Buscar este blog

18 de enero de 2013

PEDRO DE LA ROSA Y FERRARI: LO SABEN TODO...

 
 
Tras estas 24 horas en las que la calma deja paso a razonamientos más templados, con nueva información disponible, parece que el fichaje de Pedro de la Rosa por Ferrari comienza a verse con otros ojos. Porque si había dudas del papel que podría ejercer Pedro dentro de un equipo con dos probadores, estas parecen haber desaparecido tras las palabras de Domenicalli. Pedro, de una manera u otra, será el probador de referencia del equipo. Y lo será porque estará al cargo de la labor más importante en una competición donde no existen los test durante la temporada, donde el rendimiento de las nuevas piezas dependerá mayoritariamente del veredicto que él dé antes de que se prueben en los grandes premios. Pero no sólo eso, sino que la implicación que por ello tendrá con el resto del equipo técnico y los pilotos titulares será mucho mayor de la que ahora han tenido tanto Marc Gené como Giancarlo Fisichella. Pedro llega con unos galones que ninguno de sus dos pilotos probadores actuales tiene. No entra a ser el 3º en discordia, entra a ser la referencia...

 
Hemos hablado en el anterior artículo como todo cuadraba teniendo en cuenta los factores que motivaban la decisión. Pero de una manera u otra era todo visto desde el punto de vista del equipo. Ahora toca pensar ¿que es lo que ha llevado a Pedro a fichar por Ferrari?. Parece absurdo plantearse la pregunta siendo el equipo que es, pero no menos cierto es que tanto Fisichella como Gené llevaban ya un cierto tiempo en Ferrari como para que Pedro pensase de inicio que sería el 3er piloto del equipo nada más llegar. Pero el rol que tendrá y la implicación que demostrará no hace sino pensar en que Pedro ha visto claro que su rol en Ferrari no será el de ser uno más. Se tiene que sentir importante para que haya decidido embarcarse en un equipo del que sabe que ya no saldrá, porque su mito, una vez te pones su unifome, ya no te suelta ni te deja escapar. Es por ello por lo que las palabras de Domenicalli indicando que Pedro se subiría al coche en caso de una indisposición de alguno de sus pilotos no hace sino pensar en que ha debido ver claro que su rol en Ferrari iba a ser similar al que tuvo en McLaren, salvando las distancias. ¿Por qué? pues en parte debido a todo lo comentado en el anterior artículo, que no es sino porque será el probador de referencia, el que se suba al coche si alguno no puede pilotar y el que comandará las acciones de RRPP cuando Fernando no pueda hacerlas frente. Si a ello le unimos la especial relación con Fernando y la implicación que tendrá a la hora de trabajar con él, conviertiéndose en su mano derecha, la cosa parece clara. Pedro entra en Ferrari con unos galones con los que no entraron en su momento no Gené ni Fisichella, incluso aunque el italiano fuera elegido para pilotar el Ferrari en sustitución de un Massa accidentado.
 
 
Pero, ¿que pasaría si Pedro no tuviera el puesto de 3er piloto estipulado en su contrato?. Daría igual a medio plazo, porque en esa misma situación entró en McLaren en 2003. Cuando ´llegó a Woking, Alex Wurz era el piloto reserva del equipo, el que más perstigio acumulaba a pesar de que en su época de Bennetton estuvo lejos de igualar las expectativas que se tenían de él. Y lo cierto es que no tardó mucho Pedro en desplazarle de las predilecciones de los jefes del equipo, que con la excusa de la talla del austriaco no dudaron en ponerle en el Gp de Bahrein en sustitución de Montoya a pesar de que el 3º era Alex. A partir de entonces Pedro se hizo con las preferencia de todo el equipo a pesar de que Alex era el que más tiempo llevaba, el que por contrato le correspondía ser 3º. Se buscó las habichuelas fuera con el contrato en Williams, y Pedro se convirtió de facto en la referencia. Ahora, en Ferrari, ese proceso será menor porque ahora tiene un prestigio en su labor de probador que entonces estaba todavía por construir. Domenicalli sabe a quien ha fichado, y Pedro sabe donde se ha metido. Pedro se dejará el alma porque el equipo avance, progrese, y tendrá una relación privilegiada con Fernando que ni Gené ni Fisi tienen hasta el momento, a pesar del tiempo que el piloto romano y Alonso compartieron en Renault. En este sentido, seguro que tiene su importancia el que Fernando haya coincidido con Pedro durante un año en McLaren y que por ello sepa que lo que conoce del mejor simulador de la parrilla no lo sabe Fisichella porque Renault nunca llegó a tener uno tan sofisticado. Si a ello le unimos el hecho de que Fernando sabe que Pedro puede suplirle en los actos promocionales a los que no quiera asistir, teniendo el favor del público y la prensa, no hace falta ser un genio para saber hacia quien tirará Fernando.
 
Por todo ello, Domenicalli sabía cuando fichaba a Pedro todo lo que iba a traer consigo, con quien se iba a centrar Fernando, como se iba a acoplar al equipo y desplazar a Gené y Fisichella por su mayor nivel de implicación. Y sabe que además contrata a un RRPP que va a quitar una presión enorme a Fernando y que puede traer otra manera de relacionarse con los medios, por las especiales forma de Pedro en su trato con los mismos. No fichan sólo a un piloto de Playstation, sino a una apuesta mucho más completa de la que tenían hasta ahora. Se podría pensar que ha tenido otras opciones de terminar pilotando, aunque fuera los viernes, pero también sabe que un año más pilotando los viernes o pilotando los Domingos en un equipo pequeño, no le va a aportar mucho más a una carrera en la que ha pasado por equipos de toda las zonas de la parrilla (McLaren en la alta, Jaguar, Arrows y Sauber en la media, y HRT y el Arrows del primer año en la zona baja). Un año más en un equipo de la zona baja no le aportará nada más a su carrera. HRT era una excepción por ser un equipo nacional. Si no ha podido contribuir a que creciera, que menos que ayudar a que un piloto español sea Campeón del Mundo en una escuderia en la que no lo ha logrado a pesar de ser la más mítica de la historia.  Eso es un reto, y a Pedro le encantan como ya ha dicho en más de una ocasión. Además, un contrato de medio-largo plazo en Ferrari le da la opción de pilotar algún día (por indisposición de sus pilotos) en el mejor equipo de la historia de la F1. El mito importa, y ser recordado por haber pertenecido a la Scuderia no es algo desdeñable. Si a eso le añadimos el hecho de estar rodeado de gente que habla su mismo idioma (Alonso, Gené y la gente del Santander) la cosa se vuelve ya definitiva. Pedro sabe donde se mete, Domenicalli a quien contrata, Fernando a quien recomienda, el Santander por quien pone el dinero. Ecuación cuadrada con resultado completamente cierto. Ahora sólo toca ver como se desarrollan los acontecimientos, pero por un momento parece que ya sabemos el camino...
 
Por Juan Ávila

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"