Buscar este blog

7 de mayo de 2012

FERNANDO ALONSO: "SOY HIJO, HERMANO Y AMIGO, COMO CUALQUIERA DE VOSOTROS"

No hace mucho escribí un artículo sobre lo positivo que era la nueva aproximación de Fernando Alonso a sus aficionados y los de la F1 en general con su nueva incursión en las redes sociales. Pero lo que quizás nadie esperaba era que Fernando se sometiera a las preguntas de los aficionados con la frecuencia que lo está haciendo, convirtiendo la costumbre en entrevistas personales que por lo extensas y profundas que pueden llegar a ser, dejan en segundo plano la profesión de periodista. Y es que no nos olvidemos, la F1 pertenece a Internet y sus usuarios más que cualquier otro deporte. El talento, la habilidad y la “cara dura” para preguntar está mucho más extendido de lo que podría parecer. Sí,  hace ya tiempo que dejó de ser una habilidad propia exclusivamente de sociólogos y periodistas.


Así que esta nueva situación desafia las normas conocidas hasta ahora en la manera de relacionarse entre los aficionados y los pilotos…incluso iría más lejos extendiéndolo a los deportistas en general, porque no olvidemos que el atrevimiento de hacer algo así es máximo, porque el aficionado no entiende de normas sobre lo que puede o no puede preguntar. De ahí que la valentía sea mayor que la de aquel que se somete a una entrevista convencional o una rueda de prensa oficial. Pero quizás lo más importante de todo esto, y por lo que Fernando pueda estar creando escuela, es que de un plumazo se carga la barrera imaginaria que solemos poner entre la persona y el personaje. Aquel en el que el mismo Fernando no se reconoce cuando mira los titulares de los periódicos. Porque en estos casos no hay que olvidar que antes de ser piloto de F1, es una persona normal de 29 años, y que seguramente se vea asimismo como cualquier otra persona que camina un día normal por la acera de cualquier ciudad o pueblo de España. La distancia, la mitificación, la barrera psicológica que de que son inalcanzables la ponemos más los aficionados que ellos mismos. Es algo que se nota rápidamente cuando uno se pasea por el paddock y los ve con sus pantalones vaqueros y la camiseta de su equipo. En esos momentos la distancia de lo inalcanzable se derrumba de golpe y parte de esa magia que conlleva considerarlos inaccesibles desaparece de un plumazo. Fernando en todo caso ha hecho que no sea necesario tener pase de presa para darse cuenta de esto. Ahora la gente ya lo sabe: además de piloto, es una persona…y tan normal como cualquiera. Hasta odia planchar camisas…


Por todo ello me gusta especialmente esta iniciativa, no porque permita conocer aspectos personales de los pilotos, sino porque los acerca a los aficionados de una manera no vista hasta ahora. Y la iniciativa la toma la persona que mas lejana se presuponía respecto al aficionado, lo que no deja de ser una doble lección. Sí, hay más pilotos con cuenta de Twitter, y desde hace más tiempo que Fernando, pero no todos la han usado para algo más que para convertirla en una herramienta de una sola dirección: del piloto al aficionado, como si sólo fuera un altavoz más con el que expresarse. El gran error de mucha gente quizás, que sólo la utiliza como una herramienta para dar publicidad a sus pensamientos sin pensar en lo que verdaderamente es el gran poder de las redes sociales: poder interactuar. Alonso, para haber llegado el último, parece haber adelantado a todos por la derecha. La novedad no es indagar sobre Fernando…la novedad ha sido descubrir al público en general la persona real que hay detrás del personaje, del que él mismo se siente tan lejano en ocasiones. Como dice en la entrevista: “cuando me quito el mono soy hijo, hermano y amigo, como cualquiera de vosotros”

Link:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"