Buscar este blog

18 de febrero de 2013

¿LA F1 ES UNA SUBASTA?...(¿Tiene razón Jaime Alguersuari?)

 
 
Jaime Alguersuari ha puesto el dedo en la llaga: la F1 ha dejado de ser un deporte donde sólo la calidad del piloto cuenta a la hora de hacerse con un asiento. No es nada nuevo este año aunque sí es cierto que el efecto ha sido mayor que en temporadas anteriores. La cuestión radica en saber si es algo que es temporal y si está influyendo negativamente en la calidad de los pilotos que forman la parrilla. O si cuando menos, lo está haciendo en una mayor intensidad. Repasando la parrilla de este año, y comparándola con respecto a otros años, este sí parece ser el caso. Pero entremos en detalle...


 
 
 
 
 
De los 22 pilotos que forman la parrilla, como correspondencia a los 11 equipos que hay este año, al menos 10 de ellos han tenido que aportar cantidades monetarias para conseguir sus respectivos volantes. Repasando uno por uno nos encontraremos todos aquellos que se han asegurado un puesto que de otra manera no hubiera sido para ellos sólo por si calidad: Grosjean (con los 18-20 mill. eur de Total), Hulkenberg (patrocinio de Dekra en Sauber), Gutierrez (las empresas de Carlos Slim en Sauber), Bianchi o Sutil (Aretra o Medion con sus fajos de dinero, hasta 8 mill. se llega a decir con el alemán), Maldonado (30 mill. de PDVSA), Bottas (el propio Toto Wolf dijo que trabajó con él para traer patrocinios a Williams y posibilitar su ascenso), Pic (a través de la firma Lagardere, que en Marussia se dice que puso 6-7 mill.), Van der Garde (con los mill. de McGregor en Caterham), Chilton y Razzia en Marussia (entre los dos se dice que ponen 20 mill. de eur en el equipo anglo ruso). Y todo ello sin tener en cuenta que, como dijo Martin Whitmarsh, el hecho de traer a Pérez a McLaren fue considerado por las peticiones de sus patrocinadores, que necesitaban una nacionalidad como la del Mexicano para llegar a colmar sus intereses (como el Santander, por ejemplo). Es por ello por lo que media parrilla parece estar puesta en subasta, cuando en 2010, con 2 pilotos más en la parrilla, esa cifra era casi de la mitad, 6 de 24 (y 3 de esos 6 provenientes de los equipos de cola). Cuando en el pasado no había mayor problema en este sentido, en la actualidad  parece el mayor del Campeonato. La crisis se ha cebado con los ingresos por patrocinios en los equipos, que ya no tienen en su decoración la cantidad de pegatinas que anteriormente tenían. No hay más que fijarse en el Minardi de Fernando Alonso cuando debutó en 2001 para ver que eso ahora mismo no es algo que por diversidad veamos ni en los equipos más grandes. Los equipos comerciales siguen anclados en los esquemas del pasado, que lejos de valer para la actual coyuntura económica, son modelos anquilosados (viejos, desactualizados) que les llevan a la situación actual: 7 de los 11 equipos de la parrilla pierden dinero o están en una situación financiera preocupante. Lo que antes sólo era propio del último equipo de la parrilla, ahora abarca a todos los que van desde Lotus Renault hacia abajo. Incluso equipos como McLaren tienen que elegir su 2º espada pensando en los consejos de los patrocinadores, algo que nadie se hubiera imaginado unos años antes. La cosa está fea, como se dice llanamente...pero ¿que hacer contra esto?
 
 
 
 
Jaime protesta y alza la voz por algo que considera profundamente injusto. Y razón no le falta. Pero en los años que viene dista de ser una tendencia que vaya a desaparecer. ¿Por qué? porque como él mismo reconoce en la entrevista que le ha realizado Carlos Miquel, el nivel del monoplaza marca los resultados que se pueden alcanzar con él, y los equipos, conocedores de donde está la diferencia de rendimiento, apuestan al dinero que pueden invertir en el coche en vez de en el talento que pueda traer el piloto. Y es por una razón muy sencilla, como que si entre el mejor coche de la parrilla y el peor puede haber 4-5 segundos según circuitos, traer un mejor o peor piloto te va a aportar entre 3-5 décimas como máximo. Esto implica que los equipos elijan mejorar segundos enteros con el dinero proveniente del patrocinio en vez de décimas con la calidad de lo que puedan aportar los pilotos. Justo o injusto, en la coyuntura actual, no se les puede echar en cara teniendo en cuenta que cada escudería luchar por lograr los mejores resultados posibles con el dinero del que dispone. Sea o no justo deportivamente, el objeto de cada una es batir a sus adversarios con las armas que tiene, no lograr que la F1 sea el paradigma de la calidad de los pilotos que compiten en la misma, de cuyo objetivo se tienen que encargar otros actores en esta película.
 
Sí, la F1 corre el mismo riesgo que en su momento afrontaron otras disciplinas, como la Indy por ejemplo. Los pilotos que forman la parrilla de la F1 deberían ser los mejores puesto que es la máxima especialidad del automovilismo de circuitos. Para que ello fuera posible sería necesario un cambio profundo en el sistema que no sólo se resuelve con un incremento en la distribución de los ingresos según el Nuevo Pacto de la Concordia. ¿Por qué? porque si nos basamos en lo que había anteriormente, entre quedar 5º en el Campeonato de Constructores y hacerlo 8º sólo había 12 mill. de eur de diferencia. Si tenemos en cuenta que eso es lo que puso Bruno Senna a Williams, al equipo de Franck le pudo compensar la apuesta por el brasileño si sólo lo económico fuera el factor a tener en cuenta. Incrementarla hasta un 15% más no haría que esos 1,8 mill. adicionales fueran suficientes para cambiar el sistema. Los equipos son máquinas de gastar y aumentar el dinero en circulación no hará mas fácil alcanzar la rentabilidad, puesto que como en la economía global, echar más dinero al sistema sólo hace encarecer los bienes, pues todo el mundo tiene más dinero para gastar. Con la F1, lo que sucederá es que la décima se segundo será más cara, nada más. Toca un cambio más profundo, y en la labor de un piloto no está la posibilidad de cambiar todo esto. Jaime lo debería saber y adaptarse mientras los actores que deciden como se rige la F1 no cambien el modelo. Porque lo que es cierto es que con este sistema actual la situación no va a mejorar ni para Jaime ni para pilotos que con la calidad de Kobayashi, Glock, Kovalainen, Barruchello, Buemi, Trulli, De la Rosa, etc...se han quedado fuera de la parrilla este año. En 2014 los gastos se incrementan y si este año no ha sido posible, los años siguiente no lo va a ser más. Así que si no pinta de que vaya a cambiar el modelo, que menos que intentar maximizar tus opciones de ser el elegido mientras los que mandan en esto deciden como conseguir dar la vuelta a la tortilla. Y es que sería muy perjudicial para la F1 ver como otras disciplinas se convierten en el paradigma de la calidad de sus pilotos integrantes mientras en el Gran Circo se reservan los asientos a medianías con dinero. Pero mientras la FOM, la FIA y los equipos tengan la pelota en su campo y sigan actuando de la misma forma, los pilotos poco pueden hacer salvo jugar sus cartas de la mejor manera posible. En ellos no reside la culpa de quien conduce y quien no. Cada uno juega sus cartas lo mejor que sabe. Y Jaime debe adaptarse mientras en la partida se juegue con esta baraja. Luchar sólo contra el sistema no le va a devolver un puesto en la parrilla, por mucha que sea su calidad. Ahora rigen unas normas y hay que jugar con ellas. Gusten más o gusten menos, esto es lo que hay...
 
Por Juan Ávila

2 comentarios:

vallesin dijo...

Un tema que da mucho que hablar , y tiene opiniones para todos los gustos , para mi meter en el mismo saco a Hulkenberg y Perez , y compararlos con Maldonado pese a que este haya ganado un GP y los otros no hayan pisado lo más alto del cajón no me parece justo.

Cualquier equipo puntero querria a uno de los dos en sus filas como ya es el caso de Perez , mucho tendria que cambiar la cosa para que Maldonado fuera a un equipo de primera fila actual.

Los nuevos de este año pues habrá que darles tiempo para ver si demuestran con sus manos que valen el dinero que sus patrocinadores han puesto sobre la mesa para comprar el asiento.

1 saludo

Anónimo dijo...

Hay que superar q Jaime no esté en la parrilla, si no está es porque nunca brillo lo suficiente, no creo que a todos los directores de equipo se les olvidará sus actuaciones. No era lo suficientemente bueno para no necesitar patrocinadores, además, todos los nuevos no van a durar más de un ańo sino demuestran algo de calidad. Recordad qué hay mucha opción de pilotos como para quedarse con uno q solo da dinero y no resultados

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"