Buscar este blog

27 de octubre de 2013

ADRIAN NEWEY...¿FUERA DE RED BULL Y LA F1 EN 2015? (¿por qué nunca se posiciona para Ferrari?)

 
Sí, parece algo completamente descabellado, pero no es la primera vez que Adrian Newey se cansa de ganar durante mucho tiempo en un mismo equipo. Efectivamente, al inglés le pica de nuevo el gusanillo de dejar la F1. Y sí, parece que es por cansancio, pues aunque parezca relativamente extraño, el éxito, cuando se repite bajo el mismo tejado, cansa porque se deja de sentir esa especie de hormigueo en el estómago de quien tiene una dificultad extrema que desafiar. En esas se encuentra ahora el genial ingeniero de red Bull, en la idea de buscar un nuevo reto. Pero vayamos a los detalles...
 
Todo esto de que Adrian Newey quiera abandonar el equipo en el que se encuentra puede parecer completamente nuevo pero nada más lejos de la realidad. Y no es nuevo por dos motivos: por la duración de sus estancias en los equipos a los que llevó al éxito por un lado,y por el ansiado deseo desde que estaba en McLaren de afrontar un día la idea de diseñar un barco para la Copa América por otro, su gran sueño todavía sin realizar. En el primer caso, hay que recordar que su estancia en Williams duró 7 años, desde 1990 a 1997 incluido este último...y curiosamente, su estancia en McLaren también estuvo en esas cifras, desde 1998 hasta 2005. En 2006 llegó a Red Bull y lleva ya 7 años en la escudería austriaca, colmado de éxitos y con el crédito ya concedido de que los coches de la bebida energizante ganan gracias a su talento. Para alguien que llegó a una escudería que sólo luchaba por sumar puntos en la zona media de la parrilla, ese objetivo de convertir a un equipo medio en uno campeón e imbatible, parece ya cumplido de sobra.
 
 
 
 
Pero es más, podemos entrar en más detalles para intentar comprenderlo todo mucho mejor, y es que hay que recordar que la llegada de Adrian a Milton Keynes fue demorada sobre la idea inicial ya que durante su estancia en McLaren, en el año 2002, ya fue tentado desde Milton Keynes (entonces el equipo era Jaguar y en él se encontraba Pedro de la Rosa) por Boby Rahal (Team Manager del equipo entonces verde) para ser su Dtor Técnico. Fue retenido por McLaren bajo la idea de darle cierta libertad para también poder desarrollar su gran sueño (el barco de la Copa América), que finalmente no se daría. La enorme presión bajo la que se trabajaba en el equipo de Woking hizo que finalmente se decidiera a incorporarse a la aventura de Red Bull (Jaguar ya cambiado de nombre), y más tras ser culpado en parte del fracaso del MP4-18, el monoplaza que nunca llegaría a debutar en un gran premio. En el 2004, una versión modificada del mismo, el MP4-19, sí lo hizo, pero la herida ya estaba ahí. Raikkonen luchaba con Alonso por Campeonatos, teniendo el mejor coche por entonces y parecía el momento adecuado para salir rumbo a otra aventura. Sus coches ganaban, se había rehecho de esa herida del MP4-18, pero de alguna manera quería aire limpio, un nuevo reto, algo con lo que volver a sentir el hormigueo en el estómago que sienten los que están venciendo a la mayor dificultad. Milton Keynes volvió a su cabeza y Red Bull entonces cogió sentido. Había demostrado como ganar con Williams, como hacerlo con McLaren, y tras los últimos años decidió demostrar que su talento valía la cifra desorbitada que para un Ingeniero sólo el bueno de Newey cobra. Ahora, ese reto ya no es tal, y el tiempo pasa sin cumplir su gran deseo: diseñar y construir un barco para competir en la Copa América. Es su sueño, y desde el 2002, cuando fue tentado por Jaguar, ha ido aplazándolo continuamente...11 años después, tras otra borrachera de éxitos, de repente tiene sentido de nuevo.
 
 
 
 
Pero la pregunta que todo el mundo se hace es ¿por qué no aterriza en Ferrari y los hace ganar, cuadrando en círculo al convertir en Campeones a 4 equipos diferentes de la parrilla?. La verdad es que es una pregunta que sólo Newey puede responder, y lo cierto es que intentos desde Maranello han existido unos cuantos. Pero entonces surge una idea que puede o no cuadrar con sus razones reales. Convertir a Ferrari en Campeones podría llevarla un tiempo similar al tuvo que usar para hacer de Red Bull un equipo grande (3-4 años), ya que tendría que reorganizar todo el departamento aerodinámico, dotándolo de los ingenieros y técnicos necesarios, creando un grupo como el que hizo en Red Bull, dotándolo además de las herramientas adecuadas. Si tenemos en cuenta que salió de Woking cansado de la presión que imponía un equipo como McLaren, llegar a Ferrari no es sino algo mucho peor, tanto en cuanto en Woking pueden pasar un par de años sin ganar y no pasa nada. En Ferrari, un año sin ser Campeones es un fracaso en toda regla. Bajo esa idea, el tiempo necesario para rehacer Maranello tendería a cero, algo que no cuadra con la idea de Newey de como rehacer todo un equipo que ha demostrado que no funciona como debe en ese área. En Ferrari la presión sería tan descomunal que no encajaría con la idea de poder hacer un plan a 3 años vista. Su fama de mago podría sufrir teniendo en cuenta que no sólo falla en Maranello el Dpto. Técnico y de Aerodinámica, sino la cultura de empresa que impera bajo la dirección de Domenicalli. En Milton Keynes pudo hacer y deshacer porque partían de cero, deportivamente hablando. En Ferrari, la historia del equipo es un gran lastre, ya que hacer y deshacer libremente no tendría tanta aceptación como en una Milton Keynes que tenía que darle plenos poderes porque anteriormente no habían conseguido nada, mientras que en Ferrari hay Campeonatos del Mundo adornando sus vitrinas. Esa es quizás el motivo por el que Newey podría preferir que su reto fuera la naútica antes que la idea de llevar a los de Maranello hacia el éxito que se les resiste en los últimos años. Por ello el vuejo sueño de Newey vuelve a presentarse a formar parte de su discurso: "Tengo 54 años ahora, y hay un montón de otras cosas en la que me gustaría estar involucrado, Quizás la Copa América, ¿quien sabe?...". La idea que tuvo en 2002 vuelve de nuevo. Su compromiso está asegurado para el 2014, pero más allá es toda una incognita. Quizás el fichaje de James Key por Toro Rosso era una manera de asegurar su relevo. Pero al igual que Rory Byrne lo dejó en su momento por la pesca submarina, Newey tiene también esa necesidad de dejar el Gran Circo. El mundo no se acaba en la F1...
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"