Buscar este blog

7 de julio de 2012

EL ACCIDENTE DE MARIA DE VILLOTA (y la mosca detrás de la oreja)



Aun es pronto para delimitar que fue lo que sucedió en Duxford para que el Marussia de María de Villota se acelerara de manera incomprensible hacia el camión de apoyo que estaba inexplicablemente ahí, sin estar separado de la pista por ningún tipo de barrera (ni siquiera una hilera de neumáticos que hicieran las veces de "muro" de contención ante cualquier imprevisto que pudiera ocurrir) pero hoy ha sucedido algo muy extraño en Silverstone. Veamos...

 

Sí, algo tan extraño como lo que voy a pasar a relatar a continuación. En los entrenamientos Libres 3 del Gp de Gran Bretaña el coche de Pic se ha parado inexplicablemente dos veces. Tras la primera se ha quedado en medio de la pista y han tenido que sacar bandera roja para extraerlo a una zona segura. Hasta ahí, todo normal porque le puede pasar a cualquiera. Lo extraño ha sido comprobar como poco después de haber tenido ese incidente, el coche, una vez reiniciada la sesión, volvía a salir y volvía a tener el mismo problema. Extraño por cuanto parece que el mismo error se reproducía de manera repetida en muy poco tiempo. ¿Donde está la extrañeza? Muy sencillo, y es que si hubiera sido un problema interno del motor, no hubieran salido en la misma sesión con tan poca diferencia de tiempo, porque ya simplemente en abrir, revisar y reparar se les hubiera ido todo el tiempo. Entonces la siguiente hipotésis que surge es una cuestión de la centralita que gestiona el funcionamiento mecánico del monoplaza, un problema de software. Si este fuera el caso, explicaría la rapidez con la que actuaron al resetear los sistemas y volver a mandarlo a pista sin perderse toda la sesión. Y es ahí donde surge la pregunta...¿la repentina aceleración del monoplaza de María podría haber sido causada por un problema en la centralita del monoplaza?. La cuestión a valorar es si en ese accidente se produjo por error humano o por cuestión técnica. Ahora bien, Marussia estrenaba aquí unos nuevos escapes con efecto Coanda, que seguramente para sacar el máximo de potencial, tuvieran que haber hecho algún tipo de cambio en la centralita del monoplaza para, sin incumplir la normativa que limita muy claramente como debe funcionar todo esto, adaptar el funcionamiento de todo el conjunto a esta nueva disposición. Por ello, y dado el secretismo con la que se ha llevado hasta ahora todo este tema del accidente de María, me deja con la mosca detrás de la oreja el que pasaran estos dos incidentes de manera tan repetida y con tan poca diferencia de tiempo.


Hubo una teoría recientemente publicada que decía que el coche se acelera rapidamente cuando las revoluciones bajan de cierta cantidad para impedir que el monoplaza se cale, y que era algo en lo que habitualmente fallaban los pilotos novatos. Pues bien, esa teoría fue rapidamente desmentida por los pilotos que decían que el software del monoplaza engrana en esos casos el punto muerto, siendo esta teoría por tanto rebatida. Yo, en la hipótesis que sugiero, no tengo dato alguno para darla por cierta, pero es cierto que es un poco extraño que estos problemas se hallan reproducido con tan poco tiempo de margen. Me imagino que algún día nos enteraremos del porqué de todo porque la verdad sale a la luz más tarde o más temprano, pero lo cierto es que que desde el mismo equipo ya seguramente lo saben tanto en cuanto la telemetría lo chiva todo y saben ya lo que produjo esa repentina aceleración. Un súbito desvanecimiento podría ser otra de las causas (tanto en cuanto podría ser que en ese caso el pie como acto reflejo apretara el acelerador)  pero tras hacer una vuelta a un aeródromo donde sólo chequeaban los sistemas y por tanto no se exprimía el monoplaza, sin curvas ni frenadas fuertes que sometieran a María a fuerzas G de consideración, parece algo totalmente fuera de lugar. Por ello, la teoría de la centralita tras lo visto hoy en Silverstone puede ser una opción a tener en cuenta. En fin, lo que está claro, en todo caso, es que error mecánico o humano mediante, ese camión y esa carpa nunca debían haber estado ahí sin la conveniente separación de seguridad. En los boxes de un gp existe al menos la limitación de una velocidad y una ausencia de elementos que como los camiones, supongan un riesgo mortal para un accidente. Veremos en que termina esto, pero el como se realizaron esas pruebas ha descubierto la oscuridad que en materia de seguridad existe en estos tests. Un aeropuerto de la segunda guerra mundial es para lo que es a no ser que tomes las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de todos los que asisten a la prueba. Marussia no lo hizo, y el resultado de un accidente a menos de 60km/h ha sido el que ha sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"