Buscar este blog

6 de marzo de 2016

Movistar F1 y el cambio de presentador...


Estamos ante la primera temporada de F1 en la que visto lo visto, y si nadie lo remedia a última hora, la apuesta de retransmitir este bendito deporte en fórmula mixta (libre + publicidad y de pago) no se va a producir finalmente. Opciones se decía que había, negociaciones del sr. Ecclestone mediante incluso, pero el interés del resto de cadenas no es el de antaño. Y no se las puede culpar, vista que la situación de Alonso no parece mucho mejor que la del año pasado. Sainz tiene opciones de buenos resultados, sí, pero no genera la polarización de opiniones del asturiano. Y es por eso por lo que no genera la horda de seguidores y detractores que tiene Fernando. Una polarización, por otra parte, responsable de la audiencia que había cuando el asturiano triunfaba. Sainz es demasiado "blanco" para el público español, tan dado a la polémica y al chismorreo. Sin Alonso, la F1 con Movistar está muerta...

Sin embargo, sería injusto colgarle toda la culpa al asturiano de que Movistar no logre generar audiencias de más de 50.000-70.000 aficionados por carrera. Las audiencias han caído, la F1 aburre más desde que se implantó la tecnología de los V6 Turbo híbridos...pero no es nada en comparación con el tratamiento que desde Movistar han ofrecido al que querían que fuera uno de sus productos estrella. Y todo comienza con el enfoque. En la época en que la competencia se llamaba A3 optaron por un enfoque de diferenciación, con el fin de darle a la F1 un tratamiento más especializado, con el que enganchar a aquellos aficionados que rehuían desde hace tiempo del fanatismo que había en las retransmisiones de Antonio Lobato en favor de Fernando Alonso. Era la marca que querían impregnarle al canal. ¿El problema? el mismo que cuando se intentó con Canal Satélite Digital hace ya algo más de 16 años: esa fórmula tiene un seguimiento muy limitado, hay muy pocos aficionados realmente "frikis" de la F1. Y si eso fuera poco, encima no todos se animan por contratar esa opción pagando dinero,  justificando su pago por tanto. Un publico, en cualquier caso, muy reducido. Porque no nos engañemos con las redes sociales, 30.000-40.000 personas hablando por Twitter pueden parecer muchos. Hacemos mucho ruido. Pero para una retransmisión televisiva por la que hay que pagar millones de euros, no es nada. O poco más que nada. Lo ocurrido hasta ahora no es más que el fiel reflejo de lo sucedido antes. Con ese tipo de enfoque, aquí en España, no hay para más.

EL ENFOQUE

Y la pregunta final ¿de quien es la culpa de este tipo de enfoque?¿por qué algo tan reduccionista para una inversión tan importante?. Podríamos entrar en valorar si es de algún directivo de la cadena, de Ernest Rivera, o de Josep Lluis Merlos. Opiniones, a falta de información, podría haber unas cuantas. Pero sin duda, una de las razones de este enfoque tan reduccionista es del último de los nombrados, el presentador de las retransmisiones, el sr. Merlos. Y esa culpa tiene una explicación: sólo se siente cómodo dentro de este tipo de enfoque, pues su historial periodístico siguiendo la categoría reína del automovilismo no le permite dirigirse al tipo de aficionado que aterrizó con la llegada del asturiano a la F1. Su pedigrí no le permite bajarse hasta el pueblo llano. Y esa distancia que crea con ellos, se traduce en unas retransmisiones plagadas de comentarios gratuitos, en los que quiere hacer valer que lleva en este mundo más que nadie y que no es un recién llegado como lo era Antonio. Ese pedigrí sale a relucir habitualmente en las retransmisiones, creando una cierta animadversión hacia el personaje, que no resulta ni lo cercano ni lo popular que una retransmisión dirigida hacia el gran público requiere. Por ello supone una barrera infranqueable para aumentar los espectadores en Movistar+ para su canal de F1.

No querría dejar pasar entrar en la valoración de si las retransmisiones, tal como las concibe el Sr Marlos y Movistar ofrecen ese algo más que justifique esa diferencia de tener que pasar por caja. Seguramente habrá opiniones para todos los gustos en ese aspecto, como en la valoración de su presentador. Eso, lógicamente, no es universal. Pero desde el parecer del que aquí escribe, dista de ser la ofrecida por medios ingleses, no tan diferente de la que ofrecía antaño el equipo de F1 de su cadena rival, A3. Pero con un punto de arrogancia que sobra para una retranmisión televisiva. Para un servidor, que no se ha perdido ni una sola carrera desde hace más de 17 años (los hay también con más bagaje) fueran el día y a la hora que fueran, había mucho comentario técnico gratuito, obvio, e incluso algunos de ellos equivocados (aunque no siempre perceptibles para los aficionados en general). Hay un cierto empeño en hacer notar que tanto él como su equipo han inventado la rueda o algo parecido, que ningún medio más sabe hacer lo que ellos hacen. Y claro está, tras más de 2 años seguidos de esta manera, llega un punto en que resulta irritante, reincidente y antipático, lo que le separa una vez más de resultar agradable para la mayoría de los aficionados. No se trata de demostrar un día y otro también de que sabes más que nadie (que no es cierto tampoco), sino de retransmitirselo a los aficionados de una manera natural, sin resultar prepotente y arrogante. Enriquecerlos a ellos, no presumir gratuitamente de lo que se conoce cuando en muchos casos no aporta información que le lleve mucho más lejos. El mismo o superior bagaje ofrecen otros periodistas en España (aunque tampoco haya tantos especializados como en UK, Italia o Alemania, eso es cierto) y no se siente la incómoda sensación de estar en una clase particular atado a la silla para asimilar todo lo que se dice, sin moverte ante el profesor de turno. Eso, de alguna manera, le cierra las puertas a Movistar+ a una retranmisión de mayor calidad y más cercana a los aficionados a la F1. Tras más de 15 años de retransmisión desde la llegada de Pedro y Marc a la F1, el aficionado medio ya sabe algo de este deporte.

EL AFICIONADO

Y para terminar, un último detalle que me parece importante. Movistar+, a pesar de su inversión, ha querido entrar en la F1 dentro del terreno del aficionado especializado. Ese mundo en el que se quiere reinar, el del terreno "friki" de este bendito deporte (del cual uno forma parte), la información fluye via online de manera tan rápida como los monoplazas pasan por la recta de meta. Es decir, este tipo de aficionado logra acceder antes que nadie a la información que aporta, porque la via online (prensa inglesa, alemana, redes sociales, etc...) está ahí. Si la diferencia quiere venir por ese lado, al aficionado que se dirige la misma le suena redundante en muchos casos, porque antes de oírla, ya la ha leído en una docena de webs. Y eso es porque Merlos confunde su concepto de lo relevante con el mero hecho de demostrar continuamente su bagaje y pedigrí en este deporte, síntoma de algún complejo no resuelto. Por todo ello, Si Movistar+ quiere llegar más lejos en la F1, necesitan otra opción, otra persona, que sepa tanto o más de F1 (que es posible) y sepa tratar al aficionado con dignidad, con inteligencia, consciente de a quien se dirige a estas alturas...y todo ello sin ganas de tener más protagonismo que el mismo deporte en sí. En definitiva, Movistar necesita de otra figura que no arruine la inversión realizada en este deporte ni el trabajo del equipo que lo forma, y más tras la incorporación de Pedro de la Rosa y de Albert Fabrega, dos referencias en esta disciplina.

RESUMEN

En resumen, y aunque suene agorero, con 50-70 mil espectadores, este deporte tiene una vida muy limitada en España, poniendo más difícil aún la posibilidad de que nuevos pilotos de este país lleguen al Gran Circo. ¿Que marca va a poner millones de euros por un piloto español para que lo vean sólo 50 mil espectadores?. No es rentable. O cambian de sistema, de enfoque, y de presentador especialmente, o el futuro de la F1 se puede poner muy negro en este país. En 2-3 años la cosa se puede poner realmente fea...y todo porque el ego de un presentador necesita de un canal de televisión que le dé cabida. No tuvo suficiente con F1 Racing. Pero en este caso no es sólo Movistar la que se juega su dinero (muy lícito y respetable con quien lo hagan, como si quieren perder dinero), sino que el futuro de este deporte pende de un hilo mientras sigan con esa apuesta. Toca rezar porque alguien le ponga sentido común a la misma, y que este no sea sólo sólo recortando con el despliegue que van a realizar. La calidad y la rentabilidad van de otra cosa... 

12 comentarios:

el aficionado desconocido dijo...

Echo de menos la palabra "pedante", en el artículo, pero estoy totalmente de acuerdo. Van hacia el fracaso.

brenlla dijo...

Me indigné al oir a Carlos Miquel en una reciente entrevista a Alonso decir que la F1 apenas cuesta "un cubata". Como él varios, y todos mienten. Es así de simple.
Movistar dispone de un servicio "extra" denominado Yomvi que se ofrece 'gratuitamente' a clientes de Movistar que, si mal no he entendido tras mis consultas en web y por teléfono, obligan a tener el paquete básico familiar y el paquete "Deportes" (que incluye Golf...).
Mi indignación es máxima cuando, para un servicio semejante aunque en el ámbito de las películas y series de TV, existe algo como Yomvi, de nombre Netflix, que me lo ofrece por 7,99€/mes mientras Movistar cobra un mínimo de 40€/mes más 100€ de instalación, solo por tv, nada de acceso a internet. Si quiesiera internet con Movistar la cuota sube varios euros más. Ese "cubata" solo se parece a la verdad si tienes alguno de los grandes paquetes de Movistar. Hablamos de unos 80€/mes.
Simplemente, es indignante.
¿No podrían ofrecer un Yomvi 'racing' (F1, Rallyes, Motos... sin Golf, fútbol...) por una cantidad asumible, por ejemplo, esos 7,99€?
Si el servicio me agradase, ya me cambiaría de proveedor de internet y TV pero ponerlo como condición previa es un auténtico *chantaje* además de un claro ejemplo de incompetencia comercial. Y luego se quejarán de la "piratería"...

En los 90 llegué a comprar una parabólica para ver la F1 por Eurosport (inglés) y luego en alemán (RTL). Hoy me niego a entrar en ese chantaje. Sufriré como buen 'frikki', es lo que toca ahora, pero ya lo hice en los '70 y '80. Ya veré como solucionarlo pero no paso por ese chantaje y "cubatas".

Pablo Romero Esquivel dijo...

Querido qué razón tienes, pero aparte del enfoque creo que el problema mayor es el precio, ya que mucha gente todavía no ha visto ninguna carrera en MoviStar debido precisamente a eso.

Creo que si no funciona al principio creo que habrá otro tipo de tarifas para la gira Europea

Anónimo dijo...

Tu respuesta es de 10!!!
Pienso exactamente como tú, y también me indigné con lo del cubata. No es el cubata.. es el cubata+adsl+movil+tv con varios paquetes que no me interesan.. en vez de un cubata.. acabas pagando una ronda a todo el garito...

Kotai dijo...

Yo estaría dispuesto a pagar 7€ mes incluso un poco más por ver la F1, pero no estoy dispuesto a cambiar mi fibra de 300 megas de ONO por un pobre ADSL que no llega a 10 megas que es lo único que me puede ofrecer Movistar en mi zona. Eso se llama monopolio.

LOGAN PDLR dijo...

Interesantes todas las respuestas. Habrá que ver hacia donde navega esa fórmula, pero de momento parece que no ha llegado muy lejos. El futuro pinta gris oscuro casi negro, y mucho tiene que cambiar la cosa para que podamos seguir viendo la F1 en España en el futuro. Si este año se termina de rematar, siguiendo el mismo enfoque, podéis rezar más de un padrenuestro y un rosario para no ver el acta de defunción de este deporte en este país, al menos televisivamente hablando. Y sin repercusión en abierto, y con tanta limitación de espectadores por cerrado, a este chiringuito le puede quedar muy poco. La fórmula mixta es la única que puede hacer que sobreviva. Hace falta sentido común y voluntad. Pero de momento, y más con el enfoque actual, vamos hacia un agujero negro. Y sí, efectivamente, 10 eur no serían muchos, pero como dice Pablo, si antes hay que pasar por 60€ previos y adicionales, la cosa cambia. Las ofertas convergentes es donde está el beneficio, Movistar lo sabe y por eso dejó de subvencionar móviles para apostar por el contenido. Es lo que toca, es lo que es rentable, pero si el contenido está mal enfocado, la cosa se tuerce un poco más, porque deja de ser relevante y deja de ser rentable. Se avecinan curvas, y con el Sr Merlos mediante, más vale que os abrochéis el cinturón. Se pone jodida la cosa...

Mikimiguelon dijo...

Kotai, si ofrecer un producto mejor que la competencia es monopolio, apaga y vámonos.

PD: buen artículo.

Kotai dijo...

El monopolio es poner un precio exageradamente abultado de los derechos de retransmisión a las otras operadoras para que ninguna pueda pujar por ellos y quedarse ellos en exclusiva.

Anónimo dijo...

En principio, yo creo que la cadena que retransmite la Formula 1 y los presentadores no tienen nada que ver ni influye ni va influir en que en España tenga mas o menos pilotos de Formula 1, ni va destruir este deporte. Los pilotos y futuros pilotos llegan por méritos propios, no llegan por las audiencias que tengan. No se lo que esperabais de los presentadores, pero yo he visionado todas las retransmisiones y me pareció que estuvieron bastante bien. Quería decir también con respecto a los comentarios que aluden a la poca audiencia que pueda tener la retransmisión de un acontecimiento deportivo, y es que las cadenas de pago no se nutren de las audiencias sino de las cuotas que reciben de todos los abonados a la cadena, miren o no la Formula 1. Con respecto al comentario escrito por Brenlla sobre lo que dijo Carlos Miguel de que la Formula 1 apenas cuesta un cubata, no has entendido el significado de sus palabras, a lo que se refiere es que en la mayoría de bares y restaurantes en el territorio Español, disponen de Movistar plus, donde puedes ver la Formula 1 tomando un café o un cubata, y eso es lo que te puede costar verla.

Anónimo dijo...

Pues ami me da igual donde se retransmita la F1 es verdad que echo mucho de menos a lobato y sobre todo sus Wawww!!! Es triste pero la verdad que por 90 euros de mier... tengo todos los deportes que me interesan, cine con renovación de películas cada X días, añadiendo categorías, infantil para mi hija, Suspemse, drama etc etc una sim con 3 gigas de datos llamadas ilimitadas, conexión a Internet de 300 megas, cuenta yomvi, fijo, pffff seguro que hasta me dejo cosas y todo por 90 euros de verdad lo veis mucho???? Yo solo pido una cosa y Esque los de movistar contratarán a Antonio Lobato nada más solo con eso seria el mas feliz xdddd

Kotai dijo...

Mikimiguelon, lo que comentaba del monopolio, Vodafone ha denunciado a Telefónica por no dejarle contratar los canales de F1 y MotoGP: http://www.20minutos.es/deportes/noticia/vodafone-denuncia-telefonica-canales-f1-motogp-2700189/0/

Anónimo dijo...

No puedo estar más de acuerdo con tus palabras, echo de menos la energía que desbordaba Lobato y su equipo en las retransmisiones de tele 5, la sexta y A3, así como aquellas que se emitían en la 2 por el año en que empecé a seguir la carrera de Fernando Alonso y este deporte.
Además del hecho de tener que pagar por ver la F1 me parece abusivo tener que tragar con retransmisiónes en las que parece que se está disputando una partida de ajedrez más que una carrera de coches... En fin, poco le queda a la F1 en nuestro país salvo que McLaren de un coche competitivo a Alonso y Sainz sea fichado por un equipo ganador...

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"