Buscar este blog

11 de julio de 2012

¿A DONDE NOS LLEVA ESTE MUNDIAL DE F1...? (Ferrari, McLaren y Red Bull luchando por un único ganador)



Esa es la pregunta que se hace mucha gente al ver el devenir de las carreras, y más teniendo en cuenta la reciente victoria de Webber en Silverstone y su renovación con Red bull. Y es una pregunta que tiene cada vez más sentido teniendo en cuenta que sólo Fernando y Webber han repetido victoria, y los grandes favoritos han desaprovechado ocasiones únicas para mantenerse más cerca del liderato. La más clamorosa, por supuesto, la que ha tenido McLaren para liderar el Mundial teniendo el mejor coche durante las primeras carreras de esta temporada que amenaza ya con llega al ecuador. Pero veamos un poco más...

Fernando lidera el Mundial con un Ferrari al que muchos habían sentenciado al comenzar la temporada y del que algunos ya advertimos que no estaba tan lejos como parecía (medio segundo por vuelta). Es un proyecto nuevo  que partía de una hoja en blanco y que necesitaba ser entenido para dar la posibilidad de luchar carrera a carrera por las victorias. Con ese proceso estando cada vez más cerca del éxito total, lo cierto es que no les ha sido necesario tener el coche más rápido para que la magia de Fernando pusiera ese extra que permitiese lograr dos victorias acompañas de algún que otro podium y de mucha consistencia. Por ello y por lo visto hasta ahora, parece el más firme candidato a conseguir el titulo toda vez que hasta la fecha ha sido el más constante.



Pero si Fernando es el más claro favorito lo es también por dos hechos que no se pueden obviar, y es que además de su habitual "algo más" (el que ha puesto a Ferrari en condiciones de luchar por el Mundial con un monoplaza inferior), el trabajo de sus rivales y la dispersión de los resultados han faclitado en cierta medida parte de este logro. El trabajo de sus rivales por cuanto ni Hamilton ni Button han estado a la altura del coche que han tenido en sus manos, el más rápido al comienzo del mundial, fallando en la consecución de victorias y resultados propios al que por potencial merecía ese McLaren. Tener el mejor coche de la parrilla les debería haber servido para abrir un hueco, una distancia, que nunca lograron crear cuando los demás tenían problemas. Pilotos como Maldonado y Rosberg (con sendas victorias) más la irrupción de los pilotos del equipo Lotus o del equipo Sauber (en algunas ocasiones) les ha restado una cantidad de puntos que ahora podrían haber sido cruciales. Si a ello añadimos situaciones en las que los percances y accidentes han sido la norma general, como en el caso de Hamilton, pues tendremos resultados alejados de los puntos que por "lógica" el monoplaza debería haber conseguido.

El otro punto ha sido posiblemente uno de los que ha contribuido a que esta temporada haya empezado de una de las maneras más brillantes posibles: la despersión de los resultados. En este sentido, uno de los más perjudicados puede haber sido Red Bull, que al tener a dos pilotos en el mismo o similar estado e gracia, ha repartido los puntos de sus coches entre sus dos pilotos. Ello, de alguna manera, contribuye al hecho de que sea el único equipo top que tiene que dividir su apuesta entre los dos pilotos que tiene, creando facilidades adicionales a sus rivales. Y es que no olvidemos que cuando una escudería apuesta por un único piloto (de mnanera natural o impuesta) este se puede llevar la mayoría de los puntos que esta consiga, concentrando la puntuación en su única alternativa. Por contra, con Red Bull repartiendo sus puntos, es posible que ninguno llegue a acumular la cantidad de puntos que pueda llegar a alcanzar Fernando, que no tiene que lidiar con victorias o podiums de su compañero. Los que caen del lado de Ferrari, son casi exclusividad suya. Y eso crea diferencia de puntuación en la suma total que sirve para delimitar el orden de la Clasificación del Campeonato.




Por ello, con estos dos hechos favoreciendo a Fernando, lo cierto es que sería natural que sus rivales se empezaran a preguntar como actuar de cara al resto del Campeonato. Red Bull tiene un problema pese a parecer contentos con la victoria de Webber. Nadie a estas alturas pensaba que su piloto mejor colocado sería el australiano y no el alemán. Esta situación, envidiable para muchos equipos teniendo en cuenta que sus dos pilotos están en lo más alto, es un problema si quieres ganar el Mundial porque sólo puede hacerlo uno. Webber está a 13 puntos de Fernando y Vettel a unos respetables 29, estando el resto de rivales aun más lejos (a 37 está Hamilton y a 46 Raikkonnen, estando ya Button a 79). Por ello, de alguna manera, en Red Bull saben que posiblemente sean la única alternativa al binomio Alonso-Ferrari, o por lo menos la más cercana. Si el Mundial siguiera por los mismos derroteros que hasta ahora (mucho adelantar, eso sí), en el equipo de la bebida energética se podrían ver forzados a tomas decisiones estratégicas dolorosas o muy difíciles de tomar. Su primer piloto está por debajo en la clasificación del mundial, y de tener un nuevo tropezón o de volver a quedar muy por detrás de su compañero en lo que a puntos se refiere, podría empezar a poner al equipo en una encrucijada difícil de asumir. En las próximas dos carreras pueden decidirse muchas cosas aunque no hayamos llegado todavía al ecuador del campeonato. Son dos carreras que el año pasado ganó McLaren y si bien en Woking deberían tenerlo más claro vista la diferencia de Hamilton con Button, en el caso de Red Bull puede compplicarse todo si se uncrementa la renta con Fernando, especialmente si es Vettel el que se aleja. El año pàsado Alonso fue 2º y 3º en Alemania y Hungria, así que no son circuitos que se le den nada mal, y más si tenemos en cuenta del coche del que disponía el año pasado, inferior al actual. Teniendo en cuenta el estado de forma de los pilotos de McLaren y de su escudería, las alarmas pueden surgir si Fernando gana en alguna de estas citas, pues en el mejor de los casos endosaría otros 7 puntos a su perseguidor. ¿Trabaharía Vettel para Webber?, dificil de asimilar. Estarían por lo tanto condenados a retomar prácticas ya olvidadas como las de elegir estrategias extrañas para el australiano o algunas más rebuscadas como la de esos clásicos errores de fiabilidad que sólo se centran en un solo coche. ¿Quien lo tiene más difícil por tanto?: McLaren al tener que recuperarse o Red Bull al tener que decidir entre sus pilotos. ¿Serán capaces Fernando y Ferrari de sacar provecho de esta situación?. En estas dos carreras saldremos de dudas. Si lo aprovechan, pueden abrir una brecha importante, si no, el Mundial seguirá con su máxima tensión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"