Buscar este blog

21 de octubre de 2014

F. ALONSO, C. SAINZ JR, R. MERHI Y LAS TONTADAS SOBRE LOS PILOTOS ESPAÑOLES...

 
 
Curioso titulo, seguro. Pero no menos curioso que lo que hay detrás de la frase. La F1 en España, a pesar de llevar más de 15 años desde su renacimiento en las pantallas (en aquel mítico 1.999), sigue siendo relativamente joven en este país. En países con mucha más tradición, como Ingletarra, Brasil o Italia, nos siguen llevando mucha ventaja a la hora de saber enjuiciar el deporte y como no, los pilotos que estos países aportan al gran circo. Sobre esto último es de lo que vamos a hablar. Y más tras últimas noticias que ponen más de actualidad una valoración de este tipo. Comencemos, porque seguro que os va a interesar de lo que vamos a hablar aquí...

Comenzaremos por Alonso, el piloto por el que parece que pasa toda la actualidad de la F1. El piloto asturiano, una referencia en el Gran Circo, ha decidido dejar el equipo de Maranello en busca de nuevas ambiciones. Lo curioso, en este caso, es que a pesar de que era ampliamente deseado en este país que fichara por otro equipo, su decisión de dejar Ferrari se ha tomado como un error. Es más, según que medios parece que ha sido al revés, la que Ferrari ha prescindido del español para fichar a un Vettel que ha decepcionado como nunca esta temporada tras ser ampliamente batido por Daniel Ricciardo, antaño piloto de Toro Rosso y HRT. Por un momento, este movimiento, ha despertado a ciertas personas que han aprovechado para cargar contra el asturiano o dar crédito a la idea que intentan vender algunos medios: que ha sido Ferrari quien ha prescindido de él. Por un momento, Alonso no es ni la mitad de piloto de lo que prometía a pesar de haber masacrado a un tal Kimi Raikkonen, Campeón del Mundo, para más detalles. Por un momento, el hecho de que Vettel fiche por Ferrari le convierte a este en mucho mejor piloto a pesar de haber sido masacrado por Daniel Ricciardo, y ser le gran decepción de este año. Batido por un Ricciardo que era uno más en las parrillas hasta el año pasado. Por un momento Ferrari vuelve a ser la escudería soñada con la que Vettel acierta. Por un momento Alonso parece haber caído en desgracia...

Así que lo que cambian los cuentos según como se pretenda vender la historia. Todos aquellos que tenían cuentas pendientes con él aprovechan para intentar reducir su valor en el mercado, entre ellos periodistas que no le perdonan no estar en su círculo de confianza. Gracias a Dios, opiniones como la de Robert Kubica, Rob Smedley, Luca Cordero de Montezemolo y los directivos de Honda ponen las cosas en su sitio. Kubica dice que es mejor que Vettel, Smedley que es el mejor piloto de su generación y el ex-presidente de Ferrari que es el mejor piloto que ha conocido (y eso que en Ferrari ha tenido a un tal Michael Schumacher)...y desde Honda que Alonso es la prioridad absoluta. Vaya por Dios. ¿A donde pretendemos ir con ello? muy sencillo, a la idea de que en este país seguimos teniendo la idea de que lo de fuera es mejor que lo que tenemos dentro. No me canso de ver elogios sobredimensionados hacia pilotos que, siendo buenos, no dejan de ser "uno más" en la parrilla (Bottas, Hulkenberg, Grosjean...) para a continuación escatimarlos con el asturiano, simplemente porque representa la llegada de la afición "no entendida" a la F1. De justicia es decir que se oía aquello de que Raikkonen iba a poner en apuros a Fernando antes de comenzar la temporada. Incluso cuando escribimos un artículo hablando de la superioridad de Alonso sobre el finlandés se me acusaba de hablar demasiado pronto. Quizás no se habían leído lo suficiente el artículo en la revista QR el año anterior en el que se decía que lo batiría fácilmente, dando razones basadas en un estudio de sus resultados de su época anterior en Ferrari o de su regreso en Lotus. Hamilton, Raikkonen o Vettel eran mejor que Fernando. Ninguno de estos otros representa la llegada de la generación "pop"/teenager a la F1 en España. Alonso, en cambio, es quien trajo todo eso. La historia, caprichosa en cambio, ha demostrado la grandeza de Fernando Alonso, batiendo de manera inmisericorde a Kimi Raikkonen. Es la referencia de la F1 por rendimiento puro en la pista. Con independencia de las cuentas pendientes que tenga con algunos periodistas, o de como caiga por haber traído a los "teenargers" a la F1 en España, lo cierto es que el cronometro y el rendimiento en la pista juegan de su parte. Quizás, batir a Raikkonen ha desmontado muchas de las críticas injustificadas que se le hacían y ha dejado sin muchos argumentos a muchos de sus críticos. Sin embargo, incluso con esas, hay todavía un grupo de gente que todavía piensa que ha sido un problema de adaptación de Kimi a la normativa de este año. Como si Alonso no hubiera tenido que hacer ese esfuerzo...
 
 
 
Hablando de teenagers, llegamos a un piloto que de nuevo tiene que sufrir la injusticia de los argumentos más injustos para defender la falta de apoyo por él, como si en este país nos sobraran los pilotos de F1.Y para ello, nada mejor que utilizar el caso de otro piloto con el que compararle, como si la F1 fuera una competición futbolística y un piloto fuera del R. Madrid y otro del F.C. Barcelona. Estamos hablando, como no, de Carlos Sainz JR. ¿Sus grandes pecados?, el ser hijo del doble Campeón del Mundo de Rallyes, Carlos Sainz, y entrar en el programa de Red Bull. De repente, es un niño mimado al que le pagan todo y que no se lo tiene que currar. Como si todos los días se llegara a la F1 sin ninguna clase de apoyo (que se lo pregunten a Pedro, Marc y Alonso). ¿Como hacemos la comparación? pues poniendo en el otro lado a Roberto Merhi, otro de los superclases que tenemos, y diciendo cosas del tipo que uno no cuenta con apoyos (Merhi) y otro sí (Sainz). Habría que recordar que Roberto también ha pertenecido a un programa de desarrollo de pilotos como el de Mercedes y seguramente más de un piloto hubiera deseado tener la misma clase de suerte. Ambos son junto con Juncadella, del que nadie se acuerda en la comparación, las 3 grandes promesas que tenemos en España para tomar el relevo a Alonso (regalo envenenado el que se los compare todo el día con él). Ninguno lo ha tenido fácil, y eso es lo que hay que tener claro. Juncadella y Merhi porque tuvieron que competir primero en el DTM de la mano de Mercedes, conscientes de lo cara que era la GP2. Carlos porque el programa Red Bull te ayuda a costa de presionarte hasta límites imposibles, una especie de teoría para forjar mentalidades fuertes en los pilotos que aspiran a ser Campeones. A Sainz, además, le sucede que incluso cumpliendo con lo que se le exigía, ganar las WSR, se puede quedar sin asiento. Y se lo pueden comunicar tan tarde como para dejarle sin opciones en el mercado. Es otra parte de la teoría Red Bull: no gastan dinero en formar pilotos para que luego se los lleve otro equipo (que se lo pregunten a Alguersuari y Buemi). Lo uno por lo otro. Apoyo económico a costa de tenerte "puteado", para decirlo llanamente. Estamos hablando, además, en este caso de un piloto que ha ganado las WSR porque era una condición imprescindible para subir al F1, como si a Vergne, Ricciardo y Vettel se lo hubieran pedido. Es más, subieron a pesar de no lograrlo.
 
 
 
¿A donde queremos llegar? muy sencillo: disfrutar de la F1 en España es algo casi imposible si no se polariza el deporte con nuestros pilotos, convirtiendo a unos en héroes y a otros en villanos, simplemente porque somos un país demasiado pasional,  acostumbrado a las vivencias del fútbol, nuestro deporte nacional. Es más, nos gusta mucho más un partido R.Madrid-Barcelona que uno de Champions entre el Bayern y cualquiera de estos dos equipos. Y de alguna manera, eso lo queremos trasladar a la F1, como si tuviéramos tantos pilotos en F1 como equipos de Fútbol en Primera División. Son tantos años sin pilotos que vayan más allá de Pedro, Marc y Fernando (con la única excepción de Alguersuari) que siempre entristece el mismo debate. Cuando llegó Alonso, porque Pedro y Marc habían pasado por más penurias para llegar a lo mismo. Cuando llegó Alguersuari, porque se empeñó en enfrentársele con Alonso, vanagloriando a uno y criminalizando al otro. Ahora, de nuevo con Alonso como único piloto titular, volvemos a cometer el mismo error. En vez de desear que los 3 pilotos lleguen y tengamos a 4 en parrilla (un lujo para un deporte en España), nos centramos en enfrentarlos  unos con otros, para decidir quien se merece llegar al Gran Circo. ¿Y si se lo merecen los 3?. Nada, no hay lugar para esa hipótesis en este país. O uno u otro. Esto no es la Liga, pero los tratamos de igual manera: filias y fobias, no hay más. Ni Carlos, ni Roberto ni Daniel han hecho nada para que se les retire un apoyo que debería ser un escalón más ya ganado para hacer más fácil su ascenso a la máxima disciplina de monoplazas. No nos sobran pilotos en la F1 precisamente para seguir con estas "tontadas". Seguramente, si Alonso se tomara un año sabático, pondríamos todo en valor. Pero es muy triste que se tenga que plantear para que nos demos cuenta de lo que trae la mediatización positiva de nuestros pilotos. Claro, que así nos va...
 
Por Juan Ávila

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"