Buscar este blog

3 de mayo de 2013

CRACKS EN LA F1...¿COMO IDENTIFICARLOS?¿QUIENES SON LOS SIGUIENTES?



Hoy, tras el 19 aniversario de la muerte de Ayrton Senna hay un hecho que nadie discute a estas alturas: Ayrton era un genio, un crack. El que muchos definen como el mejor piloto de todos los tiempos parece ser el nexo común de lo que todo el mundo considera el ejemplo de lo que es un crack, un genio, en la F1. Y en esa refrlexión querría entretenerme hoy, ¿quien es un crack en la actual parrilla de la F1?. Ejemplos tenemos unos cuantos sobre lo que se puede considerar un piloto que no sólo están por encima de la media, sino que son reconocidos como auténticos genios de este deporte: Hamilton, Alonso, Vettel, Raikkonenn...pero ¿hay alguno más escondido?¿que es lo que define que un piloto pueda ser considerado un crack o no?¿hay alguna manera de reconocerlos a simple vista?. Entremos en materia...


 
 
Partimos del hecho que como cualquier opinión que se precie, esta puede ser discutible, pero al menos vamos a intentar hallar una manera de analizar porque algunos de los que actualmente pueblan la parrilla son considerados auténticos cracks y que es lo que les ha llevado a esa unanimidad. Analizámdolos podremos llegar a la posibilidad de ver que factores podremos encontrar que les diferencian respecto a sus compañeros de parrilla...y si estos los podemos encontrar en otros pilotos que actualmente compiten esta temporada. Empecemos por los pilotos en los que hay unanimidad para considerar que están entre el grupo de los "elegidos", el de los que comunmente se consideran "cracks" en la F1.

LOS ACTUALES CRACKS DE LA PARRILLA
 
LEWIS HAMILTON: es hablar de cracks en la parrilla, de genios al volante y venirse enseguida a la mente la figura del piloto inglés. Sus primeros indicios los tuvimos en la GP2, categoría que ganó con verdadera autoridad, dando ya muestras de su talento en alguna de sus carreras, con remontadas espectacurlares como la de Turquia 2006. Ya por entonces se sabía que tenía algo especial, que estaba destinado a hacer cosas importantes. En el año de su debut en la F1 lo demostró, plantando cara a todo un Bicampeón del Mundo (Alonso) en un equipo McLaren que apostaba finalmente todo por él. Finalmente el hecho de que el equipo quisiera ganar el título a través de él impidió llevárselo a sus vitrinas, pero de lo que no hay duda es que alguien que debuta en la F1 en un equipo ganador y le planta cara a todo un bicampeón es algo más que un gran piloto. Hamilton, caiga mejor o peor, es un crack, es un concentrado de talento puro, un genio, uno de los elegidos. Su facilidad para adelantar y ser rapidísimo en Calificación se ponen especialmente de relieve tras sus 6 años de estancia en el gran circo. No se corta, lanza el coche sin dudar y se ha enfrentado a grandes pilotos en su trayectoria, poniendo su talento a prueba contra verdaderos talentos de la F1. Con Hamilton no hay dudas, es uno de los cracks por derecho propio.
 
FERNANDO ALONSO: Es muy fácil reconocer ahora en Fernando la figura de un crack, pero el asturiano ya dio muestras de ello en su camino hacia la F1. Pistas dio muchas y no sólo las palabras de Adrián Campos, que dijo desde el principio que venía para retirar a Michael Schumacher. Ganar el título de la Fórmula Nissan (las actuales World Series) en el año de su debut sobre monoplazas ya hacía sospechar que tenía algo especial con sólo 17 años. Su año posterior en la F3000 no empezó de la mejor manera pero en Mónaco, en una salida en que su coche se quedó calado, pasó de ser último a 8º adelantando a todo el que estaba de por medio, ya dando muestras de su idilio con la pista monegasca. En ese momento ya torció las miradas de los managers y jefes de equipo de la F1, que ya se lanzarían sobre él tras su carrera en Spa. Pero en su debut en la F1,a pesar de ser en una escudería como Minardi, también dio muestras de que tenía algo. Si ya había impresionado el año anterior en Fiorano superando con su Minardi (era probador) el registro del Ferrari de Badoer, en su debut no hizo menos, superando en varias icasiones los Benneton pilotados por Button y Fischella, el equipo del que él era miembro aunque estiviera cedido en Minardi. Tras un año de probador, Briatore despidió a Button pàra ponerle a él en uno de los monoplazas de la escudería de Enstone. Y ya desde el comienzo se mostró superior a un Jarno Trulli que era toda una referencia, terminando por encima del italiano a final de año, con 55 puntos en su casillero por 33 de Jarno. Hizo una pole en su 2ª carrera (2 en el total del año) y consiguió 4 podios por sólo 1 del italiano. Estaba claro que había talento y que era uno de los elegidos. Sus 2 titulos con Renault y sus posteriores temporadas no han hecho sino confirmar que es de los pocos que hace cosas que están por encima del coche que conduce, y para muestra su último año en Ferrari. Hasta la fecha no ha sido batido a final de año por ningún compañero de equipo. Está claro por tanto que Alonso es uno de los cracks de la actual parrilla.
 
KIMI RAIKKONEN: el genial piloto finlandés, más conocido como "Iceman" por su a priori imperturbable actitud, recibió la categoría de crack  desde su ingreso en la F1 a través de Sauber. El entonces joven debutante sólo había disputado 23 carreras en monoplazas (en un F-Renault) cuando recibió el visto bueno de Peter Sauber para formar parte de su equipo. Y lo cierto es que no decepcionó. Sin pasar por la F3 ni por la F3000, el rendimiento de Kimi estuvo desde el comienzo por encima de lo esperado. Tuvo un rendimiento muy similar al de un Nick Heidfield que ya llevaba 1 temporada de F1 a sus espaldas y que había pasado por la F3000 como protegido de McLaren Mercedes. Terminó con 9 puntos esa temporada (12 en el caso de Nick), los suficientes como para ganarse el asiento en McLaren y firmar sus primeros podios desde entonces. Ese año de debut en la escudería de Ron Dennis la acabó con 4 momentos en el cajón de la gloria, anticipo de lo que vendría más adelante: ser subcampeón del mundo en su 3ª temporada en la F1, casi doblando en puntos a su más veterano compañero (en una proporción muy similar a lo que hizo Alonso con Jarno Trulli, 165% por 167%). Los grandes genios es lo que tienen: consiguen logros inalcanzables para el resto de los mortales. Para alguién que empezó en la F1 con sólo 23 carreras en monoplazas tal hecho no hizo sino mostrar que estábamos ante un auténtico crack. Desde entonces hasta ahora no ha hecho otra cosa que confirmarlo. Si alguien tenía dudas, terminar 3º el año pasado con un Lotus tras sus 2 años de ausencia de la F1 debería ser suficiente para disiparlas.

SEBASTIAN VETTEL: Seb es dentro de este cuarteto quizás el más discutido de todos, pero sus 3 títulos mundiales ahí están. El único talento real de la escuela Red Bull apuntaba maneras ya desde pequeño. Pero sin duda el hecho que parece que dio una muestra más que real de que tenía algo especial fue su debut con BMW, con quienes Red Bull tenía un acuerdo de cesión. Si en el 2006, cuando se unió a BMW Sauber como piloto probador, ya impresionó en una sesion de entrenamientos del GP de Turquía (siendo 1º en los Libres 2), su debut como titular al año siguiente, sustituyendo a un convaleciente Robert Kubica (tras su espectacular accicente en Canadá) dejó claro a Red Bull que su joya estaba en el equipo equivocado, que debía volver lo antes posible a su estructura, como así lo hizo al sustituir una carrera después a Scott Speed, el origen de la idea del programa de Red Bull. En esa carrera terminó 8º, habiéndose clasificado 7º (por 5º Nick Heidfield, su compañero entonces) y demostró que algo tenía de especial cuando en su primera carrera logró ser el más joven piloto de F1 que lograba puntuar. Al año siguiente barrió a Bourdais (un 4 veces campeón de la Champ Car, la F1 de EEUU) por 35 puntos a 4 y puso encima de la mesa que su talento no era cuestión de una única carrera. Como Hamilton, como Raikkonen, como Alonso, demostró su talento de forma consistente contra rivales de entidad que dio muestra de su verdadera valía como piloto. Tanto fue así que al año siguiente ya formaba parte de Red Bull y volvió a superar a un compañero de prestigio, en este caso un Mark Webber que ya había pasado por equipos de postin como Jaguar y Williams, y que en Red Bull había superado ya a David Coulthard el año anterior. Vettel es por derecho propio otro de los cracks que forman la parrilla de la F1

Son 4 talentos especiales, 4 pilotos reconocidos como cracks, que además han logrado algo más que actuaciones puntuales para ganarse esa categoría a la que todos, o casi todos, los aficionados les reconocen su pertenencia. Es ahí cuando debemos entrar a comprender que clase de pilotos hemos integrado en el adjetivo objeto de discusión y saber como han llegado a recibirlo para saber que otros pilotos de la parrilla pueden en breve ser catalogados como tales. Hay 3 o 4 que reciben cada año adjetivos muy gloriosos y que de una manera u otra son objeto de un intento de intregración dentro de este grupo privilegiado. Los cracks, los nuevos cracks, deberían cumplir con gran parte de esas condiciones que hemos visto en los 4 mencionados:

1- Logros históricos destacables en la F1

2- Constancia en la grandeza de sus resultados

3- Batir a rivales de entidad de manera ciertamente clara en sus equipos (o igualarlos si son Campeones del Mundo)

4- Mostrar un "algo especial" que los diferencie del resto de compañeros de parrilla.

Con estas 4 caracteristicas especiales que hemos visto en los que la mayoría consideramos los verdaderos cracks de la F1 actual, podemos intentar ver si algunos de los que integran la parrilla 2013 tienen en su haber todas estas condiciones para poder integrarlo en un grupo que de momento se muestra realmente reducido. ¿Los casos a estudiar? los más reclamados suelen ser Sergio Pérez, Nico Hulkenberg y Paul di Resta. ¿Tienen derecho a ser declarados como cracks? Veamos:




SERGIO PEREZ: El caso del talento mejicano, que además este año ha llegado a McLaren, puede ser uno de los más polémicos de debatir. Decidir si Sergio es uno de los cracks que forman la parrilla de la F1 y separarlo del hecho de reconocer su talento es una tarea que no es precisamente sencilla. Sus dos años en Sauber no han terminado de aclarar si se trata de un caso como el de Kimi Raikkonnen, que pese a no batir a sus compañeros en sus 2 primeros años, tenía ese algo que hacía pensar en que era diferente. Sus mayores logros van asociados siempre a la gestión de los neumáticos, en lo que parece ser un auténtico maestro, pero al mismo tiempo no dejan de ser producto de grandísimas actuaciones esporádicas, lo que de alguna manera matiene esa duda. En su primera temporada en Sauber hizo 14 puntos por 30 de Kobayashi, batiéndolo en la segunda eso sí, aunque por un estrecho margen (66 puntos frente a 60). La mayor diferencia con el japonés son sus 3 podios frente al único realizado por Kamui en el gp de casa. Cumple con una de las premisas, haber hecho actuaciones realmente remarcables e históricas dados los medios (un Sauber), pero al mismo tiempo ha carecido de la consistencia necesaria para salir de dudas y...¿por qué no decirlo?, de haber batido con claridad a rivales de enjundia. Con Kamui, por lo visto, no anduvo muy lejos en el global de sus 2 años, lo que hace dudar de que sea algo más que un gran pìloto. Dependiendo de como se dé su año en McLaren el que podamos tenerlo algo más claro. De momento, por lo visto hasta ahora, parece un piloto de notable alto, de 7,5-8,0, pero que necesita de un algo más para meterlo en la categoría de los elegidos.





NICO HULKENBERG: El piloto alemán es uno de los que más comunmente integran esta lista de aspirantes, y quizás el más remarcado, habida cuenta de la fama que ya arrastraba desde las categorías inferiores, y más si cabe teniendo en cuenta que su manager al principio era Willy Webber, el mismo que el del gran Michael Sc.humacher (7 veces Campeón del Mundo). En su camino a la F1 lo cierto es que se ganó la fama de manera merecida. Campeón de la F3, logró uno de esos hechos remarcables en su prueba con Williams en 2007, en la que logró mejorar los tiempos de Nakajima (titular) y quedarse a sólo 4 décimas de Rosberg (la gran estrella del equipo). Ganó la GP2 de manera convincente, con 5 victorias y 100 puntos, pero su debut en 2010 con Williams dejó una sensación agridulce. Contra un compañero contrastado como Barrichello sufrió de lo lindo, hasta el punto de que hasta mitad de temporada (Gp de Alemania) sólo había marcado 2 de los 22 puntos finales, poniendo en duda la idoneidad de su elección por parte del equipo de Grove. Solo en Brasil de ese mismo año pudo resarcirse, marcando una pole totalmente imprevista, facilitada eso sí por las condiciones cambiantes de la pista en la calificación. Al día siguiente, con la pista seca, no le duró ni siquiera unas vueltas pasar de la 1ª posición a la 8ª que finalmente ocupó en carrera, poniendo en duda si el rendimiento del sábado se debió más a un setup adecuado que a las manos de Nico. Williams prescindió de él para fichar a Maldonado y terminó recalando en  Force India. Allí, en el equipo de Mallya, se midió contra un Paul Di Resta que había hecho una gran temporada anterior en la percepción general de su año, pero que a la larga no habia tenido una diferencia final en puntos con respecto a su compañero (Sutil) muy diferente a la de Hulkenberg con respecto a Barrichello en 2010 ( 27 de 69 ptos. en Force India para Di Resta, 22 de los 69 puntos en Williams para Hulkenberg). Por ello, no debía haber una gran diferencia y salvo el bajón final del escoces en las últimas carreras, estuvieron en un nivel muy similar.

Por ello, si bien está claro que el punto nº 1 lo cumple, lo cierto es que más allá de su rendimiento en Brasil (2010 y 2012, ambas actuaciones en pista mojada, una en calificación y otra en carrera), no se puede atestiguar que: a) tenga una constancia en la grandeza de sus resultados y b) haya batido a rivales de entidad de manera ciertamente clara. Ha estado a un gran nivel hasta ahora, y ha tenido un 2012 mucho más regular y notable que su primer año (algo lógico que se produce en muchos más casos, como en el de Pérez por ejemplo) pero nada similar al de los 4 cracks analizados al principio. Si a ello le añadimos que siendo regular en su rendimiento en el último año, no ha hecho cosas muy espectaculares, actuaciones muy sorprendentes como Pérez (y sus podios inesperados) salvo la carrera de Brasil en pista mojada. No hay tampoco una caracteristica especial, un algo diferente que se le pueda ver que le marque como algo especial (como Hamilton con sus adelantamientos, Alonso con su ritmo de carrera, Vettel y Kimi por su facilidad para ser rápidos, etc). Por ello, siendo quizás un piloto de notables, de estar habitualmente entre los 7-8 de nota habitual, no considero que tenga las condiciones que hemos puesto como necesarias para definirle como crack. Y este año, el bajo nivel de Gutierrez no le está haciendo ningún favor, más bien al contrario. Los más grandes se descubren ante los más grandes, y Gutierrez no lo es.





PAUL DI RESTA: Hablar del escocés supone hablar de un piloto altamente valorado en el paddock, teniendo en cuenta que en su año de debut se enfrentó a un Adrian Sutil que ya había sonado por entonces para Mercedes y McLaren. Llegó a la F1 por un camino indirecto, protegido por Mercedes y lanzado al DTM tras ganar las F3 Euroseries a nada menos que a Sebastian Vettel. De la victoria en el DTM le salió la opción de probar para McLaren por cortesia de la marca de la estrella, debutando en la F1 a través de Force India, con un compañero como Sutil, ya contrastado en temporadas anteriores. Y lo cierto es que hizo un buen año, aunque los resultados como tales llegaran en la 2ª mitad del 2011  (25 de los 27 puntos) algo parecido al caso de Hulkenberg. Sutil era una buena referencia, pero en 2012 no continuó y le tocó enfrentarse a un Hulkenberg que llevaba 1 año sin correr. La temporada de Paul no impresionó finalmente tanto como el año anterior a pesar de hacer más puntos y tener un nivel muy similar al alemán. Se desinfló en la parte final de la temporada, que es lo que más se suele recordar, algo que además le permitió al alemán sumar más puntso que él. Por ello, de alguna manera, si bien he tenido actuaciones destacadas, no han sido tan rimbombantes como las de los casos de Pérez y Hulkenberg, sin por ello además añadir una constancia en las mismas, y añadiendo además el hecho de que no ha vencido a ninguno de sus 2 compañeros (Sutil y Hulkeberg), hasta la fecha, aunque este año ha empezado de manera ciertamente destacable sumando 20 puntos en apenas 4 carreras, casi la mitad de los conseguidos durante todo el 2012 (46 ptos.). Dependerá de lo que haga este año para que le consideremos su nota final, pero por lo que hemos podido ver hasta ahora no parece que estemos ante un caso como el de los Hamilton, Alonso, Raikkonenn y Vettel, aunque batiera a este último en la F3. No obstante, eso no quita que estemos ante uno de los pilotos más prometedores, como en el caso de Pérez y Hulkenberg. Lo uno no quita lo otro.


RESUMEN

Siendo valoraciones tan personales como las aquí expresadas, lo cierto es que hemos intentado dar una vara de medir para no caer en el elogio gratuito a la hora de definir lo que se considera actualmente un crack teniendo en cuenta los pilotos que pueblan la parrilla durante esta temporada. Grandes pilotos hay muchos a lo largo de la historia, pero cracks que se puedan considerar incluso capaces de marcar grandes diferencias sobre el coche que pilotan y los compañeros de equipo que les van acompañando a lo largo de su trayectoria...eso es harina de otro costal. Alonso, Hamilton, Raikkonenn y Vettel se han medido ante pilotos ampliamente contrastados, de gran prestigio, superándolos, logrando actuaciones ciertamente sorprendentes, repitiéndolas a lo largo del tiempo, mostrando una constancia que daba credibilidad a su valor, mostrando un "algo especial" que no se encuentra en el resto de la parrilla: la facilidad para adelantar de Hamilton, el ritmo endiablado y martilleante de Alonso, la capacidad casi pasmosa de hacer poles de Vettel, la increible velocidad de Kimi en carrera (con sus famosas vueltas rápidas)...todo ello, marca de la casa de cada uno de ellos. Ninguno de los pilotos que quedan en parrilla tienen cualidades semejantes, en magnitud y constanciacomo para considerarse digno de merecer la etiqueta de "crack". Buenos pilotos hay muchos, grandes...unos cuantos menos. Pero "Cracks" sólo hay cuatro, y pobre de aquel que ose comparar a cualquier otro de los 22 digno de merecer tal adjetivo. De momento, por lo que hemos podido ver, hasta el mejor de ellos continua lejos de estos 4 "monstruos" a los que sólo la justicia pondrá verdaderamente donde se merecen. Disfrutemos de estos años en los que coincidan porque nada garantiza que volvamos a disfrutar de semejante muestra de talento y tan bien distribuido. 4 cracks, 4 genios, nada que se les pueda comparar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"