Buscar este blog

3 de mayo de 2016

Los Héroes Caídos de la F1...



El club de los héroes caídos. Antes de comenzar, no, definitivamente este no es un artículo de pilotos fallecidos. Porque la palabra héroe en F1 parece indicar inexorablemente en esa dirección. Y si añadimos el adjetivo caído, con más razón si cabe. Pero no, hoy quiero hablar de tres  pilotos que esta temporada han visto como su magia, su talento percibido, su prestigio, ha caído inexorablemente hacia lo que parece un pozo oscuro, de profundidad desconocida según el caso, por la aplicación del axioma que en la F1 se aplica cada temporada: “eres tan bueno como tu última carrera”. En este caso, formamos un club porque los resultados son los de todo un comienzo de temporada que están marcando de alguna manera el futuro de sus carreras deportivas. Sí, estamos hablando de Hamilton, Vettel y Alonso


Empezaremos por el caso más sonado, el del reciente Campeón del Mundo Lewis Hamilton. Al inglés, piloto de calidad contrastada, triple Campeón del Mundo, se le presuponía una nueva temporada de dominio y sometimiento de sus rivales. Coche infalible, a años luz de sus rivales, que sólo requería de unas manos que lo llevaran sin problema hacia la recta de meta cuando se diera el banderazo final a la carrera del Domingo. Pero no está siendo el caso, Hamilton no va lanzado hacia su cuarto mundial. Más bien parece lanzado hacia una depresión monumental. Su compañero, un tal Nico Rosberg. le bate asiduamente, y va dirigido hacia su primer mundial. Y digo “un tal” porque el año pasado se dudaba de su calidad Domingo sí y Domingo también. Este año, sin embargo, es Lewis Hamilton quien por orden del destino ya no es “tan bueno”, quien ya no parece ese piloto de calidad indiscutible y cabeza privilegiada. Muchos envidiarían estar en su lugar, pero él se sienta cabizbajo en los “drivers parade” preguntándose quizás porqué la suerte ya no le sonríe como antaño. Es un héroe caído en desgracia, a pesar del coche que conduce y del sueldo que percibe. Sin victorias no hay honor, no el que persiguen pilotos de este calibre. Y Hamilton sin honor no es tan “cool” como sus artilugios de rapero quieren hacerle parecer. O por lo menos de cara a los aficionados.

Pasamos de un inglés que ya no es tan cool a un alemán que ya no es feliz, Sebastian Vettel. Y no lo es porque las sonrisas de la temporada pasada han pasado a mejor vida. Algo lógico si tenemos en cuenta que lo que en 2015 era un logro (un podio) ahora sabe a leche caducada. Los objetivos han cambiado, Marchionne pide victorias y de lo demás no quiere saber nada. No quiere escusas, quiere el Campeonato. No le vale otra. Algo que genera una enorme presión y que complica que se vea al alemán de la misma manera en que se le veía en 2015. Ahora sus podios no son suficientes para olvidar al asturiano, y más de uno en Maranello piensa que con esa máquina Alonso estaría disputándole el mundial a los Mercedes. Vettel ya no es el héroe de los de Maranello, no al menos el de 2015. La sospecha de que sin un coche dominante no puede competir por el Campeonato se empieza a divulgar a la misma velocidad que se le escapa el mundial. Algo que antes de comenzar la temporada era inimaginable. Ferrari, con Vettel mediante, iba a plantar cara este año, iba a luchar por el Campeonato. Ahora, esos sueños imposibles buscan en Vettel al culpable del porque no se van a cumplir. Otro héroe caído en desgracia. Para prensa, paddock y aficionados, como con Lewis Hamilton...como con el siguiente protagonista, y sí, el próximo es Fernando...

Porque sí, como último protagonista nos queda el asturiano. Como no, Fernando Alonso. La última carrera parece haber devuelto un poco la fe en sus dotes, pero este comienzo del Mundial se empezó a instalar la idea de que había perdido parte de su chispa, de su agresividad innata, por estar en un coche que no le permitía hacer poco más que llegar a meta. El propio Johny Herbert le recomendó que se retirase, poniendo en duda que fuera el de antaño. Incluso el año pasado se escucharon más voces en ese sentido, con Jaques Villeneuve, Eddie Jordan y David Coulthard dando por cierto que Fernando ya no tenía la calidad de antaño. Un piloto que luchaba por Campeonatos, había terminado arrastrándose por las pistas. Su calidad se puso en entredicho, se dudaba de su compromiso, y este año hasta esta última carrera estaba en esa misma situación. Hay pilotos jóvenes con más hambre y con una ficha más económica, se dice y se decía. Alonso ya no es uno de los mejores, no aquel de Ferrari 2010 o 2012. No el de sus victorias en Renault. Alonso es otro de esos héroes que forman ya parte del pasado. Alonso es un héroe caído. Y como tal, ya no debe formar parte del elenco principal de la película. Como Hamilton, como Vettel...tres héroes caídos que ya no caen en gracia.

Hamilton, Vettel y Alonso, los tres pilotos que en 2014 eran valorados como los mejores pilotos de la parrilla, sólo son ahora héroes del pasado cuya calidad no recuerda lo más mínimo a la que mostraron en su pasado más reciente. ¿De verdad?¿tanto cambian de un año para otro?. Todo por ese terrible axioma que gobierna esta disciplina, en la que los juicios son tan rápidos como los monoplazas que la conforman. Los tres son víctimas, cada uno por un motivo diferente, del continuo empeño que tenemos en alzar a los deportistas a la mayor altura posible para luego disfrutar con su derribo. Quizás disfrutamos más de esto último que de sus victorias y hechos heroicos. Porque lo primero los aleja de nosotros, porque lo segundo los acerca a nuestra insulsa existencia.  Y así nos acercamos a los mejores, derribándoles. Porque los hace humanos, y disfrutamos sabiendo que sufren las mismas miserias. Como en la prensa rosa, como en el mundo en general. La miseria moral, en resumen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"