Buscar este blog

7 de marzo de 2013

2ª PARTE - LOS EQUIPOS DE F1 Y SUS NEGOCIOS PARALELOS: EL NETWORKING




EL NETWORKING Y LA F1 (2ª parte: )
Los equipos, como habíamos mencionado, tienen otras 2 vías para ingresar dinero adicional al que les da la propia F1. Si hemos hablado del que procede del desarrollo de nuevas actividades no relacionadas directamente con el Gran Circo, más importante si cabe puede ser el relacionado con el dinero que se genera como consecuencia de eso que muchos llaman networking empresarial. Es en este caso la esencia pura de la F1 como negocio, lo que hace posible mantener equipos deficitarios con cifras que asustarían a cualquiera. Que Lotus pierda 70 millones, Marussia 95 o Caterham otros 70 se explica básicamente por esta otra forma de entrada de dinero. La forma de explicarlo sería muy sencilla:  La F1 genera una cantidad increíble de contactos empresariales porque, de una manera u otra, es una plataforma inmejorable para abrir acuerdos con todos aquellos que visitan los grandes premios en sus fines de semana de competición.
Sí, los propietarios de los equipos son tratados como semidioses en muchos de los países que visitan, siendo recibidos muchas veces por reyes, embajadores o delegaciones empresariales de los propios países que visitan. Como consecuencia de esto, se abre un abanico de posibilidades fruto de las grandes facilidades para contactar y acordar como consecuencia de todo esto. Pero es más, entre los propios patrocinadores, empresas que visitan los grandes premios a través de pases, los propietarios, etc... surgen opciones de desarrollo de negocio si quien viaja por parte de ellos es minimamente avispado. Las colaboraciones y las nuevas oportunidades generan un dinero que en muchos casos puede llegar a compensar la inversión en patrocinio realizada sobre un equipo, o incluso el ser propietario de uno mismo. Como siempre, vayamos a por ejemplos…

Ejemplos, ejemplos, ejemplos…eso es lo que necesitamos para comprenderlo mejor. Empecemos por el más obvio, el de Genii Capital, la empresa propietaria de Lotus Renault y cuyo presidente es Gerard López. Genii compró el equipo Renault de F1 cuando el fabricante francés quiso retirarse como constructor de la F1. El equipo ha acumulado una deuda de 70 mill. de eur  desde que lo adquirieron (en apenas 3 años por tanto), la que posiblemente haya crecido este año con el incremento de los gastos (sueldo de Kimi Raikkonen mediante). Pero con todo y con eso sigue apostando por este deporte, ¿por qué?, muy sencillo, porque los negocios que abre y desarrolla usando la F1 como vehículo de lanzadera le compensa. El mismo Gerard Lopez lo reconoció, indicando que es una plataforma sin igual para las 78 empresas que tienen actualmente, repartidas entre EEUU, América del Sur, Europa, la India, Malasia…todos ellos, países y continentes que visita la F1, y en la que por lo tanto hay intereses por desarrollar negocios. Dentro de este marco han hecho operaciones de compra o intentos, como aquel de intentar adquirir SAAB con Ecclestone como socio de la operación. No salió, pero de haberlo hecho hubiera sido sin duda por la posibilidad de estar en el Gran Circo. O como ese interés en comprar Lotus cars, el fabricante de automóviles que da nombre a su equipo de F1. Pero ha sido su última apuesta, la compra de RUF (el preparador alemán especializado en Porsche) una de las que da sentido a su entrada en la F1. Pretenden usar China para introducir RUF en ese goloso mercado. ¿Que países visita la F1 en su calendario? Alemania y China, por no decir todos los demás, por lo que la operación puede llegar a adquirir sentido por si misma. Sí, se abrirían para el preparador alemán una serie de oportunidades de negocio que sería difícil conseguir en otro escenario. Gerard López y su equipo aterrizan en tal cantidad de países, y con tanta cantidad de contactos útiles, que usando la tarjeta de visita que dar ser propietario de Lotus Renault, las ventas y preparaciones de RUF se podrían disparar usando a sus nuevos propietarios como enlaces válidos para conseguir nuevas oportunidades de negocio.


Pero el de Gerard Lopez y su grupo de empresas (Genii, Mangrove, Gravity Sports, etc...) no es el único ejemplo de networking. Más claro si cabe es el ejemplo de KH7 el año pasado. La empresa del Sr. Lloreda aprovechó su estancia en la F1 de una manera sin igual, y es por ello por lo que estaba interesado en seguir en la F1. ¿Como lo aprovechó? muy sencillo, llegando a acuerdos con Tata para introducir sus productos en la India (más de 1000 mill. de habitantes) o como ya explicamos en su momento:
En abril empezaron los trabajos para abrirse a otros países y de momento ya están presentes en Hong Kong, Singapur, India, Chile y Colombia; antes de que acabe el año abrirán mercado también en Brasil y a principios de 2013 esperan hacerlo también en China
No hace falta ser muy ducho para ver enseguida la relación entre los países donde se ha introducido y donde quiere introducirse con el Gran Circo de la F1. Y los que no guardan relación con la F1 lo hacen con el Dakar en Sudamerica, dando sentido por tanto a sus presencia en las dos disciplinas. Pero de momento, su presencia en la F1 ya le ha abierto mercados tan imprescindibles como el Indio, el de Singapur y Hong Kong, estando próximo ya a hacerlo en China y Brasil, dos países que suman más de 1300 mill. de habitantes. A añadir a los 1000 mill. de la India, por supuesto. ¿Alguien duda por tanto del justificado interés del Sr Lloreda en seguir con KH7 en la F1?. No sería nada extraño por tanto verlo en Caterham con Dani Clos y Ma Qing Hua, por el interés que tiene por entrar en China. O en Force India, por eso de fortalecer la apuesta India. En cualquier caso, un ejemplo de como se debe tomar la F1 como plataforma para crear negocios. Lo que no entendieron los dueños de HRT, sí lo entendió KH7.
 
Pero hay más ejemplos, por supuesto. Por ejemplo, el caso de Toro Rosso y Cepsa y su nexo común con su entrada en la F1 a través de AABAR. Este fondo árabe es el propietario del 40% del equipo Mercedes de F1 desde la compra de Brawn GP. Su entrada en Toro Rosso se produjo a través de una de sus filiales, IPIC, con la que pudieron hacer el negocio de entrar con Cepsa, Falcon, Chemical y otras compañías en el accionariado del equipo italiano. De la gestión deportiva se sigue encargando Red Bull, pero de la parte financiero-comercial se encargan ellos directamente. Llegaron a Toro Rosso mediante esos contactos que da el paddock, esa facilidad que da para hablar unos con otros (pues ya estaban en Mercedes), y es esa misma facilidad la que posibilita que ellos saquen partido a su entrada en la F1, convirtiendo los motorhomes y hospitalitis de Toro Rosso en sitio común de invitados de diferentes empresas, personajes vips, prensa y todo lo que pueda originar esa interrelación de la que puedan surgir negocios. La expansión de Cepsa a nivel internacional se hace de una forma mucho más rápida usando la F1 como lanzadera, tanto a nivel publicitario como a nivel de herramienta para generar oportunidades de negocio en todos los países que visita la F1. Y como Toro Rosso tenemos también el ya comentado ejemplo de Caterham con Renault, con los cuales, gracias a su entrada en la F1, han podido hacer el negocio de asociarse para producir deportivos, coches con un alto margen de beneficio (un Peugeot 208 cuesta producirlo la 1/4-1/5 parte de su precio de venta, unos 1800-2200 eur, y una berlina de lujo, Peugeot 608, puede estar entre los 3500-4000 eur, siendo su precio de venta 4-5 veces mayor que el del Peugeot 208). Tony Fernandes, por tanto, sabía lo que hacía adquiriendo Caterham cuando le quitaron el nombre de Lotus. Con esa marca ya tenía no solo un nombre con cara y ojos para su escudería, sino una herramienta para hacer negocios dentro del paddock. Algo similar, quizás, a lo que pretenda hacer Gerard López con RUF, usar la F1 para lanzar acuerdos con el preparador alemán, incrementando exponencialmente sus ventas y beneficios. Pero podríamos ir a más ejemplos, como Ferrari y McLaren, cuyos patrocinadores tienen el respaldo de pertenecer a una escudería que les abre posibilidades de negocio. Pero incluso estas mismas compañías pueden usar los grandes premios para vender los deportivos de calle que producen, pues la F1 visita países muy proclives a comprar este tipo de vehículos. Simplemente vender unas pocas unidades del LAFerrari (unos 1,2 mill. de eur) en los países en los que aterriza la F1 puede justificar ya de por si la visita. Incluso Jaguar y el acuerdo tecnológico con Williams adquiere sentido desde el momento en que el equipo británico aterriza en países donde la venta de deportivos es igual de común que la venta de bollos en una panadería.
Negocios, negocios y negocios.Sí, la F1 es usada como una herramienta para generar posibilidades de negocio que justifiquen las pérdidas que competir en el Gran Circo genera. Lo que no entendieron Thesan y el Banco Popular, lo hicieron perfectamente muchos de los equipos y compañías que pueblan el Gran Circo, el que Ecclestone desarrolló de tal manera que diera dinero a todos, aunque no fuera directamente a través de la gestión de la cuenta de resultados de los propios equipos. La F1 es un negocio que se vale del deporte para generar dinero...sí, definitivamente esa podría ser la conclusión.
Por Juan Ávila

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"