Buscar este blog

5 de noviembre de 2012

FERRARI Y ALONSO: QUEDA LO MÁS DIFÍCIL...

 
 
Salimos de dos grandes premios como la India y Abu Dhabi y la sensación tras este minitour es un tanto extraña. Por una parte queda ese agradable regusto de haber recortado 3 puntos al líder del mundial, y por otra, el amargo sabor de que no se aprovechó lo suficiente el momento de flaqueza de Red Bull en Abu Dhabi. Lo cierto es que las carreras pasan y a falta de 2 pruebas, Fernando se enfrenta al más difícil todavía: recortar 10 puntos con un coche algo inferior al de su rival. Pero hay un motivo en todo ello que invita al optimismo y debemos valorar: Fernando, con un Ferrari inferior al rendimiento ofrecido por los McLaren y los Red Bull, ha pisado el pódium en 5 de las 6 últimas carreras. El coche será inferior, pero no es tan malo como se pretende vender. Y fernando en un martillo pilón, un ejemplo de constancia. ¿Donde estaría ahora Fernando si no le hubieran echado en las salidas de Spa y Japón?. Difícil, pero liderando el mundial con toda probabilidad...
 
 
Dicho todo eso, lo cierto es que las dificultades con las que se está encontrando Fernando ya las adelantamos cuando dijimos la distancia que necesitaba recuperar Ferrari en las pistas que quedaban para ganar el mundial de la mano de Fernando. Las 4-5 décimas que de media separaban al Cavallino negro del toro rojo en las pistas que había por delante se han revelado como ciertas. Incluso en Abu Dhabi aumentó hasta las 7. Nada por tanto que no extrañara. Lo normal en estos casos hubiera sido ver como se aumentaba la distancia, con Vettel imponiéndose en las dos carreras que hemos visto disputarse en la India y Abu Dhabi. Y sólo ha sido así en parte...gracias a dos factores: Fernando...y la suerte, que de vez en cuando juega sus cartas. Salir con mayor distancia en puntuación en la India y Abu Dhabi entraba en todos los planes. La cuestión radicaba en que aunque Fernando fuera segundo en ambas citas, eso implicaba 14 puntos más en caso de que Vettel ganara sin oposición, como todo parecía apuntar. Y el caso es que Abu Dhabi nos ha dado esperanza. No sólo no ha supuesto ver a Fernando manteniendo sus opciones, sino mejorándolas en lo suficiente como para mantenerse con vida. Con una diferencia entre el primero y el segundo de 7 puntos, los 10 con los que sale son un mal menor teniendo en cuenta como pintaba en caso de que hubiera ido todo según lo lógico. ¿Significa esto que podemos estar contentos?...pues no, seguramente no. Y a continuación lo explicamos.
 
 
 
 
 
Vettel y Red Bull forman una combinación que cuando tienen el mejor coche, rara vez suelen fallar. Lo visto en Abu Dhabi, por tanto, entra en el terreno de la excepción, inexplicable por otra parte...aunque eso sí, un error debido a la presión. Y las excepciones son excepciones porque se dan muy pocas veces. La cuestión es por tanto si Ferrari está en disposición de ejercer esa presión o va a tener que confiar de nuevo en el papel de McLaren para ello. Si nos atenemos a los resultados de los dos últimos años, lo cierto es que en Brasil, que es la última carrera del Mundial, Red Bull estuvo por delante de Ferrari los dos años anteriores. Y no sólo eso, sino que los dos coches azules  coparon las primeras posiciones si descartamos la pole ficticia de Hulkenberg (debido a las condiciones meteorologicas variables en las que la hizo). Es más, por si fuera poco, ganaron la carrera en los 3 años anteriores, copando las 2 primeras posiciones en la pista brasileña los dos últimos. Por ello, EEUU representa la cita básica para seguir con vida antes de llegara  Brasil. Tanto en 2010 como en 2011, Alonso no pudo pasar de la 5ª posición en parrilla. Y si bien es cierto que en Ferrari, en 2011 no estuvieron muy acertados con el coche, en 2010 lucharon hasta la última carrera, por lo que el rendimiento de Ferrari en esa pista se puede tomar como una referencia. Dicho de otra manera, Fernando y Ferrari desperdiciaron (o no aprovecharon todo lo que pudieron) una ocasión de oro en Abu Dhabi para reducir más drasticamente la distancia y no tener que depender de un todo o nada en EEUU, donde ningún equipo tiene referencias. Es quizás donde Ferrari y Red Bull se lo jugarán casi todo, y más teniendo en cuenta que ya en esa cita Vettel se podría proclamar Campeón si Alonso abandonara o viera incrementada su distancia hasta los más de 25 puntos (que Vettel ganara y Alonso quedara 6º o más abajo).
 
 
 
 
Por ello, Fernando tiene que aprovechar la carrera de Austin como si fuera la última, porque a pesar de que Brasil es una cita propicia para las sorpresas, lo cierto es que en los 3 últimos años ha ganado allí un Red Bull. Hay que ehar el resto y pensar en que Austin puede ser un magnifico lugar para dejarlo todo pendiente de la última carrera. Es la mejor manera de meter esa presión bajo la que puede propiciarse de nuevo el fallo en la escudería capitaneada por Christian Horner, Adrian Newey y Sebastian Vettel. Dejar esa presión sólo en manos de la suerte y de una McLaren aparentemente renacida es echar la moneda al aire. McLaren no se juega nada, y la suerte puede entender que ya ha gastado su cartucho en Abu Dhabi. Sólo queda trabajar, trabajar y trabajar. Y conseguir que ese trabajo se transforme en conseguir mejoras que no sólo funcionen, sino que se saquen 0,5 seg. de la manga respecto al equipo de la bebida energética. Es lo que necesitan para Brasil, y quien sabe si para Austin. Y como no parece facil conseguirlo, más vale que en Ferrari aprovechen todo lo que la cita norteamericana les pueda deparar. Quedan 2 carreras y mucho por decidir, pero no va a ser nada fácil para Fernando y Ferrari ganarlo. Si lo hacen, sí que podremos empezar a hablar de mitos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"