Buscar este blog

8 de septiembre de 2013

VETTEL GANÓ LA CARRERA, ALONSO SE GANÓ A LA AFICIÓN...PERO EL MUNDIAL SE TERMINÓ (esplicamos el porqué...)

 
Ya lo habíamos avisado: los sábados son para Ferrari y Fernando el día en que se convierten en villanos mientras que los Domingos son los héroes del pueblo. Si hay alguien que dudaba sobre lo escrito ayer (Alonso y Ferrari: de villanos a héroes en 24 horas) hoy ha tenido la mejor de las respuestas: la afición ha gritado "¡Alonso, Alonso!" con tanta fuerza que ha hecho retumbar hasta la "bota" de Italia. Es lo que tiene un piloto que en la pista, los Domingos, saca lo mejor de su ser para no sólo no rendirse, sino atacar como un guepardo enfurecido a cada una de sus presas, corriendo con la misma fiereza desde la vuelta 1 hasta el paso por la bandera a cuadros. Ese tipo de actitudes llega al aficionado con una fuerza capaz de derribar hasta ele se último párrafo de cualquier medio escrito transalpino. De villano a héroe en 24 horas, y sin ganar la carrera. Como siempre (o casi siempre), la pareja Alonso Ferrari da lo mejor de sí en los Domingos. Ahora bien, ¿es suficiente...?
 
Maldita la pregunta y maldita la respuesta. Sí, porque a raíz de los últimos años se hace evidente en pensar que no, que nunca es suficiente a tenor de los resultados a final de cada temporada. Alonso saca un 2º puesto en Monza y muestra que esa estadística que salía el año pasado (recupera de media 3 posiciones el Domingo al sábado) se cumple en él de una manera extrañamente matemática. Es el martillo pilón de la F1, un as del ritmo machacante que devora a sus rivales a fuerza de su regularidad sobrehumana, algo que pocos pueden igualar. Pero desgraciadamente, sin un coche dominante, el resultado siempre se vuelve insuficiente. De nada sirve un 2º puesto en Monza saliendo 5º si tu rival queda 1º y te saca 7 puntos más. Y más si es en uno de los circuito menos favorables para él y su equipo. De alguna manera, Vettel se acerca cada vez más a su 4º título y merecido o no, es lo que hay. Todo pinta perfectamente encarrillado para que esto suceda y no hay señal alguna que nos diga que vaya a cambiar. Pero ya que comentamos esta cuestión, entremos en deatlles en ella...
 
Perfectamente encarrillado, dos palabras que nadie querría oír a estas alturas. En los 3 años en que Vettel ha conseguido sus mundiales, en 2 de ellos (2012 y 2010) consiguió más puntos de media por circuito a partir de Monza que hasta que llegó a esa carrera, tan mítica para Ferrari. Resumamos: 141 puntos en 2012, 108 puntos en 2011  y 105 puntos en 2010 (por los 98,35, los 144, 42 y los 94,32 acumulados de media hasta entonces). Es más, de Italia en adelante sólo ha tenido 1 abandono cada año en los circuitos que quedan (en Abu Dhabi en 2011, y en Korea en 2010) en 2 de los 3 años, abandonando en Valencia el año pasado. Sacamos dos conclusiones de ello, una buena y otra no tanto: A Vettel le falta un abandono, lo que podría reducir la ventaja en 25 puntos si Alonso gana esa carrera (dejándola en 28)...y la menos buena: que aun así, tendria que ganar Alonso todas las carreras que quedan si Vettel se conformara con hacer segundos puestos en el resto de la temporada. La primera premisa podría cumplirse en parte ya que cuando Vettel ha abandonado estos 3 años a estas alturas de temporada Alonso ha sido 1º (Korea 2010) y 2º (Abu Dhabi 2011). Pero aun así, como hemos dicho, Vettel podría entrar en el modo "ahorro de energía" sin tener que vencer en el resto de citas, bastándoles con segundos puestos. Viendo los resultados de estas 3 últimas temporadas, parece más probable esperar un 2º abandono que observar al alemán quedando fuera del podio en varias ocasiones, y más con el monoplaza tal como se encuentra ahora.

Dicho todo esto, no seré yo el que deje de creer en los milagros, y más teniendo en cuenta que hay citas donde todo puede pasar. Pero lo cierto a día de hoy es que mucho se tienen que torcer las cosas para que Vettel no consiga su 4º mundial. Lo que se puede pensar es ¿que ha sucedido este año y los anteriores para que estando cerca, Red Bull siempre se lo termine llevando?. Podemos buscar varias razones: mejor trabajo de Red Bull, maduración de Vettel en estos 3 años, inestabilidad a la hora de aplicar las reglas de los neumáticos durante cada año, proteccionismo de la FIA/FOM con Red Bull...pero sólo aquello en lo que se puede actuar es en lo que merece la pena centrar los esfuerzos. Técnicamente hay margen de mejora y 2014 puede suponer la oportunidad de dar con la tecla adecuada, pero la dirección del equipo adolece desde hace tiempo de la suficiente mano dura para actuar dentro de la propia escudería y fuera de la misma. Dentro está claro que técnicamente se pueden hacer las cosas de otra manera y dirigir la escudería para que pueda dar mejores resultados, pero es en la dirección hacia afuera en donde quizás se encuentre más la clave, habida cuenta de como el mundial ha variado cada año hacia mitad de temporada. Entremos en ese detalle... 


 
 
Los 3 últimos mundiales, si la memoria no nos traiciona, han pasado de encontrarse con 3-4 paradas en las primeras carreras a cambiar "misteriosamente" hacia carreras de un único pitstop cuando se llega al ecuador de la temporada (a lo sumo dos). Esto no es otra cosa que producto del nulo peso que tiene Ferrari en la FIA, Pirelli y la FOM para evitar que la dejen de tomar el pelo. De nada sirve trabajar más que nadie en pretemporada si el trabajo que se hace para adaptarse a los neumáticos es tirado a la basura 7-8 carreras después por decisiones tomadas en los despachos ante las presiones del equipo rival, deseoso siempre de ir hacia el compuesto más duro y permitir así el mayor trabajo aerodinámico posible sobre el monoplaza y su incidencia sobre los neumáticos. No me puedo imaginar por un momento a Jean Todt asintiendo con la cabeza a estos cambios en la época en que con Schumacher dominaban con mano de hierro. Ese mismo "pequeño Napoleón" que ahora dirige la FIA no parece tener la misma determinación en hacer respetar las reglas del juego durante todo el año. Y si Ferrari tiene como Dtor. a Domenicalli, a quien propuso Todt como relevo suyo en la Scuderia, pocas voces se pueden levantar en contra de quien fue su mentor. Si añadimos el hecho de que la inquina de Todt hacia Fernando tras la traición con Briatore cuando tuvo la opción de ficharle hizo que afirmara que con él en Ferrari, Fernando nunca estaría en el equipo italiano (http://www.elmundo.es/Conmigo en Ferrari, Alonso no vendrá nunca), es cada vez más probable pensar que toda esta historia de Pirelli y los neumáticos no sea más que una venganza servida en plato frio contra Alonso y Montezemolo, con el que tampoco terminó del todo bien. Quien sabe si el mayor beneficio para Ferrari en sus resultados deportivos no fuera el motor ni los ingenieros contratados, y sí un cambio en la presidencia de la FIA. Fuera como fuere, como eso no es algo que dependa de ellos, sí que sería recomendable tener a alguien en el equipo que se haga respetar más de lo que lo ha hecho Domenicalli hasta la fecha. Los mundiales se ganan en la pista, pero las normas bajo las que se corre se idean en los despachos...quizás sea esto lo que le falla a Ferrari: el hacerse respetar. Sin eso, seguirán como en el día de la marmota, repitiendo día sí y día también los hechos y resultados que les dejan siempre sin el preciado caramelo. Es hora del cambio y no es cuestión de ingenieros y pilotos...

2 comentarios:

yukio seki dijo...

Briatore es el hombre. Por lo civil o por lo criminal sabe de que va este negocio.

Anónimo dijo...

el otro caramelo envenenado que dejó Todt fue a Domenicalli en su puesto.

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"