Buscar este blog

18 de octubre de 2012

COSWORTH, EN VENTA...Y ROLLS ROYCE SE INTERESA (La F1, Marussia y HRT ¿afectados?)


Pues sí, tal como parece, Cosworth está en venta. Los propietarios norteamericanos de la compañía (antaño propiedad de Ford) han decidido ponerla en venta ante el nuevo futuro que se le avecina a la compañía, especialmente a la división de la F1. Los actuales propietarios de Cosworth, Gerry Forsythe y Kevin Kalkhoven, la compraron en su momento como forma de garantizarse los motores para la Champ Car, que ya se utilizaban por entonces en exclusiva (desde 2003). La aventura Cosworth en los monoplazas emricanos duró hasta 2007, momento en que se fusionaron la Indy y la Champ Car para formar una serie única y terminar con la división existente en USA en la máxima categoría de monoplzas. Desde entonces, la máxima disciplina de motor ha sido el mejor escaparate para la marca británica.

Cosworth, con una historia casi tan larga como la misma F1, duró en la misma desde 1967 hasta 2006, año tras el cual Williams decidió cambiar a Toyota y Toro Rosso a Ferrari. Parecía enfrentarse entonces a su desaparición de la máxima disciplina, pero el periodo de ausencia duró hasta 2010. Entonces llegó el regreso como proveedor de Williams, así como de los equipos pequeños (Caterham, Marussia y HRT). Pero en 2014 pueden sufrir un nuevo revés. y es que con sólo 1 equipo firmado para 2013 (Marussia) el futuro para la marca se pone en entredicho. Es por ellos por lo que sus actuales propietarios se muestran partidarios de la venta. Nada les ata y hay interesados...¿quienes? Veamos...


Sí, Cosworth está en venta, pero ¿a quien podría interesar un fabricante de motores de competición?. Los Rallyes están de capa caida, como muestra el hecho de que Ford y Mini abandonen el Mundial. La F1 no parece muy interesada en sus motores como muestra el hecho de que sólo hayan conseguido a Marussia como cliente, y el resto de disciplinas del motor no corren mucha mejor suerte (ni siquiera el WTCC). Así que ¿quien podría estar interesado en su compra? Es aquí cuando viene la sorpresa, pues es nada más y nada menos que dos empresas aeroespaciales las que están interesadas en el mítico constructor inglés de motores. Una de ellas, nada más y nada menos que la división aeroespacial de Rolls Royce, a la que mucho ven sólo sobre 4 ruedas pero que historicamente ha tenido un división de motores para los aviones. Dada la reciente incorporación de Cosworth a este campo, la marca británia aosciada a los coches de lujo podría tener interés en comprarla. Es más, tal debe ser el interés en esa faceta de Cosworth desconocida por la mayoría, que la otra empresa que intenta su compra viene del sector aeroespacial: GKN.



El porqué se vende ahora y no se ha hecho antes o se posterga para más tarde lo explica el mismo jefe ejecutivo de Cosworth, Tim Routsis:

"We have been paused for the last 18 months and the board has decided that we can not wait any longer otherwise we risk losing momentum."

O lo que es lo mismo, han estado en espera durante los últimos 18 meses y han decidido que es ahora o nunca cuando tienen que dar el paso.

Lo curioso de todo esto es como no se han planteado antes este escenario sabiendo que se negocia de manera muy diferente teniendo dos equipos en cartera que teniendo sólo uno y con la incertidumbre de no saber si vas a poder estar en 2014 con el nuevo V6 a punto. ¿Tiene Cosworth algún tipo de posibilidad de tener su motor desarrollado para entonces?. Por lo que sabemos, la marca ya tenía una maqueta del motor hace algo menos de 1 año, por lo que de asegurarse la financiación de todo el proyecto, no tendrían que partir de cero. Eso, de alguna manera, es lo realmente interesante para muchos. Su futuro, de ser adquirida, podría implicar que siguieran en 2014 con su nuevo motor V6 turboalimentado. La cuestión radica en que se está convirtiendo en una aventura tan cara que hasta la misma PURE, que empezó con mucho impetu, tuvo que pararlizar sus operaciones. Es muy posible por tanto que a Cosworth le esté sucediendo algo parecido, una escalada de costes desproporcionada en comparacion con la clientela asegurada. Por ello, la necesidad de una venta que garantice la solidez financiera suficiente como para proseguir con ella la supervivencia necesaria. Cosworth tiene en las carreras su ADN fundamental, y con la F1 como máximo escaparate tecnológico, esto no deja de ser una huida hacia adelante para una empresa cuyos dueños pueden estar ver peligrando su inversión. Sin participar en las series americanas de monoplazas y con un único equipo asegurado para 2013, las perspectivas no parecen a priori muy halagüeñas. Y eso aunque desde Cosworth se asegurara que cada unidad de negocio (Marussia-Cosworth y HRT-Cosworth) eran rentables por si mismas.

La compañía ha pasado a lo largo de su historia por estar asociada a dos grandes marcas en el pasado, Audi y Ford, que han sido respetivamente sus propietarias. La última, con la marca del óvalo, la sido la que más ha durado y la que más recuerda la gente, con la que más se asocia a la marca británica de motores. De hecho han dado nombre a varios modelos de calle, en los que el apelativo Cosworth era sinónimo de deportividad. Ahora, con los inversores americanos no viendo claro el futuro, la venta a una empresa de mayor músculo financiero es imprescindible para que el motor V6 no peligre. Posiblemente todo esto también esté influyendo en que el acuerdo con HRT se esté demorando, pues en el caso de Marussia, los motores Coworth también los usan sus deportivos de calle, con lo que el acuerdo transciende más allá de la F1. Y es ahí donde tocamos el asunto sensible: ¿que puede esperarse de la marca británica y sus asociación con la F1?

La F1 es una de las esencias de Cosworth. Estuvo desde 1967 hasta el 2006 de manera ininterrumpida en el Campeonato y tras un parentesis de tres años, volvió para motorizar a Williams y a los 3 equipos nuevos. Desde entonces, y tras ese primer año, ha motorizado a HRT y Marussia, pues tanto Williams como Caterham tomaron el camino de Renault. Ahora, con la necesidad de conseguir nuevos clientes que hagan viable la aventura del V6, es muy probable que los nuevos equipos recelen si toman como única referencia los resultados de dos equipos tan modestos como los dos últimos del pelotón. Por ello, una venta a una empresa fuerte serviría también para relanzar la confianza en el proyecto y quien sabe si darle el impulso necesario como para garantizarse clientes de más enjundia de los que ahora tienen. Una empresa vive de sus resultados, y ser la empresa que motoriza a los dos últimos equipos de la parrilla no son la mejor tarjeta de presentación de cara a conseguir nuevos clientes. Por ello, si se da esa venta y llega nuevo capital, es posible que sirva para paliar esa imagen de motorista de equipos pequeños que acompaña a la casa desde sus tiempos en Minardi. Aunque, eso si, la historia de Cosworth es tan grande y exitosa que todo sea dicho, no es justo recordarles sólo por sus últimos años. Esta fue la marca con la que Schumacher logró uno de sus títulos (entonces con la pegatina de Ford) y han conseguido victorias tanto con sus pegatinas como con las de la casa matriz. Sólo necesitan unos socios fuertes que garanticen que su proyecto de V6 pueda salir adelante, y si es una marca con el prestigio de Rolls Royce, tanto mejor. Aunque para ello el interés sea en su división aeroespacial. ¿Llegaremos a ver un Motor V6 Cosworth turboalimentado en 2014?...no lo sabemos, pero son de los pocos que tienen experiencia en esa tecnología (aquellos ya lejanos años 80, donde llegaron a lograr los 1000cv de potencia). Tiempo al tiempo, que se dice, pero lo que es extraño en que Rod Dennis no haya entrado en la puja para hacerse con una división de motores que no dejan de ser el sueño de toda la vida de un Ron que siempre quizo producir los suyos propios. A fin de cuentas, todos los regresos  de motoristas se asocian con McLaren. Pero lo que sí parece cierto, en todo caso, es que la aventura del motor V6 va a pasar una factura muy grande a todos. ¿Necesitaba la F1 incurrir en todos estos gastos adicionales en estos tiempos de crisis?. Ese ya es otro cantar, pero seguro que ni a los motoristas ni a los equipos pequeños la broma les va a salir barata...

 
Por Juan Ávila

2 comentarios:

Samuel Gómez dijo...

A tu última pregunta "¿Necesitaba la F1 incurrir en todos estos gastos adicionales en estos tiempos de crisis?", la respuesta es muy clara,evidentemente NO.

LOGAN PDLR dijo...

Totalmente Samuel. Entiendo que se quiera avanzar tecnologicamente, y que se quiera dar con ello cabida a nuevos fabricantes, lo cual siempre es bueno. Pero hay que hacer las cosas con cabeza y pensandO en que el continuo cambio de las reglas del juego hace insostenible la F1 para los equipos pequeños. Y ya no sólo eso, sino que el dinero pretendidamente ahorrado en otros conceotos termina siendo el chocolate del loro en comparación con los derivados de todos estos cambios.

Veremos, pero las consecuencias ya se han empiezan a cobrar algunas victimas.

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"