Buscar este blog

23 de diciembre de 2012

HRT: QUIEN GANA Y PIERDE CON SU DESAPARICION (Los efectos colaterales...)

 
Mucho se ha escrito sobre la pérdida del único equipos español de F1, de HRT, y se ha caido siempre en decir un montón de cosas que ya todo el mundo sabe. Pero rara vez se ha encontrado un artículo que intentara explicar los efectos colaterales que lleva su desaparición. Y es que no debemos olvidar que desde que se comunicó la desaparición paulatina del equipo, pocas referencias han existido a todos esos efectos negativos que conlleva perder al único equipos español de la parrilla. Nada al menos que no se refiera a los efectos sobre el mismo equipo. Entremos en detalles...
 

 
 
Los efectos que puede ocasionar la pérdida de HRT se pueden dividir en financieros, deportivos y estratégicos basicamente. Aunque hay que aceptar asimismo que es muy difícil entender los unos sin los otros, sin que se relacionen estrechamente entre ellos. Empecemos por el más sencillo de comprender: el dinero. La pérdida de HRT significa implicitamente la pérdida del destinatario de esos 10 mill. eur que se calcula que le iban destinados por el mero hecho de participar en el Campeonato. Un dinero por el que los demás equipos se lanzarán como buitres sobre carnaza muerta. Para algunos no dejaría de ser el chocolate del loro, pero en estos tiempos que corren, para los propios equipos de cola puede suponer una importante e inesperada fuente de ingresos. El como se repartan, si se decide Bernie a repartirlos, puede marcar un antes y un después para según que equipos. Lo normal sería que Ecclestone quisiera que los equipos pequeños se acercaran más al resto de equipos, para tener una parrilla más competitiva, pero nada le obliga a disponer ese dinero al resto de participantes, así que habría que ver lo que ocurriría con ese montante de dinero y quien lo logra acercar más, o parte de él, a sus intereses.
 
Pero si bien la pérdida de HRT lleva implícita una posible disposición adicional de dinero, también hay otros aspectos a valorar. Uno de ellos, las Calificaciones. Hasta ahora, había 7 coches que se quedaban fuera en la Q1, de los cuales 6 plazas iban casi siempre destinadas a esos 3 equipos más recientes: Caterham, Marussia y HRT. La desaparición de HRT y sus dos coches implicará que en vez de 7 coches fuera en Q1, 7 en Q2 y sólo 10 compitiendo en la Q3, la cosa cambie sustancialmente. ¿Como? Al existir sólo 22  coches en parrilla en vez de 24, el sistema debería ir hacia los 6 coches fuera en Q1, 6 en Q2, dejando a los 10 que hasta ahora competían en Q3. ¿Que significa ello y por qué es tan importante? Muy sencillo, el dejar 6 coches fuera en Q6 implica que un equipo de los establecidos no pasará habitualmente de la Q1, siendo el más probable Toro Rosso si vemos los resultados de este año. Pero es más, y guiándonos por la clasificación de equipos, podría darse el caso de que equipos tan asentados como Williams, Force India y Sauber vieran regularmente sus coches no pasar de la Q1. La pérdida de HRT implicaría que equipos que antes sólo en casos raros no pasaban de la Q1, empezarían a verlo como una norma habitual. Ello, lógicamente, no es algo que les seduzca especialmente, por cuanto ejercería un efecto repulsivo sobre la atracción de nuevos patrocinios. Desde luego, no pasar de la Q1 no es de esa clase  de cosas que hagan tu equipo más atractivo para la llegada de nuevos patrocinios. Así que desde el punto de vista de los equipos clásicos, la pérdida de HRT sería una mala noticia.
 
 
 
 
Hasta ahora las dos razones expuestas pueden haber sido más o menos claras, pero hay una que se escapa fácilmente. Esta no es otra que el efecto negativo que la pérdida de HRT supone para Caterham y Marussia. ¿Como les podría afectar? muy sencillo, porque de haber solamente 11 equipos, lo más factible es que ninguno de los dos pudiera optar a pasar a la Q2. Con 6 coches fuera al terminar la Q1, 4 plazas les parecerían reservadas a los coches de Caterham y Marussia, haciendo que para pasar a la Q2, cualquiera de los dos mencionados tendría que hacer una machada. Este año Caterham ha protagonizado alguna que otra estos dos últimos años, pero entonces no se empleaban los neumáticos blandos en la Q1 porque todos se sentían relativamente a salvo de la amenaza de los equipos pequeños. Ahora, con 2 coches de los establecidos sin poder pasar a la Q2, lo normal es que los neumáticos más blandos entraran en escena desde la Q1ampliando la distancia respecto a los equipos pequeños. Si añadimos el hecho de que para 2014 sus monoplazas no van a valer con el cambio de normas, las inversiones en 2013 van a tener que ser miradas con lupa, y más con el incremento de gastos tan sustancial de 2014 y las deudas que arrastran ya de por sí (70-90 mill.). Por ello, si HRT desaparece, pasar a la Q2 estará realmente complicado. Mucho más de lo que lo está ahora. Y lo cierto es que la lucha por la 10ª plaza entre los dos va a ser tan crítica que cualquier otro objetivo va a pasar a segundo plano. El riesgo mayor es el económico, ya que la diferencia de entre 15-18 mill. de eur entre el 10º y el 11º puesto es lo suficientemente importante como para que el riesgo de Caterham sea mayor que otros años. Al hecho de no pasar a la Q2 en todo el año, se le une la posibilidad cierta de ser el último equipo de la parrilla si Marussia lograr realizar lo que este año casi consigue, ser el 10º equipo. Y es más, la coletilla de ser el último equipo de la parrilla les podría afectar no ya sólo en lo económico por parte de los premios directos, sino por la pérdida de los patrocinios que ello supondría. Ya advertimos que el cambio de nombre con la pérdida de la denominación "Lotus" conllevaría perdidas de patrocinio para este año, cosa que ha sucedido finalmente. Si le añadimos el hecho de ser el último equipo de la F1, la ecuación se complica para captar nuevos patrocinios con los que hacer frente a su ya elevada deuda.
 
Ahora bien, hemos hablado de equipos medios y equipos de cola, pero incluso los equipos más poderosos podrían verse afectados. Y la razón seguro que ya la habeis descubierto leyendo hasta ahora estas líneas. Si HRT desparece y se empiezan a utilizar los neumáticos más blandos en Q1, esto podría provocar una reacción en cadena y llegar hasta equipos como Red Bull, Ferrari y McLaren. En un año con pocos cambios normativos, la evolución de los equipos tiende a apretar los cronos y reducir las diferencias entre unos y otros. A ello además colaboran factores como no poder usar el DRS más que en la zona/s establecida/s para carrera. Con las distancias entre los equipos seriamente reducidas, el montar el neumático más blando hará que siempre el siguiente equipo amenazado los montara. Y así comenzaría desde Toro Rosso a Williams, de Williams a Force India, de estos a Sauber, de los Sauber a los Lotus, de estos a los Mercedes y así hasta llegar a Red Bull. Si estos equipos punteros se ahorraban estas gomas en la Q1, para 2013 tendrían que usarlas para evitarse sustos. Esto supondría que tuvieran que hacer las cuentas de las gomas disponibles de manera muy diferente a como las hacían ahora. Podría darse el caso de que se produjeran sorpresas en la parte de arriba, que muchos equipos sólo hicieran un intento en la Q3 y se lo jugaran a una única carta. Lo que en 2012 ya empezaba a pasar en unos cuantos circuitos, podría ser norma generalizada en 2013, haciendo que se volviera al pasado, con un único intento por coche en la Q3. No se podría fallar y aquel que lo hiciera, lo pagaría muy caro. La estrategia en la utilización de las gomas más blandas podría propiciar que aquellos que normalmente no fallan en Calificación bajo presión lo tuvieran un poco más sencillo para sacar partido de esta nueva situación.
 
 
Pero si creíamos que ya habíamos terminado con los efectos colaterales, aquí va otro realmente interesante. Si hemos hablado de los neumáticos blandos en la Q1, hay un efecto añadido que podría afectar a los dos equipos más pequeños de nuevo, y de rebote, al resto de equipos. Haciendo la nueva situación más factible para que los equipos establecidos no pasaran de la Q1, y su consiguiente efecto sobre el uso de los neumáticos más blandos por todos los equipos...hay un detalle que varía necesariamente. Y como no, es la regla del límite del 107% de la Q1. Con una situación en la que todos los equipos hicieran uso de los neumáticos más blandos, crecería el riesgo de ver como Marussia o Caterham no llegaran a este límite si equipos como Ferrari dieran su máximo desde el principio. Si tomamos el GP de Brasil, el último celebrado, y aplicamos esta regla tomando el tiempo más rápido, el Marussia de Pic se hubiera quedado fuera y el de Glock hubiera estado muy cerca del abismo. En el de España, celebrado en Montmeló, el de Glock se hubiera salvado por apenas 3 décimas. Como seguramente no interesaría una situación de este tipo, es posible que la FIA pudiera tener la tentación de ayudarles con algún tipo de medida. Hay quien sugiera un nº extra de días de tests o una mayor disposición de neumáticos blandos. En cualquier caso, sería necesario un cambio en las normas para no ver como regularmente la situación pudiera volverse insostenible si esto se produjera con cierta regularidad.
 
Como vemos, la pérdida de HRT podría producir una serie de reacciones en cadena que podría afectar a muchas de las facetas que mueven la F1. De ello que incluso pudiera ser atractivo para Bernie eliminar al 11º equipo y dejar una parrilla de sólo 10 equipos. Una situación de este tipo podría ahorrarle muchos dolores de cabeza, aunque en los contratos televisivos se comente que haya una claúsula que podría disuadirle de facilitar tal decisión. Y es que según se comenta, los contratos con las televisiones estipulan parrillas de 24 coches, cosa que de perder a HRT y Marussia, no se producirían. Esta podría ser la tabla de salvación por la que Bernie pudiera interesarle tener los 12 equipos que tiene hasta ahora y facilitar algún tipo de operación por la que lo hecho por HRT se aprovechara para otro equipo que mantuviera la parrilla en 12 equipos. Pero en caso de perder a HRT, seguramente las televisiones seguirían aceptando esa situación, porque guste más o menos, la presencia de HRT sólo transciende en España, y aun así con un efecto limitado. Cosa distinta sería si se perdiese también a Marussia, dejando la parrilla en 20 coches y no en 24. Y con el riesgo de dejar a Caterham como el último equipo de la parrilla y el posible efecto colateral que tendría sobre ellos. Así, que de una manera u otra, la pérdida de HRT podría traer más perjuicio que beneficio, y es por ello por lo que seguramente todos los equipos de la parrilla preferirían tener el status quo actual. Y todo ello, sin hablar de pilotos, butacas disponibles, patrocinios y estrategias de nacionalidades de los pilotos que pudieran entrar en la F1. Todo un complejo puzzle que la retirada de HRT podría hacer temblar más allá de lo imaginado inicialmente. Ya lo decía el proverbio chino "el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo" y es que las reacciones en cadena es lo que tienen. El movimiento de una pieza afecta a las demás, y en este caso, HRT es una pieza que se cae y amenaza a todo el puzzle tal como está compuesto hasta ahora...
 

3 comentarios:

Samuel Gómez dijo...

Aunque casi con toda probabilidad no contaremos con una escudería en F1 autóctona, esperemos como bien comentas, que el "team number 12" siga en parrilla y desde luego NUNCA olvidar que, ahí se estuvo por TRES temporadas a pesar de tanto "mangui" suelto por esos circuitos manejados por el "tito Bernie".

Anónimo dijo...

esperemos que tsmbien cierre varlion que con su afan de ganar pasta porque no tienen un puto duro (verdad teresa?) cierran sus franquicias comi churros. ademas tienen gente muy falsa (verdad victor?) trabajando. las peores personas que me he encobtrado en la vida

Anónimo dijo...

Que gran verdad... cuanto falso hay en varlion... cerdos

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"