Buscar este blog

10 de febrero de 2016

¿Puede ser Alonso campeón en 2016?



Esta es la pregunta que se escucha por la calle, aquella que se plantean los que tienen ganas de ver resurgir al asturiano...incluso los que no lo desean, porque quieren saber hasta cuando puede ser un rival. Es lo que tienen los deportistas con un carácter como el del asturiano, que no deja indiferente a nadie. El fiasco de McLaren el año pasado ha pasado factura, por increíble que parezca, a la percepción que se tiene de su nivel como piloto. No por la opinión de los neófitos en este deporte, no por los que sólo leen los resultados del periódico del lunes para juzgarlo...sino por la de ex-pilotos como Gerhard Berger, que tras años alabando al asturiano, se ha bastado de la temporada pasada para decir que ya no es el mismo, que ya no es el mejor. Por lo tanto la pregunta es lógica ¿Volverá Fernando a luchar por el Mundial esta temporada?


Ante una pregunta de este tipo, depende de quien te la realice, la respuesta tiende a formularse con más o menos eufemismos. Se puede decir lo mismo de múltiples maneras. Pero eso no quita para que el fondo de la respuesta siempre sea el mismo. Los milagros no existen en la F1, sólo el trabajo duro y las grandes dosis de talento. Las dos variables por separado no garantizan nada, la unión de ambas tampoco, pero eso sí, aumentan claramente tus posibilidades de hacer algo grande. En McLaren están en esto último y eso es lo que hay que trasladar, ni más ni menos. Están ante un desafio que no es nada sencillo, que es reducir el tiempo que se tarda en conseguir convertir un equipo de media parrilla en un equipo Campeón del Mundo. Y eso son 3-4 años a tenor de la historia más reciente. Todo lo que sea rebajar ese periodo de tiempo será algo insólito. Posible sí, pero no lo más probable.

EL TIEMPO NECESARIO

Y ahí estamos con McLaren, en ese camino hacia lo insólito. El equipo arrastra varios problemas, en los que el motor es sólo uno de ellos. Quizás el más importante, sí, pero no deja de ser el resultado, la consecuencia de otras cuestiones...de las que la más importantes es querer correr antes de poder caminar. Son tantas las ganas de querer reeditar los viejos tiempos en los que la combinación McLaren-Honda dominaba a placer que se han cometido los típicos errores de juventud por el camino. Con el motor, con el chasis, con la dirección de los recursos...todo por querer acortar el tiempo necesario para dar el salto a la mitad de lo que suele ser natural. Red Bull necesitó 4-5 años para convertir al equipo Jaguar, que compró en 2005, en un equipo ganador. Renault necesitó de 4 años para convertir el equipo Bennetton (en la cola de las parrillas en 2001) en Campeón del Mundo con el asturiano. Incluso ahora olvidamos que Mercedes, tras comprar un equipo ya campeón como Brawn en 2010, tuvo que pasar por ese mismo largo y sinuoso camino para ser Campeones en 2014. No hay atajos para llegar a lo más alto. No a tenor de la historia más reciente de esta disciplina.

¿DONDE ESTARÁN SUS RIVALES?

La respuesta por tanto a la pregunta ya la habréis intuido. No se pasa en apenas un año de habitar por el fondo de las parrillas a ganar carreras.Y en el caso de que eso sucediera sería algo realmente insólito. No es al menos lo habitual, por decirlo de alguna manera. Ahora bien, ¿hasta donde puede llegar McLaren sin haber visto todavía el rendimiento del coche? Advierto de antemano que entramos en el terreno de lo teórico, de lo hipotético, del terreno de la bola de cristal. Y es en ese terreno en el que podemos empezar a preguntarnos por donde pueden estar sus rivales, que es un buen comienzo teniendo en cuenta las dudas que todavía plantea el proyecto de McLaren-Honda. De Mercedes, por ejemplo, nada nos hace suponer que vayan a bajar su rendimiento, de que haya motivos para pensar en que tendrán peor motor o monoplaza en general. Mismos pilotos, misma estructura, ausencia de cambios normativos relevantes y la inercia que llevan tras 2 años triunfantes. Mercedes, por tanto, debería seguir ahí. ¿Y Ferrari?, ¿y los de Maranello?...pues no es difícil pensar en la opción de que puedan dar otro pequeño salto, aunque ni mucho menos como el de esta temporada. Simplemente porque la ganancia no es exponencial todos los años. Serán una mosca cojonera para Mercedes, seguro, pero el salto de rendimiento de uno será muy similar al del otro, no debiendo variar drásticamente sus diferencias. Poco debería moverse, por tanto, el equipo de Maranello. Simplemente porque han vuelto a su lugar natural tras una debacle que ha durado un único año porque taparon los agujeros a tiempo antes de que el barco se hundiera. Tras evitarlo, sólo cabía reflotar el barco hasta ponerlo de nuevo recto, como tiene que estar por historia. No tiene mucho más mérito.

Si hemos quedado en que Mercedes y Ferrari deberían seguir con un rendimiento parecido, ¿en que lugar estarían los demás, incluidos los de Woking? Red Bull debería pegar un pequeño paso atrás, teniendo en cuenta que Renault tendrá más "mimos" para su propio equipo que para el equipo que tanto les criticó en las dificultades y tan poco crédito les dió en las victorias. Williams no parece disponer de los recursos para plantar cara a Mercedes y Ferrari. Y si los tuviera, ya se encargaría Toto Wolff para que no supusieran un problema para los de Sttutgart. Sus pilotos, aunque no son mancos, distan de ser capaces de marcar diferencias. Y llegamos a Lotus, ahora Renault, un equipo que debería mejorar, aunque sólo fuera porque al no estar ya Maldonado dejarán de desperdiciar tantos puntos por las típicas cuestiones de chapa y pintura del venezolano. Kevin Magnussen es quizás todavía una incógnita tan grande como Jolyon Palmer, pero mejorar la regularidad de Pastor debería ser algo sencillo. ¿Como para superar a Williams? complicado decirlo, pero a priori no parece el caso más probable. ¿Un mayor saco de puntos? sí, pero no un peligro para los grandes. No al menos este año. Y sí, por fin llegamos al momento en el que hablamos de McLaren-Honda, del monoplaza de Button y Alonso, de la gran decepción del año pasado.

McLAREN ¿OPCIONES?

El monoplaza de Alonso y Button tiene la gran prueba de fuego en esta temporada que comienza en apenas un par de meses. La gran falta de prestaciones y fiabilidad que tuvo la asociación anglo-japonesa la temporada pasada hace que apostar por ellos sea una cuestión de fe...o no. Todo depende de lo que se entienda por apostar. Pero lo cierto es que gran parte de los problemas del año pasado surgieron por la idea de sacrificar el diseño del motor por la eficacia aerodinámica...justamente el año en el que menos importancia tenía ésta, el año en el que el motor lo era todo. Cosas de los ingleses, que tienen también una filosofía de trabajo algo peculiar (no toda la culpa es japonesa, ellos también suelen dar muchas vueltas a los problemas). Ese sacrificio se cobró un compresor del turbo más pequeño (la mitad del de Mercedes según se dice por ahí) y una disposición de las soluciones del ERS que propiciaban una importante falta de prestaciones del sistema (no se almacenaba ni se desplegaba la potencia del sistema híbrido correctamente), dando por ello un sobrecalentamiento de la unidad de potencia (con su consiguente falta de fiabilidad). 

Todos los problemas de la unidad de potencia de Honda parecen haberse corregido. Han rediseñado la ubicación de las piezas, solucionando los problemas estructurales de diseño que tenía el motor japonés, aumentando el tamaño del compresor y, a falta de confirmación en la pista, recuperando una parte importante de esa diferencia prestacional con sus rivales (estimada en unos 2-2,2 seg. en una pista como Monza). Si los problemas del motor se han corregido finalmente, cosa que debe corroborar el asfalto, es bastante factible que McLaren tenga una opción real para luchar por las posiciones en parrilla que se ubican justo tras las 2 primeras filas. O lo que traduciendo al castellano sencillo, entre la 5ª y la 8ª posición (esto nos sonará de algo con el asturiano en su "etapa italiana"). Lo contrario, factible también, sería profundamente decepcionante, porque pasos de este tipo fueron posibles para equipos como Renault en 2003, cuando compró Bennetton a finales de 2001, partiendo como partía de una arquitectura de motor mucho más arriesgada (el famoso del angulo a 111º). McLaren, por tanto, tiene una opción real de ser el tercer equipo del Campeonato, tras Mercedes y Ferrari, habida cuenta de que no se espera de sus rivales en la Q3, tras los dos grandes, un salto adelante importante y sí en algunos casos un pequeño retroceso, un pequeño paso hacia atrás, como todo apunta con Red Bull. En la F1 no es sólo el salto prestacional que uno hace, sino el rendimiento de los rivales de parrilla lo que marca tu posición a final de Campeonato. 

CONCLUSIONES

Por tanto, y para concluir, si se estabilizan y retroceden algunos de sus rivales, algo posible visto que en 2017 se necesitarán muchos recursos visto el gran cambio normativo, y estos son limitados en los equipos, McLaren necesitará menos esfuerzo para progresar. El chasis debería haberse rediseñado para comprometer en menor medida a la unidad de potencia japonesa...lo mismo que en Japón habrán tomado nota de todo lo que no funcionó el año pasado en lo que a ellos les concernía. Las opciones están ahí, y depende de McLaren y Honda el hecho de aprovecharlas. Y ya sabemos que al asturiano no hace falta darle el mejor coche de la parrilla. Milagros no hay, pero sí buenos resultados si cumplen finalmente con el trabajo que tenían que hacer en Woking y Sakura. Ver a Fernando en el podio debería ser una posibilidad real en 2016. Otra cosa es la frecuencia y el lugar del cajón. La respuesta está en el tiempo, y nunca mejor dicho...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"