Buscar este blog

10 de junio de 2013

F1 2013: EL MUNDIAL SE COMPLICA...(las razones de ello y el porqué de este año en Ferrari)

 
Terminada la carrera de Canadá hay un sentimiento que se empieza a extender entre los aficionados a la F1 en general: el mundial se le está complicando de mala manera a Fernando Alonso. El año en el que parecía tener un monoplaza competitivo es el mismo año en el que todo parece torcerse, incluso hasta cuando hace una carrera tan buena y meritoria como la realizada en el circuito Gilles Villeneuve. Cuando por fin se saca la espina que tenía con esta pista en los últimos tiempos, cuando saca un buen resultado del que suele ser un pozo negro de puntos para él, cuando realiza una gesta saliendo 6º en parrilla y terminando 2º en carrera...es cuando su rival gana y sube por primera vez al podio en 4 años en esta misma pista. Parece una mera casualidad pero al mismo tiempo es un hecho que lanza un claro mensaje: Red Bull y Vettel están más en forma que nunca. Sea una cuestión de neumáticos, aerodinámica, talento del propio piloto, una dirección técnica envidiable o la mezcla de todo ello, lo cierto es que en Ferrari siguen estando un paso por detrás de Red Bull y eso pasa factura en forma de resultados. Y los hechos están a la vista: hasta en un circuito de motor como este, Red Bull puede con Ferrari y Alonso. ¿Es ese el único motivo? entremos en detalles...

Una de las multiples cosas que se han dicho este año es que por fin Ferrari parecía tener un coche competitivo, algo que el año pasado no tuvo. Y es una media verdad que esconde las razones por las que ahora Fernando está a 36 puntos de Vettel. La mayor diferencia que parecía existir este año con el anterior era la espectacular bajada de rendimiento de McLaren, que de estar en las primeras líneas de parrilla y luchar por la victoria ha pasado a estar luchando simplemente por los puntos. Lo extraño ha sido ver como la gente pensaba que McLaren formaba parte de otra ecuación cuando lo cierto es que el progreso natural de Ferrari en la parrilla ha coincidido con esas 2 plazas liberadas por el equipo inglés, que ya no lucha por la pole ni por las 2 primeras filas. Y es que no hay que olvidar 2 aspectos importantes: McLaren terminó el año pasado luchando por las victorias (7 conseguidas entre los 2 pilotos, 4 para Hamilton y 3 para Button) y clasificando en 23 ocasiones entre las 2 primeras líneas (14 para Hamilton, 9 para Button). Pero es más, el año pasado en Ferrari terminaron el año clasificando entre el 5º y el 7º puesto en parrilla en las últimas 10 carreras, la 2ª mitad del Campeonato, en las manos de Alonso, por lo que la caida de McLaren este año les ha aupado de manera natural a clasificarse entre las 2 primeras líneas. ¿Significa que el coche ha mejorado? sí y no, porque lo cierto es que el comienzo de un nuevo proyecto el año pasado arrastró unos resultados en Calificación (entre 8º y 9º) lejos de los que otros años habían tenido (5º de media en 2011, entre 3º y 4º en 2010) en esas primeras citas. Por todo ello, lo sucedido en 2013 no significa que Ferrari tuviera mejor coche este año que los anteriores. Simplemente que al hecho de volver a su posición natural (ser el 3er equipo, 5º-6º en parrilla) se le ha unido este año el declive de McLaren, uno de los principales contendientes.


 

Ahora bien, dicho todo eso, ¿por qué no se ha aprovechado mejor?. Una de las razones para estar preocupados es que Mercedes parece estar tomando esa posición que McLaren ha dejado. Empezaron el año con los mismos defectos que el año pasado: coche muy veloz en Calificación pero que se deshacía en carrera. Hasta Mónaco (incluido), estuvieron en 10 ocasiones entre las 3 primeras líneas de parrilla, consiguiendo una victoria, pero retirándose Michael en 4 de ellas y sin progresar en carrera desde su posición en parrilla, más bien al contrario. Este año, por contra, con el test de Pirelli, parecen haber resuelto todos sus problemas a tenor de lo visto en Canadá, un circuito donde el año pasado se deshicieron los neumáticos de Alonso y Vettel, por ejemplo. Es ahí cuando Ferrari tiene de nuevo un escollo tanto en cuanto parecen heredar la posición natural de McLaren el año pasado. Tienen un coche muy veloz en Calificación y que ahora además no se deshace en carrera cuan azucarillo en agua. Por ello, la innegable mejoría de Ferrari no parece tal si tenemos en cuenta estos factores. A ello hay que unir que Red Bull no ha tenido tantos problemas como el año pasado y que la constancia mostrada por Alonso en 2012 es algo imposible de repetir. Descontando el abandono de Malasia, lo cierto es que en 2012 Alonso y Vettel marchaban empatados (86 a 85 en el mundial) a estas alturas, mientras que este año, a pesar de haber hecho 10 puntos más Fernando (96) hasta Canadá, ha sido Vettel el que ha marcado importantes diferencias (132) con respecto a lo hecho el año anterior. No tienen los problemas que tenían el año pasado en las Calificaciones en las primeras citas, y solventados esos problemas, lo cierto es que da miedo pensar hasta donde pueden llegar cuando no tienen problemas graves que solventar.
 
Alonso, con su abandono, parece haber gastado el comodín de carrera sin puntuar. Vettel puede conducir pensando que puede fallar tranquilamente en una carrera sin perder el liderato, y eso, con un monoplaza que parece tan fácil de conducir como en el pasado, hace que la presión no vaya con él y sea cosa de sus rivales. Es ahí cuando la opción de tener a Mercedes recuperada preocupa más que nunca, porque Ferrari se encuentra en la misma posición que el año pasado a estas alturas: siendo el 3er equipo. Mucho se habla de Raikkonen y Lotus como los grandes rivales a batir, pero la temporada de ambos parece muy similar a la del año pasado, lastrada por no maximizar sus posiciones en Calificación, por muy buen trato de neumáticos que tengan. Serán importantes, pero de la misma manera en que lo fueron el año pasado. En el medio plazo, la opción Mercedes parece preocupar s por cuanto tienen 2 pilotos capaces de ganar carreras y hacer podiums, teniendo a su vez por fin un coche rápido en Calificación y Carrera. Eso significa capacidad de meterse entre Red Bull y Ferrari y restar muchos puntos a un Fernando que necesita como nunca encadenar una buena racha de resultados con los que restar puntos a su rival. La opción contraria, también posible, tiene menos visos por cuanto a estas alturas parece menos probable ver a Ferrari y Alonso haciendo poles mientras meten a los Mercedes de por medio en su lucha con Red Bull y Vettel. Sabemos que Ferrari no ha mostrado tanta capacidad de reinventarse a lo largo del año como Red Bull o McLaren, por cuanto otra temporada corriendo rezagados tras los coches azules no es la mejor ventana al optimismo.


 

¿Quiere decir todo esto que hay que dar por perdido este Campeonato? No, ni mucho menos, y más cuando en 2 de los 3 años se ha decidido en la última carrera y por 3-4 puntos. Lo que sí es cierto es que Fernando no se puede permitir más abandonos y debe optar a conseguir victorias donde el año pasado hacía podios.  Llegan ahora dos citas importantes que se le suelen dar bien: Inglaterra y Alemania. En estas tiene una difícil capacidad de mejora con respecto a lo hecho el año pasado, 2º y 1º, pero si son terrenos favorables para recortar puntos a Vettel, que en los 3 últimos años no ha consguido ganar en ninguno de estos dos circuitos. En casa, además, el último podio lo hizo en 2010, no pasando del 4º puesto desde entonces, a pesar de calificar en las 2 primeras líneas. A las adversidades se las vence con esperanza, esfuerzo y suerte, y si estos 3 factores le son tan propicios a Fernando como en el pasado, puede recortar de nuevo una importante cantidad de puntos a su rival y ponerse de nuevo en posición de disputar el Campeonato. Ya dijimos que este año las cosas serían más difíciles si Ferrari no le daba a Fernando un coche capaz de luchar por la pole habitualmente, por cuanto temporadas como la de 2012 son imposibles de repetir. En Maranello siguen erre que erre, sin darle todavía ese coche ganador que se merece, pero al menos es de esperar que este año ya hayan aprendido algunas lecciones del pasado que les sirvan para decidir su propio destino. En este sentido, al menos las estrategias de carrera ya no son un problema y no necesitan copiar la de sus rivales. Lo siguiente, como no, conseguir que el coche rinda en calificación más allá de su límite natural, la 2ª línea de parrilla. En el momento en que veamos a Fernando luchar por la pole asiduamente (y no sólo en Inglaterra y Alemania, que sí le son propicias), tendremos mucho ganado. ¿Lo conseguirán? quien sabe, pero para la esperanza queda esa segunda mitad de 2010, en la que consiguieron 4 victorias y un 2º puesto. Para la preocupación, el que el 2014 esté tan cerca. Un año para el que el trabajo de desarrollo es importante ya que cambia todo y los recursos deberían estar centrándose ya en un coche que tendrá muy poco que ver con el actual. Red Bull, Mercedes, Lotus y Ferrari lo saben de sobra. Quien haga un sobresfuerzo importante ahora lo puede pagar en los próximos años si se lo resta a las horas dedicadas al coche de 2014. Miedo da por tanto pensar en el devenir de este año...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"