Buscar este blog

22 de septiembre de 2012

HRT - ANALISIS: DE HUNGRIA A MONZA (pasando por Spa...)

 
Tres pistas, tres retos o tres pruebas de fuego…eso es lo que fueron Hungria, Spa y Monza para HRT. No fueron tres circuitos más, eso desde luego, porque suponía de una manera u otra llegar a una pista complicada para ellos (Hungría), una pista mítica donde poder cazar algo (Spa) y una cita donde el F112 debía brillar por ser de baja carga aerodinámica (Monza) Es por ello por lo que el resultado de todas ellas debía dar un signo claro de hasta que punto el monoplaza de este año es o no un progreso respecto al que el año pasado empezó bajo la denominación de Hispania bajo la dirección de Jose Ramón Carabaote. Lógicamente, bajo esa premisa era obligado realizar un estudio sobre el rendimiento que tuvo en aquellas pistas el monoplaza que pilotan Pedro de la Rosa y Narain Karthikeyan, para ver si el progreso prometido cuando Thesan tomó el control de la escudería se ha transformado en una realidad (total o parcialmente).

 
Acometer un estudio de este tipo es complicado tanto en cuanto no se disponen de más datos que los tiempos marcados en carrera. Pero de alguna manera, el resultado que muestran los monoplazas durante 50-60 vueltas días de carrera es fruto del esfuerzo de todo un equipo por preparar el mejor coche posible para el Domingo. Y ese mejor coche posible, el máximo que puede dar el equipo en ese gran premio, se enfrenta al máximo que pueden dar otros equipos ese mismo fin de semana. Así, que de una manera u otra, el máximo de rendimiento de cada equipo se enfrenta al máximo de rendimiento de cada rival natural en ese día. Por ello, es una prueba válida comparar lo sucedido este año con lo hecho el año anterior, siempre y cuando, lógicamente, lo sepamos poner en perspectiva.

 

HUNGRIA 

Empezaremos por Hungría, la primera y más difícil carrera de entre las tres analizadas. Para HRT Hungaroring suponía enfrentarse a sus rivales en una pista que debía descubrir sus flaquezas, tanto en cuanto es un circuito de alta carga aerodinámica. No descubriremos Roma si decimos que la aerodinámica es el punto flaco del F112. La falta de evoluciones en ese campo desde que estrenaron la única evolución hasta entonces, la de Barcelona, debía pasarles una alta factura en esta pista. ¿Así fue? Veamos. En Calificación, el año pasado, el mejor HRT (el de Liuzzi) se quedó a menos de 1 décima (0,029 seg.) del mejor Virgin, el de Timo Glock, superando al de Jerome D’Ambrosio por casi 0,2 seg. (al que incluso superó el 2º piloto de HRT, Daniel Ricciardo). Este año, el sábado, la cosa no estuvo ni mucho menos tan cercana. El mejor monoplaza de HRT, el de Pedro de la Rosa, se quedó a 0,672 seg. del mejor Marussia, el de Charles Pic. Es más, no se llegó a superar al 2º Marussia, en este caso el de Timo Glock, que también quedó a una distancia parecida, aunque algo menor (0,440 seg.). Resumiendo, y dejando atrás tanto número, lo cierto es que la Calificación de este año en Hungría fue sensiblemente peor que la del año pasado. Falta saber un detalle ¿fue por un incremento de las prestaciones de Marussia o por un decremento de las de HRT en comparación a sus rivales? El año pasado Marussia estuvo a 2,2 seg. del primer coche de los equipos asentados. Este año, a 2,0 seg. Por tanto, la mayor parte de la diferencia con respecto a HRT fue porque el equipo español no evolucionó al mismo ritmo que el resto, pues Caterham estuvo a la misma distancia del primer equipo asentado (el toro Rosso de Ricciardo) este año que el anterior (el Toro Rosso de Buemi). Desde el punto de vista de la sesión de Calificación, la falta de evoluciones se notó de forma sensible.


 
 
Todo eso está muy bien, ya sabemos que en Calificación no tuvieron un buen sábado, pero ¿que tal respecto a su rendimiento en carrera?. Tratar los datos de 2011 no ha sido tarea sencilla, por cuanto las primeras vueltas los tiempos se dispararon debido a la lluvia. Una vez limpiados los datos de los tiempos extremos de las primeras vueltas, tenemos ya los primeros datos. Y estos, obviamente, vuelven a dar la razón respecto a la idea de que en 2011 tuvieron un mejor rendimiento los HRT frente sus rivales de Marussia-Virgin. Y es que no se pueden obviar los datos que indican que en 2011 los HRT estuvieron mucho mejor que este año. Concretando, el HRT de Ricciardo fue 0,2 seg. más rápido que el 1er Virgin, el de Glock. Es más, fue incluso 0,4 seg. más rápido que el Virgin de D’Ambrosio. Por ello, cuando vemos los resultados de este año, no se puede obviar el retroceso. Y además, evidente. Los dos HRT, tanto el de Pedro como el de Narain, fueron sensiblemente más lentos que los Marussia este año. Y cuando decimos sensiblemente más lentos lo decimos porque la distancia que separó al mejor HRT (el de Pedro) del mejor Marussia (el de Pic) en el vuelta a vuelta fue de nada menos que 1,2 seg. O lo que es lo mismo, la distancia se acrecentó de un año a otro en 1 seg., lo que no deja de ser una distancia importante. Incluso si valoramos el estudio de la mediana, para ver donde se situaron habitualmente los tiempos de unos y otros, la distancia se acreciente hasta un poco más de 1,4 seg. Por ello, si una palabra puede resumir la actuación del equipo respecto al año pasado en esta pista (siempre hablaremos de circuitos concretos) es “retroceso”. ¿Fue por una mejor actuación de Marussia-Virgin o por una bajada en las prestaciones de HRT?. Si establecemos el equipo Caterham como referente más cercano para ambos, podríamos decir que no es porque Marussia tuviera un mejor rendimiento que el año pasado, ya que en las mismas vueltas que estuvieron los dos años que el Caterham de Kovalainen, estuvieron en la misma diferencia respecto al equipo malayo. Una vez más, se demuestra que lo ocurrido en Hungría fue una cuestión más de estancamiento del priopio equipo que de mejora de sus competidores, que continuaron en diferencias muy similares (sino idénticas) a las del año pasado.


SPA-FRANCOCHAMPS

Vayamos ahora a Spa, la carrera que debería haber ido mejor a HRT por eso de poder utilizar soluciones que ya emplearon en Canadá y que se demostraron efectivas. En este sentido, la cosa mejoró tanto el Sábado como el Domingo, lo cual fue de agradecer respecto a lo hecho 1 mes antes. El parón sentó bien a los chico de Luis, que se repusieron de la actuación húngara para reclamarse con una mejora sobre lo realizado el año pasado.


Empecemos por la Calificación. Y lo cierto es que no es fácil comparar los dos años tanto en carrera como en calificación, porque en un alarde del capricho, en cada año llovió un día sí y el otro no. Si en 2011 llovía en la calificación y la carrera se disputaba en seco, este año sería al reves, complicando el análisis más de lo debido. Pero lo cierto es que cada año fueron las mismas condiciones para cada uno de los que ese día competían. En este sentido, Liuzzi se quedó el año pasado a poco más de 2 seg. del tiempo de Glock, que fue una diferencia muy similar a la dada en los Libres 3, aunque esta vez entre los HRT de Ricciardo y D’Ambrosio. Por ello, se puede tomar como una diferencia real, ya que se repitió tanto en los Libres 3 como en la sesión definitiva que daba los lugares en la parrilla. Este año, en 2012, la diferencia fue bastante menor, aunque se diera en seco. De los 2 seg, del año pasado a los 0,7 seg. de este año hay un avance, no hay duda. Y eso sí, superando al Marussia de Charles Pic por casi 0,5 seg. No es un logro de titulares, porque 0,7 seg. sigue siendo mucha distancia, pero no es menos cierto que veníamos de una pista donde se había empeorado sensiblemente la actuación del año pasado. Es por ello que la actuación de la Calificación hay que catalogarla de notable porque no se reducen 2 seg. en una pista de un año a otro. Es más, en los Libres 2 del viernes del año pasado, en seco, la distancia fue también de 2 seg. Es por ello que el progreso parece real, a tener en cuenta. Gran actuación por tanto.


 
 

Ahora bien, si el sábado hubo un gran progreso respecto al año anterior, ¿Qué tal fue el Domingo?. De nuevo tenemos la dificultad de comparar día de seco contra día de lluvia, pero aun así, las condiciones son para todos las mismas tanto un día como otro. Empecemos por el 2011. El año pasado sólo tuvimos dos pilotos que pudieramos comparar, uno por equipo, aunque Ricciardo no terminara la carrera porque abandonara en la vuelta 39. Pero en esas 39 vueltas que ambos coincidieron, la diferencia entre uno y otro se fue hasta los casi 1,1 seg. Una gran diferencia aunque fuera la mitad de la que les llevó la Calificación. Este año, sin embargo, la distancia se redujo hasta los 0,7 seg. , que era la misma distancia que habían tenido en la Calificación, disputada eso sí sobre seco. Por ello, parece claro que hubo un progreso de un año a otro, lo cual es de agradecer. Cual fue, ¿el del tiempo por vuelta en carrera o el de la Calificación? Difícil decirlo por cuanto Ricciardo no terminó la carrera el año pasado, pero en una pista como Spa es fácil pensar que las condiciones de lluvia incrementaran la distancia en un coche que tiene menor apoyo aerodinámico que sus rivales. Teniendo en cuenta que la diferencia de mojado a seco se redujo a la mitad el año pasado, es posible que la diferencia real fuera la de carrera en seco de 2011 frente a la calificación en seco de 2012, es decir 0,3 seg, y no los 1,3 seg. de comparar condiciones diferentes. El HRT duplicaba la distancia de tiempo el año pasado en mojado (en Calificación) respecto a seco (en carrera), así que es muy probable que la diferencia en Calificación si esta hubiera sido en seco hubiera sido en torno a 1 seg. y no los 2 seg. finalmente producidos. Lo dicho, una mejora en esta pista de entre 0,3 y 0,4 seg. respecto al año pasado. Con ese dato nos debemos quedar. Un paso importante en una pista como Spa, que no es fácil para ningún equipo ni piloto. De momento, 1-1, retroceso y avance, un hecho en cada pista. Hungría para atrás, Spa para adelante. Como vemos, juzgar la actuación de un equipo durante todo el año de carrera en carrera es someterse al tobogán de la locura. No hay más que ver lo que pasa también en la lucha de los grandes por el título.


MONZA.

Nos vamos ahora a Monza, el circuito italiano que se llena de magia cuando sus aficionados ven aparecer los F1. En este circuito había puestas grandes expectativas, y es hora de ver si se cumplieron o no. Entre otras cosas, debería servir para terminar con el empate que hay hasta ahora. Veamos. La primera cuestión a mirar, lógicamente, es la Calificación, donde deberíamos ver si ese alerón que estrenaron en Canadá sirvió de algo en Monza. Y la respuesta la empezamos a hallar comparando un año y otro. En 2011, el primer HRT (el de Ricciardo) se quedó a algo más de 0,5 seg. del primer Virgin (el de Timo Glock). En 2012 la diferencia fue casi calcada (0,4 seg.) Un diferencia algo menor, 0,1 seg. de diferencia a favor de HRT de un año a otro. Una mejora, en todo caso, que se debería dar casi como empate técnico. En este sentido hay que hacer notar que el primer HRT fue el de Karthikeyan y no el de Pedro, que por una vez fue batido por el piloto indio. Es por ello por lo que en referencia a la Calificación, la actuación de HRT se puede calificar como la esperada, aunque quizás algunos esperaran que el alerón de baja carga les permitiera superar a sus rivales en este circuito. 
 


 
Ahora bien, si en la Calificación tuvieron una actuación muy similar a la del año pasado, por no decir idéntica ¿sucedió igualmente en el vuelta a vuelta de la carrera del Domingo?. Veamos. El año pasado sólo Ricciardo completó el suficiente número de vueltas para compararse con el Virgin de Glock, que sí duró toda la carrera. El coche del piloto australiano de HRT estuvo en pista hasta la vuelta 39, y es en esas 39 vueltas donde quedó a una diferencia respecto al Marussia de Glock de 1,1-1,2 seg., lo que no deja de ser una distancia importante, y mucho mayor que la experimentada en Calificación. En 2012, para sorpresa final, la situación siguió igual, sin deshacer el empate que llevamos hasta ahora. De los 1,099 seg. del 2011 a los 1,098 seg. del 2012. ¿Se puede tener más mala leche, estadísticamente hablando?. En este caso la distancia está calculada entre el monoplaza de Pedro y el de Pic, que fue 0,355 seg. más rápido que su compañero alemán, Timo Glock. Es por tanto una actuación casi calcada a la del año pasado, con la diferencia que en esta ocasión terminaron los 2 monoplazas. Mención especial hay que hacer en este Gp a Narain, que se quedó a sólo 0,129 seg. del tiempo promedio de Pedro. Pero la pregunta es evidente ¿Cómo puede ser que en Canadá superaran a los Marussia y en Monza estuvieran a 0, 4 seg. de los monoplazas de John Booth, o incluso a 1 seg. en carrera?¿no son ambos circuitos de baja carga aerodinámica? Pues sí, lo son, pero con todo y con eso no se adaptaron en el pasado de la misma manera al equipo dirigido por Luis y Saúl. Si en Monza del año pasado habíamos dicho que se quedaron a poco más de 0,4 seg. de los Virgin, en Canadá superaron a ambos monoplazas de la escudería rojinegra por algo más de 0,1 seg. Es decir, son de baja carga, pero no se adaptan de la misma manera a los HRT por una razón u otra. Eso justifica que no se pudiera esperar lo mismo en Monza que en la pista que lleva el nombre del gran Gilles Villeneuve. Todo eso, no obstante, no puede disimular el hecho de que en carrera estar a 1 seg. de los Marussia es estar a mucha distancia.
 
 

 

Muchas cifras, muchos detalles, muchas comparaciones…parece complicado pero no lo es tanto. El resumen podría ser que mientras en una pista empeoraron significativamente ( Hungría), en la siguiente mejoraron (Spa) mientras que en la última tuvieron el mismo rendimiento que en 2011. Así que tres pistas, tres retos y la conclusión que podemos dar es que no saldremos del empate en cuanto a si HRT ha mejorado o empeorado respecto a 2011. El debate, de momento, tendrá que esperar a la realización de un estudio de todas las carreras, porque en lo referente a estas tres últimas analizadas, el destino quiere que no decidamos que hipótesis de partida es la correcta: si el equipo sufrió una progresión o regresión respecto a 2011. De momento, sólo de circuito en circuito podemos ir mirando. Quizás por ello la F1 sea este año un tobogán de emociones. Quizás por eso resulte tan atractiva…


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran artículo.

Saludos

LOGANF1 dijo...

Muchas gracias, a mi me han sorprendido las comparaciones, porque esperaba encontrarme otra cosa, algo más negativo. Al final, parece que no había ido todo tan mal...

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"