Buscar este blog

15 de junio de 2012

ANALISIS: POR QUÉ FALLÓ FERRARI...(Analisis de los tiempos y de la estrategia en Canadá)




Ferrari, o el hundimiento del Titanic...así se podría titular lo sucedido en el circuito de Canadá, el mismo que lleva por nombre el del fallecido Gilles Villeneuve. Quizás por ello, lo sucedido en Montreal tenía que tener un punto dramático, y de alguna manera ya parecía marcada la surte antes de llegar. Llegar a este circuito tan especial suponía una prueba de fuego para la escudería italiana, que tenía ganas de ver si las mejoras introducidas en Canadá, para saber si lo del Gp de España se podía tomar como una mejora real, toda vez que Mónaco es una pista demasiado especial como para sacar conclusiones. Y sí, lo cierto es que se pudo confirmar que Ferrari ya está ahí, que puede luchar de tú a tú las victorias como hace unas pocas carreras nos empeñábamos en proclamar a los cuatro vientos: sí, la remontada era posible para el F2012. Y en Montreal se pudo ver todo esto durante el fin de semana.


Eran varias las áreas donde el Ferrari tenía que pasar la prueba de fuego y en principio, con los datos que tenemos, hay que admitir que el coche ya está ahí. Su tiempo promedio durante la carrera del Domingo estuvo a poco más de 0,2 seg. del ganador de la carrera, Lewis Hamilton, a pesar de la debacle de tiempos protagonizados en la última parte de la carrera. Y eso es motivo de satisfacción y optimismo. Fernando hizo practicamente el mismo promedio de tiempos que Hamilton hasta que pararon al ingles (79.155 de Lewis por 79.204 de Fernando, la mitad de una décima de diferencia) y eso denotaba que en las 50 primeras vueltas ya se había revelado el gran trabajo que se ha realizado sobre el F112 desde que debutó en pretemporada para ponerlo a la altura de sus rivales. El coche comparte las mismas líneas maestras de por entonces, pero el rendimiento es muy superior. Nada de cambios revolucionarios en el morro ni en la forma en la que desciende, tan brusca, tan rectílinea. Y este coche ya disputa victorias, demostrando que la base era buena y lo único que necesitaban era pulirla. Ya lo avisamos, no se crea un monoplaza en 9 meses para luego tirarlo todo y hacer uno nuevo en menos de 1 mes mejor que el que te ha llevado 9 veces más de tiempo. Así que la pregunta de si el monolaza es mejor y puede luchar ahora por las victorias se respondió primero el sábado, con ese 3er lugar en parrilla, y con el rendimiento de las 50 primeras vueltas, al nivel del ganador de la prueba. Entonces, ¿por que se perdió en Montreal? Muy sencillo, por un error garrafal de estrategia, la asignatura por pulir de Ferrari.



Sí, la estrategia, esa gran área oscura para la Scuderia, que desde hace tiempo parece haber perdido el protagonismo que tenía en los tiempos en que Ross Brawn repartía el pastel por el equipo italiano. Siempre vamos a admitir que es más fácil ver la estrategia correcta de carrera cuando esta ha terminado que en el meollo de la batalla, y que por tanto es muy fácil cargar las tintas sobre Ferrari, pero lo cierto es que cuando decimos error garrafal es porque así fue, no porque cupiera la opción a que la estrategia fuera posiitiva. Y me explico, tal como hemos adelantado en las primeras páginas cuando hemos hablado de la estrategia de Vettel y Red Bull, lo cierto es que nada más parar Lewis en la vuelta 50, los tiempos del inglés mostraron rapidamente que sus registros eran entre 1 y 1,3 seg. más rápidos que los del F2012 de Fernando. Pero es más, esa información del piloto inglés no era la única de la que disponían, ya que Webber había parado 2 vueltas más tarde, y ahí estaban sus registros, para compararlos con los de Vettel, que todavía no había parado. El australiano era del orden de 1 seg. más rápido que el alemán, cuando no más. Estamos hablando de 11 vueltas (la que va desde la 53 hasta la 63) cantando información a los ordenadores de Ferrari, que sabían la diferencia entre unos y otros. Pero es más, si esa información no fuera suficiente, Felipe Massa paró en la 58, 8 vueltas más tarde que Lewis, y sus tiempos empezaron a cantar respecto a Fernando. El brasileño era más de 1,5 seg. más rápido que Fernando, que lejos de seguir la estrategia de Webber (para una vez que sí la tenían que copiar, la ignoraron) y de Felipe, se empeñaron en seguir esperando a ver lo que hacía Vettel, contra quienes peleaban el liderato del Campeonato. Y es ahí donde radica el pecado de Ferrari, no tanto en ir a por la victoria, como puede parecer a priori tras las declaraciones de Fernando, sino en no labrarse su propio destino. Como bien ha dicho Carlos G. Molina en su artículo sobre La Delgada Línea (disponible en la revista), en Ferrari confiaron más en las ruedas que en el mejor arma que tienen, que es Fernando. Se apoyaron en lo que historicamente no ha sido nunca su mejor elección, su mejor baza, los neumáticos, y dejaron el "as ganador" sin usar en la partida, Fernando. Por ello el error fue garrafal, porque apostando todo a las gomas que estaban usando, no vieron o no quisieron ver las diferencias que había entre haberlas cambiado y no haberlo hecho. Para hacernos una idea, Massa le sacó a Fernando en 11 vueltas la impresionante cantidad de 32,177 segundos, o por ejemplo, Webber le sacó 27,901 seg en 18 vueltas. ¿Tan ciegos estaban en Ferrari como para no poder hacer una mínima predicción de hasta donde iba a llegar cada uno con toda la iinformación a su disposición?.Hamilton le hizo un descosido de algo más de 26 seg. Confiaron en algo que no suele funcionar normalmente, y es que los problemas se resuelvan por si solos, sin hacer nada para cambiar la suerte.

Sí, estaba claro que con los datos de los cronos chillando en la pantalla de los ordenadores de Ferrari, lo único que justifica esa repetida manía de fallar clamorosamente con las estrategias es la inseguridad. Sí, inseguridad porque como viene explicado en otro artículo, maximizaron la posibilidad de pérdida en esta ocasión, creyendo y confiando en que el tiempo, el paso de las vueltas, revirtiera la situación, sin hacer nada, por temor a empeorar la situación...mientras que en Mónaco hicieron justo lo contrario, que fue acortar la posibilidad de ganancia, haciendo entrar a Fernando cuando estaba marcando sus mejores registros, pensando en que si le dejaban en pista empeorarían y perderían su opción de "oro". Es una cuestión de creer en ti mismo, en que las acciones que vas a tomar son las correctas, pensando que tus estrategias, las creadas por ti mismo, funcionan, sin tener que mirar lo que primero hacen el resto. Como vemos no es cuestión de tener suerte en una carrera o no, es una cuestión de revisar su filosofía y crear su suerte por si mismos, creando sus propias estrategias sin estar mirando siempre al contrario. En este caso salió mal, pero es que en las anteriores veces que han seguido este ejemplo les ha pasado lo mismo, tanto en Mónaco como en Abu Dhabi 2010. Es una cuestión mezcla de procedimientos e inseguridad. Me resulta particularmente difícil de entender como manejando la misma información en una escuderia y en otra, no llegaron en Maranello a la misma conclusión que Red Bull pero unas vueltas antes. Webber y Massa se lo estuvieron chivando durante un buen rato.


Otra cosa que hay que tener en cuenta de la información de los tiempos que tenemos es como otros equipos siguiendo la misma estrategia que Fernando, como Sauber y Lotus Renault, no sólo hicieron funcionar la misma estrategia que Fernando y Ferrari, sino que les pasaron como aviones. La respuesta para esto podría estar en la disposición de los escapes y la forma de enviar el aire caliente hacia la zona de atrás. Sí, los equipos de los que hablamos se destacan por tratar las gomas de manera mucho más efectiva durante la carrera que durante la calificación, y es que ese aire caliente se usa también para calentar las ruedas, y si bien las soluciones de Ferrari, Red Bull y McLaren pueder ser particularmente buenas para el equilibrio entre Calificación y carrera, llegados el momento de disputar la carrera en sí, el calentar menos las ruedas con estos gases provenientes de los escapes puede servir para lograr un mejor rendimiento durante 70 vueltas. No deja de ser un compromiso entre una solución que no maximiza el uso de las gomas en la jornada del sábado a cambio de tener un mejor rendimiento y duración de las mismas en la carrera. En cambio, la solución de los equipos grandes tiene que tener en cuenta luchar por la pole todas las carreras, por lo que el compromiso a alcanzar es un poco más crítico, porque los objetivos de ellos son otros. Necesitan luchar por la pole y que aguanten los neumáticos, así que posiblemente arriesguen un poco más con el calentamiento de sus gomas, provocando una mayor degradación durante la carrera. Es decir, y hablando en cristiano, los neumáticos se gastan antes durante la carrera. Quizás por ello la idea de copiar estrategias no tiene por qué ser siempre la mejor solución, y más cuando historicamente (al menos durante los últimos años) no has ganado Campeonatos con el mero uso del copiado al que parecen destinados todos los años. Han innovado con el coche, y la jugada, tras un periodo de ajuste, les está empezando a salir bien. No estaría de más que con las estrategias empezaran a hacer lo mismo. Los tiempos esta vez han sido tan tercos que el error ha sido más claro, más público, más notorio por cuanto todo el mundo que ha accedido a ellos ha podido llegar a la misma conclusión, inlcuido Gary Anderson, que no sin razón comentaba que dos vueltas después de haber parado Hamilton, este era del orden de 1 seg. (en realidad algo más al final) más rápido que Fernando y faltaban 18 vueltas, estando a 14 seg. del español. No hace falta de ordenadores para echar cálculos, y más sabiendo que las ruedas de Fernando nunca podrían ir a mejor con el paso de las vueltas, todo lo contrario, iba a llegar a un punto donde los tiempos iban a bajar de repente mucho más, porque así están diseñadas las ruedas en Pirelli.


En definitiva, y quedando claro el error, lo positivo es que hay coche para luchar por ganar, que Fernando sigue siendo el mismo valor que permite luchar las victorias sabiendo que tienes ahí un arma superior a la que tienen el resto, y que reconodido el error, lo importante es aprender de él. Ferrari tiene que empezar a tomar decisiones para mejorar este aspecto, así como han mejorado el tema del tiempo de las paradas en boxes y el monoplaza en sí. Valencia espera, no es un circuito donde historicamente Fernando haya tenido mucha suerte, pero hay que generarla por si mismos para que no volvamos a rezar cada vez que un piloto de Red Bull entre en boxes (ante el temor de que Ferrari se limita a copiar el movimiento sin pensar antes que es lo mejor para ellos). El Campeonato es muy largo y tras Valencia llega Silverstone, donde el año pasado Fernando ganó. Lo mejor que podría pasar es que Button ganara de nuevo si no lo tiene que hacer Alonso, pero lo mejor, lo mejor de todo es que ganen pensando en lo que tienen que hacer ellos mismos para no depender de los demás.Eso, si se logra en Valencia, ya sería un paso adelante importante de cara a ganar el campeonato. Confiemos en que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"