Buscar este blog

7 de febrero de 2013

LA CANTERA ESPAÑOLA…¿OTRA GENERACION PERDIDA?

Otro más, otro piloto español que va para el DTM. Dani Juncadella se ha decantado por la competición alemana de turismos para seguir se carrera en lugar de la GP2. La noticia, que podría ser vista desde un punto de vista positivo, no es sino otro jarrazo más de agua fría para la que haya sido posiblemente una de las mejores generaciones de pilotos que hemos tenido hasta ahora. Los Juncadella, Merhi , Costa,  pueden unirse en breve a otros pilotos que habiendo intentado la aventura de la F1, no han logrado llegar, y si lo han hecho, no con la suficiente fuerza como para consolidarse. De nuevo, la cantera española dando talentos de nivel que por uno u otro motivo, siempre se quedan en el camino. Es pronto para darla por perdida , pero veamos el porqué de este artículo…
 

 
Desde la llegada de Alonso a la F1, el automovilismo español se las prometía muy felices pensando en la cantidad de pilotos que saldrían a partir de entonces, con ganas de emular al asturiano. La verdad es que muchos talentos se han generado desde entonces, por esa especie de fiebre que se generó con sus primeros éxitos. Pero la realidad es la que es: la mayoría se están quedando en el camino. Merhi, Juncadella y Alguersuari pueden ser un ejemplo de ello, teniendo en cuenta que cuando Alonso llegaba  a la F1, ellos eran todavía unas jóvenes infantes. Doce años hace ya de ellos, y los Alguersuari y Costa que tienen ahora 22 años, por entonces no tenían más de 10, y en el caso de Juncadella y Merhi,  no más de 9. Niños aun que no sabían lo que sus carreras iba a depararles. Incluso Dani Clos no es mucho más mayor que ellos, pues con sus 24 años actuales, por entonces no tenía más de 12. Cuando Alonso debutaba en F1  en Melbourne con un monoplaza de Minardi, ellos todavía no habían catado un fórmula siquiera.
 

EL DINERO, UN PROBLEMA...ACERTAR EN EL CAMINO, EL OTRO

Sí, pilotos con talento, pilotos llamados a conseguirlo todo, a ser el relevo generacional de Fernando. Ahora, 12 años después, la generación que estaba destinada a sucederle, parece perderse debido a la falta de apoyos que les hagan llegar a la máxima categoría o mantenerse en ella. Ejemplos de todo esto no sólo son ellos, sino que talentos como el de Adrián Vallés, que hizo de probador en Spyker junto con Giedo Van der Garde (ahora en Caterham) ya están fuera de las pistas como piloto teniendo cuando menos un talento muy similar al holandés. De hecho, Adrián es 1 año más joven que él. La diferencias son los caminos que cada uno emprendió desde entonces (2007) y los apoyos que han tenido. Giedo tuvo siempre el apoyo de McGregor, mientras que a Adrián lo de Olivanova no le dio para más allá de la GP2 unos años. Ahora, con 26 años, ya ejerce de director de su propia escudería en las World Series, consciente de que los tiempos como piloto son muy complicados hoy en día.  Y eso que estuvo a punto de debutar en la F1 en 2010 con USF1. Con Andy Soucek estamos en un caso similar, ya que no pudo seguir en Marussia por cuestiones monetarias, tanto en cuanto su labor de probador nunca llegó a trasladarse sobre la pista por este motivo. Ese Andy que ganaba la F2 y que deslumbraba en su test con Williams, del que su futuro unos años antes estaba llamado a ser brillante. Ahora, hace ya 3 años que no disputa competición alguna y su labor como Coach de pilotos y probador de los monoplazas de las World Series ocupa su tiempo en la actualidad. Y eso por no hablar de Javi Villa, un piloto buscado en la reedición del Racing for Spain para llevarlo hacia la F1 y al que el destino jugó una mala pasada cuando todo parecía hecho para formar parte del programa de jóvenes pilotos de BMW para la F1. En el momento en que tenía ya un contrato con ellos, la marca bávara decidió salir de la F1 y Javi se quedó compuesto y sin novia. Su primer destino tras ello fueron los turismos en el WTCC, con buenos resultados, pero incluso en el Mundial de Turismos el patrocinio es necesario y por ello decidió disputar este año la Nascar Europea, una competición que requiere la octava parte de dinero que el WTCC y que es 2 seg, más rápida en los tiempos por vuelta. Los americanos, como siempre dándonos lecciones en todo lo referente a la gestión de un Campeonato. Mucha velocidad y diversión por poco precio. Su presente podría haber sido otro de haber terminado en HRT, pero decidió que de entrar en la F1 prefería no entrar como pay driver porque es una dinámica en la que de entrar, no sales nunca. Ahora, simplemente disfruta compitiendo en la Nascar como alguien al que le gusta todo lo que tenga 4 ruedas. Se ha reinvetado, como Antonio García hizo en su momento tras abandonar los monoplazas, pasando a competir en resistencia (Le Mans, Daytona...)
 
Juncadella y Merhi han elegido el camino del DTM porque es un campeonato profesional donde cobras por conducir en lugar de pagar por ello. Es respetable y es posible que fuera su mejor opción tal y como están las cosas a nivel de patrocinios. Pero dos talentos de su nivel, si quieren aspirar a llegar a la F1, pueden haber elegido el camino equivocado para hacerlo. El DTM es muy diferente a la máxima especialidad del automovilismo, y ello se explica con ejemplos como el de Gary Paffet, ganador de la categoría años atrás y uno de los máximos favoritos todos los años. Pues bien, cuando ha probado el McLaren siempre ha estado lejos de del resto de compañeros de escudería. Algo parecido ha sucedido al revés, cuando los pilotos de F1 se han pasado al DTM, haciendo todos ellos un trabajo muy discreto (si exceptuamos algunas actuaciones de Mika Hakkinnen). No es por tanto el mejor lugar para hacer de trampolín hacia la F1. El ejemplo de Di Resta es una excepción, tanto en cuanto antes de llegar a Force India como reserva, ya había probado varias veces el McLaren y tenía un fuerte apoyo de Mercedes. Eso es una excepción, no una norma. Por si fuera poco, la temporada de Merhi no debería haber invitado a tomar esa decisión, pero está claro que el brillo de ser piloto Mercedes y luchar con esos monstruos tan espectaculares como son los coches del DTM, han hecho que la decisión se haya inclinado hacia disputar la competición alemana de Turismos.
 

LOS ACTORES CAMBIAN, PERO SEGUIMOS CON EL MISMO FINAL...

Sí, la cantera ha dado talentos, ha dado valores, algunos han llegado incluso a la F1 en alguno de sus diferentes roles como piloto (como Valles, Roldan Rodriguez, Soucek, Clos y Alguersuari), pero el dinero siempre ha terminado por malograr sus carreras. Con la nueva generación parece que las cosas no han cambiado, y sólo si Albert Costa se hace con un puesto en la GP3, volveremos a tener a uno de los nuestros en una de la categorías que sirven de antesala a la F1. Clos y Alguersuari siguen ahí, intentándolo, uno de titular y otro de probador, pero de momento no parece fácil su objetivo. Si lo logran, habrá que celebrarlo, pero si no, habrá que preguntarse que se está haciendo mal para que las mejores generaciones de pilotos españoles se estén quedando en el camino, cuando por calidad no tenemos nada que envidiar a cualquiera de las mejores canteras mundiales en esto (la alemana, la británica y la brasileña). Dinero y patrocinio están detrás de todo esto, de acuerdo…pero si ellos lo pueden encontrar (y no necesariamente de patrocinios de su misma nacionalidad), ¿por qué nosotros no?. Ahí queda la pregunta. Algo estaremos haciendo mal, y cuando antes nos demos cuenta, antes podremos ofrecer algún relevo a un Fernando Alonso que no va a durar siempre. En ello nos va el futuro en la F1…

2 comentarios:

Samuel Gómez dijo...

Y las causas de esta "pérdida" están si duda aquÍ:

http://samgp225.blogspot.com.es/2013/02/normal-0-21-false-false-false-es-x-none.html

Saludos.

Anónimo dijo...

En la GP3 sí que hay alguien, está confirmado Carlos Sainz Jr. en el equipo Arden, propiedad de Christian Horner.
Saludos.

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"