Buscar este blog

22 de junio de 2013

SANCION PIRELLIGATE-MERCEDES: ¿ES UNA BROMA?...(el "porqué" de la sanción).

 
 
Sí, eso se pueden preguntar muchos aficionados al ver como ha sancionado la FIA a Mercedes y Pirelli en el ya mundialmente conocido como "Pirelligate". Y lo cierto es que no es para menos viendo la ganancia obtenida por la escudería diirigida por Toto Wolff y Ross Brawn en comparación con el castigo recibido. La FIA ha actuado, y tras todo un mes de titulares diversos sobre el mismo tema, la resultado no puede ser más decepcionante. ¿Era o no era lógico esperar algo así?...entremos en materia.
 
Lo primero que hay que juzgar es si existe proporcionalaidad entre la infracción realizada y el castigo recibido. O lo que debería ser lo mismo, hay que tener en cuenta lo ganado con la infracción de la norma y lo que se pierde con el castigo recibido. 1000 Km de tests de neumáticos en la actual F1, con la restricción para probar, es un lujo muy caro. Y más si tenemos en cuenta que el principal problema del equipo era el tratamiento de los neumáticos. Con el test, el problema quedó resuelto de una tacada como se demostró en Mónaco y, sobre todo, en Canadá. Lejos de asistir al "espectáculo" de Montmeló, donde los neumáticos de los Mercedes se deshacían, en Canadá (una pista agresiva con las gomas como se vio el año pasado, donde Alonso y Vettel perdieron una victoria y un podio por esto) todo funcionó con relativa normalidad. Por la pena impuesta, por el castigo obtenido, a Mercedes le ha merecido la pena hacer trampas. ¿Por qué?, porque ha enderezado una temporada que de otra manera le hubiera costado todo el año enderezarla sin garantías de éxito. Y con el hecho adicional de ahorrarse una importante cantidad de dinero en I+D (intentanto encontrar la solución) y sobre todo, quitando recursos al trabajo necesario para realizar el monoplaza del año que viene. De alguna manera, ha salido ganando desde muchos puntos de vista: deportivo y económico a corto plazo (2013) y a medio/largo plazo (2014)...y desde el que supone una demostración de poder importante frente a la máximo organismo, la FIA, que se ha visto una vez más atada de pies y manos ante el riesgo de perder no sólo a una escudería, sino al proveedor de motores y tecnología de 4 equipos (Mercedes, McLaren, Williams y Force India) para el año que viene. Eso, en un mundial con 3 suministradores de motores actualmente (pendiente de la llegada de Honda en 2015) es algo que han hecho valer teniendo en cuenta que su pérdida en la F1 causaría un daño irreparable a corto plazo.
 
Pero si bien todo lo comentado está ahí, bien es cierto que seguramente no serán los únicos aspectos a tener en cuenta. En este caso, cabría valorar hasta que punto puede intervenir también el hecho de que Ross Brawn y Jean Todt trabajaran durante tantos años en Ferrari, formando un tandem tan exitoso. Son cosas que en estos casos nunca se sabe hasta que punto intervienen en situaciones de este tipo, más incluso que los propios abogados. En un mundo que se mueve más tras bambalinas que de cara al público, la retransmisión en vivo del caso ha parecido más un "paripé" mediático para generar expectación que un caso de auténtica justicia, y más resolviéndose de la manera en que se ha hecho. La FIA ha sancionado con una medida que permite decir que ha existido alguna clase de castigo pero que al mismo tiempo permite a Mercedes y a su consejo de Administración salir indemnes y continuar en el deporte. Es más, con esa ganancia de competitividad, Mercedes es muy posible que consiga esa clase de resultados que les anime a seguir invirtiendo en el deporte tras haber echado un "órdago a grande" con las contrataciones realizadas en los últimos años (Hamilton, Aldo Costa, Geoff Willis, Paddy Lowe, Niki Lauda, Toto Wolff...). De haberlos sancionados seriamente, podrían haber salido de la disciplina como ya lo hicieron Honda, Toyota o BMW, sin importarles el dinero gastado en el camino. Y hay daños colaterales en todo ello que no se iban a causar por unos "simples tests" en el que la propia implicación de un miembro de la FIA, Charlie Whiting, ponía en duda la posibilidad de usar cualquier otra medida más contundente.
 
En resumidas cuentas, la F1 es un negocio que se sirve de un deporte para seguir existiendo. La parte deportiva es más una consecuencia que un fin en si mismo si analizamos todos los hechos friamente. Los negocios son negocios, sean de la naturaleza que sean. Y en un negocio tan brutal (en todos los aspectos) como la F1, nunca vas a dejar que la ética y la justicia te lo arruinen, por mucha presión mediática que exista. Lo del Pirelligate no ha hecho sino demostrar que el respeto a las reglas del juego no es más que un camino más largo y absurdo que nadie quiere seguir por cuanto todo lo que hay en juego y los pocos riesgos que se corren por hacer trampas aunque te pillen con el "carrito del helado". Al final, la diferencia sólo estriba en la repercusión pública, en el perjuicio a la imagen, algo que puede llegar a ser tan subjetivo como para darle mayor fuerza de la que pueda tener para cada cual. Mercedes y Pirelli salen imdemnes, la F1 impondrá sus tiempos y hará olvidar esto a la misma velocidad con la que se disputen los próximos Gp's...pero en el aire empieza a quedar la sensación de que los mundiales de F1 se deciden fuera de las pistas. Y el riesgo que puede existir cuando una sensación de este tipo se generaliza es que lo que ocurra los fines de semana de GP deje de tener interés, ahuyentando a los espectadores de este exitoso circo. Si antes de ver la película ya sé el final de la misma, más de un espectador podría renunciar a verla. La F1 corre el riesgo de perder la creencia de que los mundiales se deciden en la pista a más de 300km/h, donde la mejor combinación de piloto/escudería se lleva el título cada año. De ser así, no habrá perdido el espectador, sino que la F1 se habrá perdido a si misma. Esperemos que no llegue la sangre al rio. Mientras tanto, Ecclestone seguirá haciendo caja, acariciando su gato en un sofá mientras observa lo que sucede con una sonrisa del que ya sabe como terminará todo. Mercedes y Pirelli sólo son actores secundarios. ¿Esperable esta "sanción" y este teatrillo?...¡Por supuesto!. Bienvenidos a la auténtica F1...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"