Buscar este blog

26 de noviembre de 2012

ALONSO Y LA OTRA MANERA DE HACER HISTORIA (Vettel logra ser Tricampeón del Mundo, y Fernando se gana la admiración de la F1)


Hoy hemos asistido a una de esas carreras de las que deja en su camino muchos pacientes con cardiopatías agudas, con dolencias cardiacas de mal remedio. Lo sucedido durante la carrera de Brasil ha puesto a prueba la salud de los seguidores de Fernando Alonso y Sebastian Vettel hasta un grado extremo. Desde la primera curva hasta el momento en que han cruzado la meta, el dramatismo del destino y su camino han supuesto una manera de reclamar la F1 como un deporte de pasión ante todo, capaz de provocar todo tipo de emociones en poco menos de 2 horas. La lluvia, las maniobras de adelantamiento, los accidentes, las equivocaciones  en los boxes, las decisiones estratégicas...todo ha formado un guión que dificilmente podríamos haber imaginado con anterioridad. Lo ocurrido este Domingo en Brasil ha hecho que ambos pilotos hayan pasado a la historia: uno por conseguir el tricampeonato y otro por la manera en que ha luchado desde el principio hasta el final.

 
El peligro en todo caso de juzgar esta carrera es que puede llegar a provocar un juicio algo injusto sobre los merecimientos de ambos pilotos para ser tricampeones. Y digo esto porque la carrera de Vettel en el día de hoy ha sido especialmente espectacular. Ha sabido remontar y no perder la calma en cualquiera de los momentos en los que la carrera le ha puesto a prueba. Su accidente nada más iniciarse la carrera le puso en la última posición, y lejos de tardar en remontar, no ha perdido ni un segundo para en unas pocas vueltas meterse entre los 10 primeros y por tanto en posición de ganar el Mundial. Es la clase de merecimientos que se le negaron en Abu Dhabi y que ahora parece que no se le pueden objetar. Sí, ha tenido suerte en que no le embistieran los que venían en frente, pero recuperar todas las posiciones de la manera en que lo ha hecho tiene su mérito y hay que reconocérselo. Posiblemente sea su mejor carrera del año a pesar de no haber pisado el pódium. Eso sí, con una carrera tan completa, con un comportamiento que salvo en la salida ha rozado la madurez que no se le suponía...con todo y con eso, el Tricampeonato sigue pareciendo un premio muy grande si se tiene en cuenta en que club entra y contra que pilotos ha luchado este año. Quizás, la superioridad tan clara de su monoplaza ha supuesto que no sea vista de la misma manera la consecución de sus mundiales frente a los conseguidos anteriormente por otros pilotos. Viene a ser algo parecido a la de aquel actor que coincide en tres peliculas maravillosas y obtiene 3 estatuillas, 3 Oscars de la Academia, y se compara su trabajo contra el de aquellos que no han logrado tal logro a pesar de tener un repertorio de muchísima mayor calidad. Está a la orden del día, pero como en esas ocasiones, rara vez  se recuerda por qué película se consiguió el premio, por qué se consiguió ese Campeonato del Mundo. Simplemente, eres Tricampeón y con eso se entra en la historia.
 
 
Con Fernando, de todos modos, tenemos en esta temporada la manera en que todo piloto debe reclamarse ante sus compañeros de profesión, periodistas y afición. No sabemos si volveremos a verle luchar por ser tricampeón, aunque el equipo en el que se encuentra invite a pensar en ello. Pero lo cierto es que hay pilotos que entran en la historia de muchas maneras, y en el caso de Fernando ha sido la manera en la que ha luchado siempre por los Campeonatos que ha disputado hasta el final. Esto no hace más que hacerme recordar pilotos del Mundial de Rallyes que forman parte de la historia a pesar de no haber ganado tanto como otros. Ejemplos como el de Didier Auriol o Carlos Sainz frente a Tommi Mäkinen valen para ilustrar este ejemplo. El finlandés ganó 4 Campeonatos del Mundo de manera consecutiva a bordo de un Mitsubishi Lancer que se presentaba como el gran dominador de esos 4 años. Fueron 4 Mundiales seguidos, y entró en la historia por tanto por ser 4 veces Campeón del Mundo en esta especialidad...pero resulta difícil que alguien se acuerde de él por encima de gente como Colin McRae, Carlos Sainz, Didier Auriol, Juha Kankkunenn o incluso Richard Burns. Todos ellos, a pesar de no ser 4 veces Campeones del Mundo, están en el recuerdo de la gente por encima del finlandés de Mitsubishi. Pero no sólo en los Rallyes encontraremos ejemplos. En el Mundial de Motociclismo veremos casos como el de Kevin Swhantz, que con un único Campeonato del Mundo permanece en la memoria de todos los aficionados por encima de otros que obtuvieron mayor premio. No siempre es tanto los números que se consiguen como la manera de conseguirlos. En este sentido, la memoria de los espectadores suele ser agradecida con la manera en la que los pilotos luchan por sus objetivos. De alguna manera, saben diferenciar a lo largo del tiempo la manera en que se han conseguido los éxitos en cada caso. Vettel ha entrado en la historia por ser Tricampeón del Mundo, de eso no hay duda, pero también es cierto que recuerda poderosamente al caso de Mäkinen por cuanto sus victorias fueron debidas a disponer de un material superior al que disponían el resto de sus contrincantes. Quizás, por ello, con lo sucedido en esta temporada, Fernando haya entrado ya en la historia de este deporte, pues aparte de sus dos mundiales, lo ocurrido durante este año ha puesto de acuerdo a pilotos, directores de equipo, medios de comunicación, y por supuesto la afición, de quien es el mejor piloto de la parrilla por cuanto los méritos contraídos este año. Creo que a estas alturas nadie duda de que ha logrado llevar a Ferrari a una situación donde ningún otro piloto hubiera podido hacerlos llegar. Habrá quien hable de magia, habrá quien hable de valentía y pundonor...incluso quien hable de un talento por encima del resto de la parrilla, pero de alguna manera, Fernando, con sus actuaciones este año, se ha garantizado ser recordado como el mejor piloto de su generación.

Los números hablan, y es justo decir que muchos hubiéramos deseado que por fin el destino le hubiera otorgado el premio de ser Tricampeón del Mundo a Fernando. Y todo ello por cuanto es el piloto que más justamente merece estar junto a las leyendas de este deporte. Pensar por un momento en que Alonso podría ser ya Pentacampeón del Mundo con ese Mundial perdido en Brasil porque su equipo prefería verlo ganar a su compañero, o como en Abu Dhabi lo perdía porque en su equipo decidieron pegarse un tiro en el pie copiando la estrategia del hombre equivocado...no debe hacernos pensar en que lo hecho hasta ahora no ha servido de nada. Más bien, todo lo contrario. Fernando ha recuperado el cariño que una parte de la afición le perdió tras su paso por Mclaren. Ha sido el reencuentro con su verdadera imagen: la del luchador incansable que nunca se rinde. Esa, y no otra, es la imagen que va a quedar para la posteridad en este deporte de lo que ha representado Fernando para la F1. Y si ese luchador atesora el talento que posee Fernando, lo normal es que la historia le haga justicia, con independencia de los Campeonatos que consiga. Carlos Sainz, por poner un ejemplo, fue Campeón del Mundo dos veces y luego acumuló subcampeonatos...pero ello no impidió que en 2004 fuera elegido el mejor piloto de la Historia de los Rallyes por sus compañeros de profesión. Luego llegaría Loeb y acumularía 7 mundiales en unos años donde la competencia no sería como la de aquella en la que coincidieron los más grandes. El declive del Mundial, con la huida de muchas marcas, facilitaría el llegar a esa cifra.

Dicho todo eso, lo cierto es que el temor que podemos tener con Fernando es que le ocurra lo mismo que a Carlos Sainz que y esos dos mundiales sean los únicos que adornen su sala de trofeos cuando es merecedor de por lo menos uno más. Pero algo nos dice que a poco que hagan en Ferrari por darle un monoplaza ganador, Fernando se hará con su tercer entorchado. Por ello, quizás en Ferrari estén puestas muchas de esas posibilidades de volver a verle Campeón del Mundo. Y es que si con un coche que no era el mejor, y que posiblemente haya sido el 3er coche durante la mayor parte del Campeonato, ha logrado ser subcampeón t no acariciar el título por sólo 3 puntos de diferencia...¡que no logrará Fernando cuando tenga el mejor coche de la parrilla!, o al menos el 2º mejor a poca distancia del primero. Ahí, por tanto, es donde debemos confiar nuestro optimismo de que la historia le terminará haciendo justicia. Y si eso no ocurre, al menos sabremos que se habrá hecho un hueco en la memoria de los aficionados por la manera con la que combatió contra sus rivales. Se entra en la historia de muchas maneras, y como ya hemos dicho, Fernando ya ha entrado en ella por la manera que tiene de luchar en la pista hasta el último segundo. Así, también, se entra en la historia. ¡Bravo Fernando!
Por Juan Ávila

1 comentario:

Samuel Gómez dijo...

Felicidades por el artículo Juan.
Como "cierre" un último recuerdo a nuestro equipo HRT F1 y a la F1 española en general:

http://sammas2250.blogspot.com.es/

Saludos

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"