Buscar este blog

8 de octubre de 2015

McLaren-Honda ¿es posible creer en ellos para 2016?


Esa es la pregunta que se plantean muchos aficionados a este bendito deporte que tantas emociones genera, buenas y malas, como todo espectáculo de masas. Y la verdad es que no es una pregunta fácil de responder. Un equipo que está a más de 2 segundos de la pole, peleando por entrar en los puntos como máximo objetivo, no pasa a ganar carreras el año siguiente sin un cambio normativo importante. Pero la esperanza es lo último que se pierde. ¿Creemos en McLaren-Honda para el año que viene? ¿Creemos en un Fernando Alonso luchando por el mundial? Entremos a valorarlo...


Lo primero que hay que tener claro es que la diferencia respecto a Mercedes es sustancial, relevante y complicada (muy complicada) de rebajar. No al menos sin una revolución en las normas. Sin esta no es fácil pensar en un salto de 3-4 segundos. Tus dos segundos y los que mejoran el resto de un año para otro. Pero tan pronto lo pongo como una verdad contrastada con la historia reciente de los últimos 15-20 años, donde no se ha vista nada parecido, como también dejo una puerta abierta a la esperanza. Y no basada en sueños y castillos en el aire, sino en cuestiones reales que de resolverse podrían darle una oportunidad al equipo de Ron Dennis. ¿De que hablamos?. A continuación lo vamos a desgranar...

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los mayores problemas del equipo para tener un rendimiento aceptable vienen de la conjunción de los elementos de una ecuación que no les ha salido bien. Intentaron dar dos pasos de golpe para avanzar más rápido que nadie y ni siquiera se han podido pasar de frenada, simplemente porque el monoplaza no corre, no al menos lo suficiente. Una cintura de avispa que comprometía el diseño compacto de un motor que no terminó nunca de dar la potencia esperada. Todo porque desde Japón no supieron dar con un motor tan potente como el que más que cupiese en un habitáculo tan estrecho como el diseñado por Prodromou. Demasiado radical, demasiados problemas de juventud, pocos tokens para cambiar la unidad de potencia y poco tiempo para probar. Todo acumulado resulta en el fiasco actual que estamos viendo.

LOS PROBLEMAS Y LAS SOLUCIONES

Sin embargo no todos son malas noticias. Hay una buena en todo ello, y es que los problemas de McLaren-Honda son concretos y resolubles. No he dicho fáciles de resolver, pero sí concretos, y además identificados, lo cual facilita mucho la resolución del problema. Si decimos que Honda tiene un problema en la parte del híbrida del motor no estamos descubriendo Roma. El MGU-K y el MGU-H les traen de cabeza. Uno porque no libera los 160 CV en la intensidad y en el momento que debe...y el otro porque no libera tanta potencia como sus rivales. Pero es más, el compresor que tiene que alimentar de aire al turbo no es tan grande como el de Mercedes (hay quien lo estima en la mitad) debido a los requisitos de diseño de la parte trasera diseñada por Peter Prodromou. ¿Por qué no se ha podido resolver hasta ahora si está todo tan claro? Por una razón muy sencilla: requiere un rediseño completo del motor. Y no había para ello ni tokens ni tiempo suficiente esta temporada, por lo que arrastrarse por los circuitos ha sido la única alternativa posible. Sin embargo, para 2016 la cosa cambia. ¿La culpa de todo ello? Los 32 tokens con los que contarán tras las presiones ejercidas por Ferrari, Renault y Honda a la FIA y la FOM.


Ahora bien, todo lo comentado está muy bien, pero con una pretemporada tan ajustada, con tan pocos tests, ¿se puede rediseñar por completo un motor y que salga bueno a la primera?. En F1 se suele decir que lo bien parido es rápido desde el comienzo y lo que nace  con continuos problemas rara vez se vuelve competitivo por muchos cambios que se le hagan, como esta temporada Y esa es la clave de todo, si el nuevo motor, completamente rediseñado, funciona desde el comienzo. Si la unidad de potencia se muestra fiable y rápida en los primeros tests, McLaren tendrá mucho ganado respecto a este año. Eso, no obstante, no quiere decir que puedan ya por ello batir a Mercedes, pero sí que pueden ser por fin competitivos si las piezas encajan desde la primera prueba. El MGU-K, el MGU-H y el compresor, de funcionar como en el resto de equipos, podrían paliar gran parte de esa diferencia de 2 seg. de distancia con respecto a Mercedes. El chasis, el otro gran culpable, también debería encontrar un mejor equilibrio con respecto a la unidad de potencia, sacrificando la cintura de avispa que tiene ahora quizás para permitir un motor más potente a costa de un mayor tamaño. Si encuentran la solución a estos 4 problemas identificados (MGU-K, MGU-H, Compresor y chasis), McLaren tiene una oportunidad inigualable.


EL RESTO TAMBIEN CUENTA

¿Y el resto que? Esa es la parte complicada de la ecuación, ya que no depende de uno mismo. Todos los factores que sean identificables y estén dentro de tu área de control son susceptibles de ser medidos en su capacidad de mejora. Y si lo puedes medir, lo puedes dotar de recursos para conseguir esa mejora. Lo complicado viene con lo que pueden hacer el resto, ya que se escapa a tu control. En este sentido hay buenas y malas noticias. Por una parte, los equipos que no tienen problemas se pueden centrar en la parte prestacional desde el principio. Eso no es bueno para McLaren, que tendrá parte de su tiempo dedicado a resolver problemas y no a la parte prestacional. Pero por otro lado, al mismo tiempo, la capacidad de mejora se va reduciendo cada año que pasa, llegando cada uno a su límite natural. El de McLaren-Honda está lejos de ser alcanzado, no así en el caso de Mercedes y Ferrari, más cercanos a su nivel óptimo. Dicho de otra manera, en McLaren podrían mejorar más segundos de lo que podrían hacerlo sus rivales. Ahí tienen su gran esperanza. 

Pero dejemos de dar rodeos, porque la pregunta sigue en el aire: ¿Luchará McLaren-Honda por el Mundial el año que viene? A priori diría que imposible vistos los antecedentes de temporadas pasadas en otros equipos que ya lo intentaron, pero ponerse en el camino para conseguirlo sí me parece un hecho mucho más cercano. Pasar a pelear por los podios debería ser un mínimo exigible y podrían ponerse en el camino, que es lo importante. Si el motor rediseñado funciona desde el inicio de la pretemporada, esta puede ser muy útil para los de Woking para así por fin comenzar con la fase prestacional y tener por fin la ansiada oportunidad de brillar. Si sale bien parido, pueden aspirar a grandes logros. Que esos sean el Campeonato del Mundo es harina de otro costal...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero qué bien lo explicas, Logan.
¡Plas, plas, … ! (aplauso cerrado)

LOGAN PDLR dijo...

Muchas gracias, ya será para menos :P. Me gusta saber que lo que escribo os es útil ;). Un saludo.

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"