Buscar este blog

4 de abril de 2012

FERNANDO ALONSO: EL PERSONAJE Y LA PERSONA...


Fernando ha aterrizado en las redes sociales de una manera abrumadora, instalándose en Facebook, y Twitter de una manera un tanto peculiar. Y digo peciliar porque el aterrizaje ha sido tan demoledor, tan arrasador...como cualquier de sus salidas a cuchillo en los inicios de cualquier gp que se vea ultimamente. Lo de Fernando está claro que estaba destinado a batir records cuando aterrizara en las redes sociales, porque a pesar de lo que pueda parecer por las minorias ruidosas, es un claro ejemplo de personaje público querido. Al contrario que esa imagen hosca y tensa que nos pretenden vender los medios (muchas veces por unos intereses oscuros que no salen a la luz con la misma facilidad), Fernando no deja de ser un chico de 29 años, metido en una burbuja que le proteje ante la fama que le rodea, que siempre intenta traspasar los límites de lo privado.

pic.twitter.com/YPYpGEZf

 
Sí, resulta particularmente sorpendente ver como escribe como una persona normal, con sus hobbies, con sus aficiones y preferencias y fuera de esa distancia que parece que siempre existe entre el personaje famoso y el aficionado. Mi experiencia propia en este sentido es limitada, pero he de confesar que la distancia muchas veces se reduce a practicamente cero cuando los ves de cerca, les preguntas, y te responden como una persona tan normal como cualquier otra que pasara por la calle. Como anécdota querría destacar momentos como cuando entrevisté a Javi Villa, en la que el también piloto asturiano tuvo que hacer la entrevista al tiempo que se zampaba un bocadillo a la hora de la comida, en los boxes del Jarama, a toda prisa. Sí, definitivamente lo hacía tan humano como al resto de los mortales. Efectivamente, la distancia con el personaje famoso es parte de la magia que da saberle inaccesible, lejano, como una meta inalcanzable que desear, y es por ello que parte de esa distancia es también creada por el propio aficionado, que de alguna manera, tiende a mitificarlo. Por todo esto sorprende especialmente el caso de Fernando, al que los que no estamos dentro de su círculo cercano nos nostraban como alguien seco, borde y e inaccesible. Esa persona no es la que vi yo en Jerez de la Frontera, cuando entre sus mecánicos, ingenieros y compañeros de Ferrari se mostraba especialmente simpático, alegre y jovial. Puede que sólo fueran unos minutos, pero suficientes para sacar una fotocopia rápida de esa persona que nos intentan vender de manera muy extrema: o sigues a Antonio Lobato que le libra de cualquier mácula que muestre el mínimo defecto, o sigues a los que ven en el mínimo defecto lo que justifica su crítica del asturiano. Y no parece el prisma para valorar a ninguna persona el tener que elegir entre esos dos extremos.

Así que lo que puedo decir que vi durante unos instantes en Jerez es una persona a la que su equipo adora más allá de lo profesional. La complicidad que yo vi me cuesta imaginarla con alguien que fuera borde, distante y arisco. La complicidad con fernando viene de tener un carécter necesariamente cordial y afable con los suyos. Cosa muy distinta es que esa parte de su persona sea de dominio público. Por poner un ejemplo, Felipe también forma parte del grupo, pero en ningún momento pareció ni por asomo tener esa misma clase de complicidad con su equipo. Estaremos de acuerdo en que son percepciones muy opinables, pero a veces con unos breves instantes te haces una fotocopia perfectamente válida para saber si hay química entre una persona y un grupo, y si está justificada o no.


Por eso creo que la manera en que se ha acercado Fernando a sus aficionados a través de las redes sociales me parece especialmente válida. Ha tardado, sí, pero ha merecido la pena. Por momentos parece responder el vecino de al lado intentando mostrarte las fotos de su último viaje. Tan cercano y llano en sus comentarios que ha desarmado a más de un "anti" (que es como queda "cool" hablar de los que están en contra de su figura). No había visto hasta el momento una manera tan directa de relacionarse con sus aficionados como la de participar en una encuesta multitudinaria en la que cualquiera participaba con la pregunta que quisiera y él las respondia con una sencillez y cercanía realmente increible. Y se permite hasta puntos graciosos en las respuestas. Pedro hace poco probó también eso de comunicarse de manera más directa con sus fans a través de un encuentro con ellos. Pero de Pedro, de una manera u otra, ya se sabía lo cordial y cercano que puede llegar a ser, pues la labor de presentador que ejercía hasta hace poco le ha ayudado mucho en este sentido. De Fernando resulta sorpendente desde el punto de vista del aficionado, pero no debería tardar mucho en verse con normalidad. En Jerez no hubo ni un sólo piloto que no fuera cordial a cualquier requerimiento que se le hiciera. Sí, ante todo son personas con dos brazos, dos piernas, dos ojos, una boca, una nariz...lo típico que define a un ser humano, vamos. Así que no es tan extraño a fin de cuentas verles comportarse como tales. Pilotos sí, pero personas primero. Y por unos momentos Fernando ha decidido que la gente recuerde que debajo del casco no hay "alien" alguno que deba intimidar a nadie. Buena idea que seguro que le da buenos resultados. Sea o no un lavado de imagen, lo cierto es que hará mucho favor no sólo a su causa, sino a la de la F1 y al deporte en general. Siempre servirá para recordar que detrás del personaje seimpre hay una persona como tú y como yo...

...aunque haga magia con el coche y su cuenta bancaria a final de mes esté más saneada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que necesita Movistar para tener éxito con la F1?

Encuesta - Futuro "Pedro de la Rosa"