Buscar este blog

29 de enero de 2015

El Mago...



Hoy vamos con un título breve, pero con una temática interesante. Por un momento parecerá que las palabras "Mago" y F1 sólo pueden ir relacionadas indirectamente hablando con Ayrton Senna. Pero creedme, no es el caso. O no al menos el único. Hablamos de mago pero podríamos hacerlo en plural, porque este artículo va de aquellos que en sus equipos tienen ese aura, que están destinados a ser la persona que marque las diferencias en el rendimiento de la escudería, sea en el rol que sea: piloto, director técnico, Team Manager, ingeniero de pista...sea el que sea, son o representan el arma decisiva de su equipo para imponerse al resto. Ahora bien, ¿quien es el mago en cada equipo...?


No vamos a hacernos de rogar y extendernos demasiado antes de entrar en materia, pero seguro que a estas alturas muchos tenéis una idea de quien sería esa persona, ese mago, ese prestidigitador, en al menos varios de los equipos que forman la parrilla. Unos habrán marcado distancias con el volante entre sus manos, otros tomando decisiones arriesgadas que nadie esperaban que funcionaran, otros creando monoplazas realmente de otro mundo...pero sin duda alguna hablamos de personas sin cuya presencia el equipo no sería el mismo ni tendría la misma clase de rendimiento. En la F1 además, personas como estas crean además el clima apropiado para que todo funcione. Es la otra clase de magia en la que nadie se fija, pero que favorece la consecución de objetivos. Uno más uno con ellos no suman dos, suman tres, y es por lo que les dedicaremos hoy este artículo. ¡Magos al escenario!...

MERCEDES: Seguro que en el caso del equipo de la estrella a muchos les vendrá algo no humano como responsable de las victorias de las flechas plateadas. Pero sin duda alguna la apuesta más importante del equipo además de su motor no es otra que la contratación de Lewis Hamilton. El ahora Bicampeón del Mundo es de esa clase de pilotos que con su talento natural pueden cambiar el centro de atención de todo un equipo y dirigirlos por convicción hacia un único objetivo: ser campeones. En Mercedes lo entendieron desde el principio y no escatimaron en gastos. Inmediatamente la presión por demostrar que Lewis no se había equivocado se trasladó como un impulso nervioso, recorriendo los cerebros de todos los ingenieros de Brackley, que enseguida comprendieron lo que tenían que hacer: un coche campeón.  Y así fue. Como piloto que hace milagros, que con su talento natural consigue cosas increíbles, Hamilton sin duda es el mago actual del equipo Mercedes. Y decimos actual porque sin Ross Brawn no se hubiera producido seguramente el truco final, pero como Ross ya no está en Brackley, Lewis se lleva el título por derecho propio...

RED BULL: El equipo austriaco no tuvo su mejor temporada el año pasado, pero aun así pudo conseguir varias victorias y podios que lo catalogaron enseguida como la única alternativa seria al dominio de Mercedes. Ahora bien, ¿quien fue el mago de Milton Keynes?. Esta es fácil y creo que convendréis en admitir unánimemente que el mago en Red Bull no es otro que Adrian Newey, el ingeniero que convierte los monoplazas de F1 en Campeones del Mundo. Y no es un halago gratuito, pues Williams, McLaren y Red Bull han sido campeones gracias a él. Red Bull lo tuvo claro cuando compró Jaguar Racing: querían al mago de la aerodinámica. Tiraron de la chequera (siempre importante) y de la seducción de una nueva aventura sin la presión de un equipo grande (de lo que terminó cansado en Woking) y consiguieron la auténtica magia, la que gana campeonatos. Su dominio de las soluciones aerodinámicas no tiene rival. Y sin duda, les ha salido bien la apuesta: 4 títulos del Mundo. Mago por derecho propio.

MCLAREN; quizás también otro de esos casos en los que encontrar el mago entre los miembros del equipo no sea demasiado complicado. En este caso es español, asturiano para más señas, y es la referencia absoluta de la nueva aventura entre McLaren y Honda: Fernando Alonso. Los japoneses tuvieron muy clara su apuesta y no dudaron en apostarlo todo por el que es considerado por muchos como el mejor piloto de la parrilla. Su mejor arma es su capacidad para sacar lo mejor del auto que lleva entre sus manos, sin importar la competitividad del mismo. Se adapta a las nuevas reglas como nadie, favorezcan más o menos su estilo de conducción. Ambicioso y bien determinado, el equipo tiene claro que con un piloto como él no cabe otra cosa que dar el 200%. Esa es la primera victoria que se consigue teniéndole en sus filas: para los miembros del equipo supone una fuente adicional de motivación. Y por ahí comienza su magia: generar la misma clase de determinación que él tiene. La combinación de McLaren y Honda supone un nuevo reto para Fernando y está claro que llega dispuesto a desplegar toda su magia. Sin duda alguna, entre los pilotos, es el Houdini de la prestidigitación y la magia. El mago maestro.

FERRARI: En Maranello puede que algunos no tengan muy claro si buscar un mago o un brujo, pero de lo que no hay duda es que si hay que buscarlo haríamos bien en mirar a James Allison, el ingeniero contratado hace 1 año y medio para reflotar el equipo. Si el año pasado no fue precisamente el mejor de los posibles, este año tiene por primera vez la posibilidad de diseñar un coche desde cero, con sus ideas, sin compromisos no asumidos por el inglés. En Lotus hizo coches realmente impresionantes, y si bien quizás no sea el equivalente a un Newey, es una persona capaz de hacer buenos coches con pocos recursos. Tiene el reto de hacer olvidar la partida de Alonso, que frustrado por todos los años de sequía, prefirió salir de Maranello. Es su año, en el que puede demostrar su capacidad para darle la vuelta a la tortilla. Arivabenne confía en él, Marchione también, y Vettel y Raikkonen rezan porque dé con la tecla adecuada. Hace magia con los chasis, pero ¿podrá repetir el truco en una Maranello revolucionada?. Esta temporada lo sabremos. El conejo espera salir de la chistera.

WILLIAMS: Llegamos a la sorpresa del año pasado, el antaño exitoso equipo de Grove, que ha renacido cuan Ave Fénix. Y si hablamos de magia lo cierto es que el año pasado hicieron magia de la buena. Y el mago de ese resurgir no fue otro que Pat Symonds, el antaño director Técnico de Bennetton y Renault, del que 4 Campeonatos avalan su experiencia en el Gran Circo. Si el motor Mercedes ha sido tildado por muchos como el responsable de ese renacer, no es menos cierto que Pat ha puesto orden en un equipo que no sabía a donde iba. Y no, no ha sido cuestión de suerte. Ya cuando lo fichó Marussia el equipo ruso pegó un salto hacia arriba, ganándole la partida a Caterham, habitualmente superior hasta entonces. Y tanto fue así que consiguió el milagro de puntuar en Mónaco. Ahora, en Williams, ha logrado crear un monoplaza que ha podido batir a las clásicas Ferrari y McLaren y poner en apuros a Red Bull y Mercedes. Sólo el hecho de no contar con un piloto primer espada ha impedido a Williams conseguir mayores cotas. Sin duda alguna, Symonds es el mago de Williams, el auténtico Merlin.

FORCE INDIA: El mago del equipo en este caso sería más complicado de señalar. Hulkemberg es la referencia entre sus pilotos, Andrew Green no ha fallado el tiro durante todos estos años diseñando el monoplaza...pero sin duda alguna quien marcó las diferencias fue su actual propietario, Vijay Mallya, que logró sacar un  equipo que estaba en el pozo de la parrilla y convertirlo en un equipo que no solo luchaba por los puntos, sino que se colaba habitualmente en la Q3, desafiando a los grandes. Llegó, despidió a Colin Kolles y Mike Gascoygne, decisiones un tanto polémicas en su momento (sobre todo con el 2º) y le dio la vuelta al equipo de una manera espectacular. Desde que se vendió Jordan, ninguno de sus propietarios había logrado lo que Vijay hizo por el equipo. Tomó las decisiones adecuadas, llegó a los acuerdos más apropiados y optó por dotar al equipo de pilotos contrastados. Lo llevó a donde está ahora y lo ha mantenido así a lo largo de los años, no siendo flor de un día. Consiguió lo que otros hubieran deseado. Hizo magia por el equipo llevándole a cotas inabarcables a priori. De Spyker y Midland a Force India media un abismo. De no puntuar a conseguir cientos de puntos. No es casualidad. Es el Tahúr de Force India.

LOTUS: El mago de Enstone no se encuentra entre sus pilotos, ni entre sus técnicos, sino en la dirección nuevamente: Gerard López. Compró un equipo grande como Renault con menos de 40 años y contrató a un novato en la F1 como Eric Boullier (director del equipo de GP2 Dams). Muchos creían que se equivocaba, que debía haber apostado por alguien que estuviera ya dentro del Gran Circo. Pero arriesgó y con ello pudo armar grandes proyectos que sin llegar a los resultados de la 1ª etapa de Alonso en Enstone, sí lograron grandes resultados. En su haber está el haber recuperado a Raikkonen para la F1 y haberle convertido de nuevo en un contendiente por el título Mundial. Sus 2 años en Lotus no entraban en las quinielas de nadie, y más tras haber asegurado la rumorología que iba directo a Williams. Ejemplo de gestión deportiva, la única duda se cierne sobre la parte financiera. Pero con todo y con ello, el equipo es una mota de polvo dentro de su holding. La pasada temporada jugó en su contra, pero la revolución en el diseño de su monoplaza, el motor Renault y tener a Maldonado como piloto no jugó en su favor. Ahora, con el motor Mercedes, en un cambio radical por ser el antiguo equipo Renault, intentará volver a pegar la sorpresa. Claro está, si Maldonado no lo impide.

TORO ROSSO: el antiguo equipo Minardi siempre se destacó por ser la referencia a la hora de dar oportunidades a los jóvenes valores, y este año, como equipo de base en la F1 de la estructura Red Bull, no será menos. Llegan Max Verstappen y Carlos Sainz Jr, y si bien ambos son novatos en el Gran Circo, de Max se espera que sea el próximo mago de Faenza. Insultantemente joven para la experiencia, dicen algunos, el próximo Senna, dicen otros. Se me dirá que todavía no ha demostrado nada, pero es que los magos en Faenza casi siempre llegan sin experiencia previa. Alonso, Webber, Fisichella, Trulli, Vettel, Ricciardo ahora...dan muestras de que hay algo especial en esa sede cuando lanzan sus novatos al ruedo. Carlos espera sacarse un conejo de la chistera, con su mayor preparación y base técnica, y con el talento que demostró ganando las WSR de la manera en que lo hizo en 2014...pero que duda cabe que algo ha visto en Max el ojo de Helmut Marko para hacerle debutar saltándose tantas etapas de por medio. ¿Será un mago o un bluff?. Alguien me podría decir que James Key, su Dtor. Técnico, podría arrebatarle el título de mago, sin embargo, tanto es el empuje y el eco con el que llega el hijo de Jos Verstappen, que ha secuestrado para sí el titulo de prestidigitador. Veremos si lo retiene o se le escapa en 2015...

SAUBER: Encontrar un mago en el actual equipo de Hinwill no es tarea sencilla. Con dos pilotos que pagan por sus asientos y que distan a priori del nivel de los pilotos que han tenido otros años, la cosa no pinta fácil. Lo más parecido a ese papel lo podría representar Monisha Kaltenborn, Team Principal del equipo (y accionista) que por un momento parecer llevar la cordura a este loco mundo de la F1. Sin embargo, la cordura no es sinónimo de genialidad, y mucho menos de magia, y aunque ha hecho un trabajo muy aseado, el 2014 fue un año tan malo que pasó tanta factura al equipo como para quedarse sin puntuar por primera vez en muchísimo tiempo. James Key, su mágico director técnico fichado de Force India allá en 2010, dejó al equipo sin su toque, y como resultado tuvieron un 2014 desastroso. Quien sabe si el único mago que tuvieron desapareció de su vista demasiado rápidamente, pero de lo que no hay duda es de que o se inventan uno nuevo o el 2015 puede ser realmente complicado con Ericcson y Nars. Esperemos que el brasileño salga realmente bueno, porque si dependen de Ericcson mucha magia y conejos tendrá que salir de sus chisteras.

Por Juan Ávila (@loganqr_pdlr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"