Buscar este blog

15 de septiembre de 2012

MCLAREN NO ES EQUIPO PARA GANAR MUNDIALES...NI GANAR MUCHO DINERO (el dilema de Hamilton)

 
El Mundial de F1 no puede estar más interesante, con un piloto dominando el liderato del Campeonato pero con los rivales alternándose continuamente como desafiantes por el título de este año. Lo cierto es que Fernando y Ferrari han reaccionado de una manera inesperada para muchos agoreros que nada más ver los diseño de unos y otros equipos se empeñaban en despreciar al Ferrari y vanagloriar al McLaren. Y lo cierto es que sin estar unos muy lejos de otros, el McLaren parecía el coche a desafiar en el comienzo del Campeonato. Hamilton, de esta manera, debía ser el máximo favorito junto con su compañero, Jenosn Button. Pero lo cierto es que tras muchos altibajos en el rendimiento de ambos, equipo y pilotos, Fernando lidera el mundial con 37 puntos de ventaja a pesar de las 3 últimas carreras ganadas por el equipo de Martin Whitmarsh. ¿En que situación se encuentra el futuro de Lewis y McLaren?. Veamos...

 
 
No es ningún secreto que la relación entre ambos es un poco más tensa de lo que debiera ser la que rige una unión que lleva más de 5 años en la F1. Es más, es una relación que lleva desde hace varios años antes de que Lewis llegara al Mundial en aquel imborrable 2007. Pero lo cierto es que si ese contrato de 15 mill. de eur al año se fraguó tras un inicio fulgurante de su carrera, con un título mundial en 2008 (aunque fuera en la última curva) y con una disponibilidad de dinero importante tras la llegada de Vodafone, las cosas en McLaren han cambiado. Desde el 2008 no han vuelto a ganar un Mundial, y antes del 2008 hay que retroceder 9 años para encontrar otro más, el de Hakkinen (y porque Schumacher se perdió la mitad del Campeonato por ese accidente en Silverstone). Así que en McLaren empiezan a pensar en su futuro y como todo en la vida, piensan en pros y contras a la hora de gastar su dinero. Este es el último año en que tienen los motores Mercedes gratuitos, pues como parte del acuerdo de la salida de Mercedes del accionariado del equipo estaba el hecho de que a partir de  2013 empezarían a pagar por las unidades que desde la marca alemana les suministran. Eso puede suponer entre 8-10 mill. de eur tirando por lo bajo para el próximo año, y posiblemente entre 15-20 mill. al año a partir de 2014, cuando entran los motores 1.6 turboalimentados. Con esa sangría de dinero, el hecho de Vodafone redujera su patrocinio en McLaren este año (incluso se ha llegado a rumorear una salida del equipo inglés a final de este año: ¿Vodafone deja McLaren?) provoca un efecto colateral en todos los gastos del equipo. Es decir, si se pierden los motores gratuitos por parte de Mercedes, se tienen que gastar unos 10 mill más en 2013, y en 2014, de continuar con ellos, unos 15-20 mill. más. Si a ello añadimos la pérdida de Vodafone, seguramente estaremos hablando de por lo menos 25-30 mill. de eur al año, ya que fue firmado en época de bonanza económica. Así que definitivamente, perder unos 40 mill. de eur al año en el mejor de los casos es una malísima noticia, incluso para McLaren. Por ello no es extraño que el contrato de Lewis esté siendo negociado a la baja. El  equipo no tiene el dinero de antes y para colmo de Lewis, no hay alternativas en el mercado que ofrezcan la opción de ganar carreras que McLaren le ofrece. Ahora bien, ¿es suficiente para Lewis ganar carreras perdiendo dinero respecto al que podría conseguir en otro lado?. Ahí es donde está el quiz del asunto.
 
 
Lewis sabe que McLaren tiene la sartén por el mango, pero tanto él como su equipo de representantes también saben una cosa: McLaren sólo ha ganado un mundial en 13 años Demasiado poco si se compara en ese mismo periodo con Ferrari (6 mundiales: los 5 de Schumacher más el de Raikkonen en 2007), Renault (los 2 mundiales de 2005 y 2006 con Alonso), y Red Bull ( 2010 y 2011 con Vettel). Y encima hay que tener en cuenta que Renault y Red Bull lo consiguieron en mucho menos tiempo, pues son escuderías "recientes" en comparación con McLaren (Red Bull compró Jaguar en 2004 y Renault se hizo con Benneton en 2002). Así que definitivamente Lewis puede tener dudas más que suficientes sobre si McLaren es una escudería para conseguir ganar Campeonatos, que no carreras. Es en esa diatriba donde se puede encontrar con la necesidad de arriesgarse con Mercedes, una escudería que a pesar de tener un futuro deportivo más dudoso que McLaren, le puede dar el dinero que pide y la esperanza de que Ross Brawn y Mercedes hagan el milagro en 2014, cuando todo cambia radicalmente. Las escuderías sólo hacen milagros con dinero y cambios de normativa, y en McLaren lo primero lo pierden de manera importante si se confirma la salida de Vodafone (o ya simplemente con lo que implica tener que pagar 15-20 mill. por los motores), y Ross Brawn ya demostró que teniendo las herramientas adecuadas es capaz de aprovechar un cambio de escenario para ganar un mundial (como hizo en 2009 con su propio equipo, Brawn Gp, heredado de Honda). Simon Fuller además piensa que la marca Mercedes es mucho más comercial a nivel mundial que la marca McLaren, que sólo se asocia a la F1. Y de un cambio de equipo se llevaría una comisión, logicamente. Mover a tu piloto genera ingresos que no se logran manteniéndolo quieto. Está claro por tanto que a pesar de parecer una peor estrategia la idea de irse a Mercedes, tiene su fundamento deportivo y monetario.
 
 
Ahora bien, y con todo lo comentado, lo cierto es que también puede ser perfectamente una estrategia para forzar una situación que se le ha ido complicando al británico con las renovaciones de Webber, y Rosberg...incluso con la idea de que ir a Ferrari no parece ser la mejor idea estando Fernando allí. Por ello, la única opción de presión posible queda en  Mercedes y Lotus Renault, siendo la 2ª una opción poco probable si quiere cobrar esos 15 mill. de eur. que cobra ahora en McLaren. La escudería de Gerard López no sería una mala opción, deportivamente hablando, visto lo que han hecho este año. Pero no parecen tener el dinero para garantizarse dos figuras como Raikkonnen y Hamilton. Salvo, eso sí, que haya cambio de cromos y Kimi regrese la escudería de Woking, propiciando el ingreso de Lewis en Lotus Renault. A favor, ese 2014 con los motores turbo, donde Renault demostró un gran dominio en el pasado cuando los turbo se permitían en la F1. Pero lo importante es lo que priorice en su decisión. McLaren no es escudería para ganar mundiales, por lo menos por lo hecho en los últimos años, pero sigue siendo un equipo que gana carreras. ¿Estaría dispuesto a arriesgarse un año (2013) en busca de un 2014 donde todos empezarán de cero? ¿lo hará sabiendo que en la cúpula de Mercedes siempre se pone en entredicho su futuro en la F1?. Sólo Lewis lo sabe, pero cuanto más tiempo pase, más se enrarecerá la situación, y sólo entonces puede que se quede sin alternativas con las que presionar y en una situación insostenible. Lo que pase en las próximas 3-4 carreras definirá su futuro de forma irremediable. Si se descuelga en la lucha por el Campeonato, facilitará su salida de McLaren. Si se mantiene en la lucha, con opciones reales, de ganarlo, puede que todas las partes cedan un poco y se llegue a un acuerdo. El tiempo, como siempre, nos lo dirá. Pero el dinero que le paguen y las opciones futuras de ganar un mundial seguro que formarán parte de la baraja con la que se jugará su renovación...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"