podía parecer errónea, con el equipo empeñado en hacerle correr con los reglajes de su antiguo piloto, Gonzalo Rodriguez, fallecido el año anterior en una carrera de la CART (La F1 americana). No ganó el campeonato con el equipo, incluso parecía destinado a ser un secundario ese año vistos sus primeros resultados. Sin embargo, en cuanto pudo imponer la idea de elegir sus propios reglajes, los resultados comenzaron a llegar y la victoria en Spa le abrió las puertas de la F1. De Bruno Junqueira y de Nicolas Minassian (Campeón y subcampeón de la F3000 ese año) nadie recuerda victorias ni podio alguno en la F1...porque no llegaron a la categoría reina. Lo que parecía una decisión incorrecta, terminó siendo la acertada. No ganó el Campeonato, pero corriendo con Astromega tuvo la oportunidad de lanzar su carrera de F1. Posiblemente lo más complicado: llegar al Gran Circo. 

LA ELECCIÓN RENAULT

La primera decisión, el primer equipo en el que tuvo algo que decir, le lanzó hacia la F1. Pero ese sólo es el comienzo. Llegamos a la F1, a Minardi, al peor equipo da la parrilla de entonces. Un Manor de ahora, para hacernos una idea. Mientras Raikkonen debutaba en Sauber, Montoya en Williams y Bernoldi en Arrows, el asturiano (el más talentoso de los cuatro) tenía que comenzar con un monoplaza que si terminaba la carrera se podía celebrar como una victoria. Podía haber terminado con su carrera en la F1, pero unos entrenamientos con Minardi un año antes de debutar como titular (era probador entonces de los de Faenza) en Fiorano compartiendo pista con Ferrari sirvió para que los italianos alucinaran con el crono conseguido por el asturiano (más rápido que Badoer con el Ferrari) e intentaran ficharle. Le ofrecieron un par de años en el equipo Prost para luego ser compañero de Schumacher. Todt y Adrian Campos se dieron un apretón de manos. Parecía hecho. Sin embargo Fernando renegó de ese trato porque los de Maranello no pagaban la liberación de su contrato con Minardi. Briatore llegaba pagando su cláusula, Ecclestone daba su bendición y Alonso rechazaba el contrato con Ferrari para decantarse por Renault. Una decisión a primera vista errónea para la prensa y los aficionados por aquella época, pero que 4 años más tarde le valdría ser Campeón del Mundo batiendo a los de Maranello. A medio-largo plazo se mostró como la adecuada. Es más, el equipo Prost, gestionado por Alain Prost y Joan Villadelprat terminó quebrando ese mismo año, el 2001, en que Alonso debutaba con Minardi, ya cedido por Renault.

EL FICHAJE POR MCLAREN

Llegamos a la etapa donde más se le echan en cara al asturiano sus elecciones. Tras sus dos títulos de Campeón del Mundo el siguiente paso parecía cuando menos controvertido: fichaba por McLaren. Una decisión sorprendente, pero que apostaba a caballo ganador a corto-medio-largo plazo. ¿El motivo de ello? había llegado Carlos Ghosn a Renault y no garantizaba el futuro del equipo de F1. Ante esa incertidumbre, la elección parecía buena. Y de hecho, el McLaren del 2007 fue el mejor coche de la parrilla ese año y el siguiente, en el que Hamilton se haría con el Campeonato. Sólo la nefasta gestión de la rivalidad entre Alonso y Hamilton por parte del equipo privó al asturiano de un título que parecía hecho. Como fruto de esa tensión quedará para la posteridad la frase de Ron Dennis "¡No corremos contra Kimi, corremos contra Fernando!" que dejaba bien a las claras como estaban las cosas por Woking en aquellos días. Pero no se puede negar que el asturiano eligió de nuevo correctamente a tenor de la competitividad del monoplaza. Para mayor justificación de la elección, el equipo Renault no disputó el Campeonato a Ferrari y McLaren ese mismo año. 

LA ETAPA FERRARI

Y llegamos a la etapa oscura. La de su salida de McLaren y su fichaje de nuevo por Renault, algo que se tomó como vía de paso para llegar a Ferrari en 2010. Dos años de purgatorio que para muchos fueron una equivocación. La gran equivocación de Fernando. Y ello por un motivo muy sencillo: tuvo sendas ofertas de Red Bull y Honda (posteriormente Brawn GP / Mercedes) que han ganado todos los Campeonatos desde 2009 en adelante. Pero pongámonos en su lugar: Red Bull no pasaba de ser el 5º equipo del campeonato, con Newey ya por entonces, que llevaba 4 años en Milton Keynes. Honda no pasaba por su mejor momento en 2007, siendo 9º en el Campeonato, en una temporada desastrosa que se prolongaría en 2008. Con esos mimbres, ¿que piloto Bicampeón del Mundo hubiera elegido esos dos lugares para competir en 2008?. Sólo un cambio de normas en 2009, para que el resto de marcas involucradas (BMW, Toyota, Honda, Red Bull...) tuvieran opciones de ganar, propició el vuelco en las opciones de los equipos a ser Campeones del Mundo. Desde entonces Ferrari y McLaren no levantaron cabeza. Pero con la información de la que disponía el asturiano en 2007, la elección era la adecuada. En McLaren no podía estar con la directiva en su contra y sólo Ferrari ofrecía garantías por entonces. Pero sin hueco hasta 2010, había que pasar por Renault, que por otra parte ya había ganado títulos, cosa que Red Bull y Honda no habían hecho. Las decisiones se toman con la información disponible en el momento de tomarla. A toro pasado todo el mundo es mucho más listo.

LA AVENTURA fFERRARI Y MCLAREN-HONDA

Y la etapa Ferrari. Como no, una decisión que parecía garantizarle al menos un Campeonato, y que a tenor de lo visto, tampoco estuvo lejos. En los 5 años que estuvo, en dos de ellos perdió el Campeonato en la última carrera. Uno de ellos por un error de estrategia del equipo y otro porque Grosjean y Raikkonen le sacaron de pista en Spa y Japón cuando Fernando acumulaba más de 40 puntos de ventaja. Con esos 2 títulos, que era más difícil perderlos que lograrlos, Alonso sería tetracampeón y nadie hubiera dudado de sus elecciones. Pero la línea que separa el acierto del error a veces es tan fina que hace falta mucha observación para encontrarla. Y haber pertenecido a Ferrari hace que tu lugar en la F1 se escriba con letras mayúsculas, que eso también cuenta. Pero si la opción italiana no terminó con la consecución de al menos el tercer título, lo cierto es que su fichaje por McLaren-Honda era algo pedido por todos los aficionados en su momento...hasta que el fracaso de estos dos últimos años nos han cambiado la opinión sobre su elección. Ahora bien, ¿que nos hace pensar que no podamos estar ante otro caso Red Bull, ante otro caso Brawn?. Se da la misma situación, cambio radical de normativa...y en McLaren tienen recursos para diseñar un buen chasis mientras en Honda rediseñan el motor para adaptarlo a las ideas que se han mostrado exitosas. Nada hace pensar que no puedan tener su oportunidad, como en 2009 la tuvieron otros. ¿Y si en 2017 comienza la senda de McLaren, la misma que empezaron Red Bull y Mercedes en 2010 y 2014?  Tener por seguro que si ese es el caso, la cantinela de las malas elecciones de Fernando podría desaparecer de un plumazo. Porque, como siempre en estos casos, a toro pasado juzgar la vida es mucho más fácil...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"