Buscar este blog

17 de julio de 2012

HRT VS MARUSSIA: EL PRECIO DEL RIESGO (Silverstone, análisis del GP)


Celebrado el Gp de Gran Bretaña, lo cierto es que la mejor noticia que podía ocurrir con HRT en Silverstone se produjo finalmente: acabaron los dos monoplazas la carrera, y eso, aunque parezca poco, sirvió para establecer una comparativa con lo hecho el año pasado. De por sí, no deja de ser una manera de estudiar si las mejoras sirvieron finalmente para reducir la distancia con el equipo ruso. El hecho de ver terminar los 4 coches de HRT y Marussia debería establecer la prueba del algodón definitiva sobre la competitividad de los monoplazas del equipo que dirige Luis Pérez-Sala frente frente a los  de la escudería que dirige John Booth. ¿Hay evolución?¿hay mejora?.Veamos...

Lo primero que hemos hecho en este caso es tomar los datos de este año y los de 2011, que sirven de referencia para saber si hemos mejorado o empeorado respecto a lo hecho el año pasado. No en vano, la apuesta de este año es una apuesta por un paso adelante con respecto al rendimiento del año pasado. ¿Se ha logrado en Silverstone este año dar ese paso?. Sí y no. La respuesta viene dada por los resultados experimentados en Calificación y Carrera, pero en todo caso también viene condicionado por la estrategia seguida en esta ocasión por Pedro y su F112, cuya apuesta por una única parada con vistas a beneficiarse de la lluvia no resultó finalmente bendecida por el líquido elemnto. Silverstone era terreno enemigo y poco propicio para HRT, por lo que de esta manera el riesgo era posible teniendo en cuenta que la opción covencional de las dos paradas propiciaba que la idea quedar por detrás de ambos Marussia fuera casi una certeza, y de haber acertado, podría haber dado la campañada. No llovió y logicamente vio condicionado su resultado por ello.¿Por qué decimos esto?, por lo que vamos a explicar a continuación.




Sí, el año pasado, la diferencia entre el mejor monoplaza de HRT y el mejor monoplaza de Marussia fue de 0,770 seg., una diferencia relativamente importante aunque quizás la lógica en el que siempre ha sido uno de los peores circuitos para el equipo. Este año, la cosa no ha mejorado, más bien al contrario, teniendo en cuenta que la estrategia a una parada de Pedro era sólo válida en caso de que de la lluvia se presentara, cosa que no hizo. La diferencia este año no podía hacer otra cosa que incrementarse teniendo en cuenta la utilización de una estrategia a 1 parada. ¿Hasta donde llega?, pues en esta ocasión se va hacia los 1,1 seg., o lo que es lo mismo, 0,4 seg. más por vuelta. ¿A que se debe el cambio, a un Pedro más lento o a un Glock más rápido?. Realmente en este caso ambos pilotos son más rápidos que los tiempos que se hicieron el año pasado por sus coches (en el caso de HRT, por el de Liuzzi en 2011).. La cuestión radica en que es el de Glock el que logra una mayor mejora, pero ¿es esta mejora fruto de sus escapes nuevos o de la estrategia llevada a cabo por Pedro?. Podríamos para ello tomar las primeras vueltas, antes de la parada de Glock, para saber cuales eran las diferencias de tiempo entre los dos monoplazas este año. La diferencia se iba a 0,7 seg., curiosamente la misma que el año pasado en toda la carrera. Hacer las mismas cuentas en las mismas vueltas resulta más difícil porque por entonces llovía y lo trastoca todo. Nos podemos ir a las últimas 29 vueltas finales del año pasado por tanto, ya con la pista seca, y entre los monoplazas de Liuzzi y Glock, la diferencia se iba a 0,8 seg. Practicamente lo mismo, porque hablar de 0,1 seg. menos este año no es referirse a una cantidad significativa como para sacar conclusiones. Por ello, lo que sí podemos concluir en este sentido es que de no haber mediado una estrategia encaminada a sacar el mejor partido de una lluvia que nunca llegó, las diferencias entre el mejor HRT y el mejor Marussia hubieran sido las mismas que en 2011. Y todo ello, a pesar de los famosos escapes con efecto Coanda que habían traido para esta carrera. Por ello, lo ocurrido en Silverstone confirma que se sigue el mismo camino que el año pasado. La programación del estreno de las mejoras de cada uno crea a veces una falsa situación de mejora de uno u otro equipo, pero lo cierto es que para Marussia la carrera de Gran Bretaña era la carrera de casa de igual manera que para HRT lo eran las de Valencia y Montmeló. Cada uno ofreció lo mejor de sus evoluciones para las citas caseras y de alguna menra se han terminado compensando en cuanto ambos equipos han puesto las piezas nuevas sobre sus respectivos monoplazas. Si tenemos en cuenta que antes de que empezara la temporada se decía que el equipo no llegaría a la primera carrera y que sería un suicidio organizativo y de funcionamiento (Joe Saward dixit), parece que finalmente todo está funcionando de manera muy similar. La principal diferencia debería estar en un 2013 donde se debería notar la diferencia de hacer las cosas bajo el mismo techo y con las sinergias que ello ofrece. Mientras tanto, toca esperar rendimientos muy similares a los que se produjeron en 2011.



Como apunte final querría destacar la diferencia que hubo entre Narain y Pedro durante esta carrera. Quizás, viendo los datos, una de las mejores carreras de Karthikeyan en su estancia en HRT desde el 2011. ¿Por qué decimos algo similar? Pues porque el piloto indio tuvo un gran rendimiento teniendo en cuenta además que el año pasado no corrió en esta pista, donde ya fue sustituido por Ricciardo. Quiere decir que Narain no disputaba una carrera de F1 sobre el circuito británico desde hace más de 6-7 años. Y teniendo en cuenta estos datos, verle quedarse a 0,2 seg. de la media de Pedro durante toda la carrera (aunque eso sí, con una estrategia a dos paradas) hace que su rendimiento sea para tener en cuenta. Lo que lo puede diferenciar o no es ver hasta donde llegó en las primeras vueltas, antes de la primera parada, y después de ella, para ver hasta que punto esa diferencia es digna de tener en cuenta o no. En este sentido, antes de que Narain parara en la vuelta 17, la diferencia de Pedro con él era de poco más de 0,1 seg. de diferencia en su promedio del vuelta a vuelta, a favor de Pedro. Tras esa mismas parada, y ya hasta el final, Narain  fue 0,3 seg. más rápido de media en cada vuelta, lo que de alguna manera pone de relieve que su actuación del sábado, quedándose a 0,3 seg. de Pedro fue real. Quien sabe si verse "amenazado" de alguna manera por Clos (que disputó los Libres 1 del Viernes) le hizo dar su máximo. Pero lo que parece en todo caso es que su estrategia fue la menos arriesgada y la que quizás propició que sus tiempos no se resintieran en el tramo firnal del gp, ya que tras su segunda parada fue 1,2 seg. más rápido que Pedro de media durante esas 16 últimas vueltas. Si descontáramos ese tramo final, la diferencia de Narain con Pedro hubiera sido de 0,2 seg. más lento, lo que sigue dando un dato realmente positivo sobre su actuación. En este sentido, no es de extrañar que el equipo vuelva a dar una oportunidad a Dani teniendo en cuenta el efecto que parece haber tenido sobre Narain. Cuando más motivado parece, mejor versión parece dar sobre la pista, como ya sucedió el año pasado cuando llegó la carrera de casa, el Gp de la India.

En resumen, una carrera muy similar a la del año pasado en términos de rendimiento real, en la que de haber aparecido la lluvia, la estrategia de Pedro le hubiera propiciado dar una sorpresa de las grandes, pero que al no ver como el líquido elemento caía sobre la pista, toda su estrategia cayó en saco roto. Se puede discutir a toro pasado si fue una buena o mala decisión, pero lo que no podemos poner en duda es que de haber seguido la estrategia convencional del año pasado, hubieran terminado por detrás de los Marussia como así ocurrió en 2011. Por ello, el riesgo de apostar por la lluvia y elegir una parada era mínimo. Simplemente, si salía, quedarían por delante del equipo ruso, y si no, quedarían igual que el año pasado. De haber apostado por dos, sólo podrían haber quedado por detrás del equipo de Pic y Glock, al ser estos sistematicamente más rápidos que HRT. Pedro fue 0,1 seg. más lento que Pic durante las primeras 17 vueltas, donde dio lo mejor, Narain fue 0,2 seg.más lento que el frances durante esas mismas vueltas. Y Pic era el más lento de los Marussia. Desde entonces, tomando el coche de Narain, este fue 0, 8 seg. más lento que el Marussia del francés. Por ello, Pedro hizo bien en intentar algo diferente, porque de otra manera, las diferencias con el francés hubieran sido muy similares a las de Karthikeyan, y hubiera quedado igualmente por detrás de los monoplazas dirigidos por John Booth. No salió bien, pero podría haberlo hecho con la previción dada para el Domingo. En todo caso, al menos se logró ver que los escpaes de efecto Coanda de Maerussia no hizo aumentar las diferencias respecto al año pasado. Y es que en este sentido, ya debemos de dejar de mirar con miedo los efectos de estas evoluciones sobre los monoplazas rivales del equipo español, pues esta no es la primera vez que pese a estrenarlas, no logran generar una mayor diferencia a la lograda otros años.

Nota: no hemos tenido en cuenta los tiempos de Ricciardo en esta pista en 2011 porque siendo su estreno, estuvo muy lejos de Liuzzi, en concreto a 1,8 seg. del italiano, y no dio medida alguna de lo que fue el F111 en esa pista el año pasado. A posteriori conseguiría ser más rápido que el italiano, pero en su debut estuvo muy lejos de lo esperado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"